2 de diciembre de 2016 7:00 pm

Imagen de la Virgen de Guadalupe “visitó” cárcel de mujeres en Estados Unidos

Redacción ACI Prensa

Una imagen de la Virgen de Guadalupe “visitó” una cárcel de mujeres en Lynwood, California (Estados Unidos) llamada Century Regional Women Detention Facility el pasado 27 de noviembre para llevar a las presas un mensaje de amor y perdón.

Gonzalo De Vivero, director de la Oficina de Justicia Restaurativa de la Arquidiócesis de Los Ángeles, y el Caballero de Colón Mark Padilla, acompañados por algunos diputados y voluntarios de la arquidiócesis, llevaron por las celdas un cuadro con la réplica de la imagen de la Guadalupana, un regalo hecho hace una década a la arquidiócesis por parte de la basílica mexicana.

Con este gesto buscaron llevar a las presas el mensaje de la Virgen de amor y perdón, y mostrarles que ellas también son importantes para la Iglesia. “Estamos aquí para ustedes”, les dijo De Vivero.

Evelia Ortiz, miembro de la Capellanía Católica, comentó que en la prisión hay “mucho dolor, miedo y ansiedad, especialmente en aquellas que están lejos de sus hijos”. Ortiz inició su trabajo como voluntaria y actualmente es muy querida por las presas, a las que atiende sin juzgar.

“Ellas necesitan nuestro apoyo, una oportunidad para encontrar su propio camino. Algunas me dicen que nuestras visitas son las únicas que reciben”, indicó Ortiz.

Conforme la imagen se detenía en cada celda, les iban contando la historia del encuentro entre la Virgen de Guadalupe con San Juan Diego en el monte del Tepeyac. Después les dejaban la imagen un momento para que la veneren en silencio y así “sentir su amor incondicional y volverse a su Madre Celestial”. Luego rezaban un Avemaría.

“Piensen en lo increíble que es tener una Madre en Cielo que nos escucha y le presenta sus oraciones a su Hijo Jesucristo. Pídanle a ella que interceda por ustedes”, manifestó De Vivero.

Algunas de las mujeres miraron con curiosidad tras los barrotes, otras permanecieron en silencio y unas se conmovieron y lloraron con la historia de la aparición de la Virgen, del milagro de las rosas y su pedido para que le construyeran una iglesia en el Tepeyac.

El Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gómez, pidió a De Vivero que les dijera a las presas que ora por ellas diariamente y que rezaran por él. “Rezamos por cada uno para que podamos salir adelante juntos”, expresó el director de la Oficina de Justicia Restaurativa de la arquidiócesis.

Cuando se llevaron la imagen, algunas presas aplaudieron y otras hicieron un gesto de despedida con la mano.

Una de las mujeres que participó en esta “visita” fue Rosa María, quien lleva presa hace dos años y está esperando su sentencia judicial. Luego de su arresto se deprimió pero las voluntarias de la arquidiócesis la ayudaron a recuperarse.

La mujer de 29 años dijo a Angelus News que la imagen de la Virgen de Guadalupe le trajo esperanza como católica y que tiene “una conexión especial con la Virgen”, porque “ella es madre como yo”.

Rosa María tiene tres hijos. El menor tiene 2 años y el mayor 12 y todos están bajo el cuidado de unos parientes. La visitan cada dos semanas. Actualmente está terminando sus estudios de secundaria.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar:

Etiquetas: Estados Unidos, Virgen de Guadalupe, presos, Los Ángeles, Mujeres, cárcel, Arquidiócesis de Los Ángeles, presas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios