15 de junio de 2019 10:59 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 25 de junio de 2019 3:23 pm

Imagen de Cristo regresó a renovado santuario a doce años de terremoto

POR CARLA MARQUINA | ACI Prensa

El Señor de Luren ingresa a su santuario en Ica, en Perú. Crédito: Carla Marquina (ACI)
El Señor de Luren ingresa a su santuario en Ica, en Perú. Crédito: Carla Marquina (ACI)

Acompañado por miles de fieles, este 14 de junio la imagen del Señor de Luren regresó a su santuario, reconstruido casi doce años después de quedar seriamente dañado por el terremoto que golpeó la ciudad de Ica (Perú) el 15 de agosto de 2007.

La multitudinaria procesión comenzó luego de la Misa que el Obispo de Ica, Mons. Héctor Vera Colona, celebró a la 1:00 p.m. en la capilla que durante estos años acogió la imagen de Cristo y que fue acondicionada para recibir a los miles de devotos.

En su homilía, Mons. Vera compartió con los fieles que “es incontenible el gozo, la preciosidad del Santuario del Señor de Luren”. “Nuestra vida cristiana, bajo un trasfondo de religiosidad popular, está expresada en la devoción al Señor de Luren”, añadió.

El Prelado recordó el tiempo transcurrido desde el terremoto de 2007 que dejó seriamente afectada la iglesia original e indicó que al tener el santuario renovado “valió la pena esperar. Ha sido un camino intenso”.

“Sentimos un gozo inmenso cuando a través del Señor de Luren podemos ver a un Dios uno y trino”, expresó. En ese sentido, invitó a que la capilla donde permaneció por estos años la imagen, “sea un lugar de recogimiento, de oración”.

Mons. Vera también reflexionó sobre la labor misionera del cristiano. “Qué bonito es sentirse enviado, sentirse apóstol, y nuestro apostolado viene desde Cristo. Nosotros también tenemos una misión, tenemos que evangelizar y enseñar. Tenemos que asumir esa misión apostólica a través del testimonio”, afirmó.

“Para los católicos la verdad plena es la santidad”, señaló el Obispo, y aseguró a los fieles, incluidos muchos que llegaron de otras partes del Perú, que “ya estamos haciendo historia, la que hace historia es nuestra fe. Los creyentes tenemos un estilo de vida, sepamos descubrir la preocupación por el otro”.

En su homilía el Prelado también alentó a los fieles a ir “con confianza al trono de María, para que nos alcance la misericordia de su Hijo”.

Los fieles iqueños se prepararon desde tempranas horas para acompañar la imagen de Cristo, decorando las calles con globos, grandes arcos y coloridas alfombras de flores, como muestra de su agradecimiento y devoción.

Durante la procesión los fieles realizaban largas colas para cargar a Nuestro Señor de Luren, que hizo su ingreso al santuario, cuyas obras de renovación culminaron el 31 de marzo, acompañado de la imagen de la Virgen del Carmen.

El ingreso fue al promediar las 6:41 p.m., en conmemoración de la hora en la que ocurrió el terremoto de 2007.

El terremoto de 2007

El 15 de agosto de 2007 un terremoto de 7.9 grados en la escala de Richter afectó cinco regiones del Perú y también se sintió en Ecuador y Colombia.

Ese día eran las 6:41 p.m. cuando, después de celebrarse la Misa en el santuario, el fuerte movimiento hizo que la torre principal de 40 metros de altura se partiera y cayera sobre la nave central.

Los grandes daños que sufrió la estructura hizo que el Ministerio de Cultura (Instituto Nacional de Cultura en aquellos años), le retirara el grado monumento histórico, es decir, que no sería considerado parte del Patrimonio Cultural de la Nación.

En el templo no hubo víctimas que lamentar gracias a que casi todos los fieles ya se habían retirado de la iglesia. Sin embargo, el Instituto Nacional de Defensa Civil indicó que el terremoto dejó a nivel nacional 596 fallecidos y más de 400 mil damnificados, además de numerosos daños materiales. Ha sido considerado uno de los sismos más fuertes ocurridos en Perú.

A pesar de que la iglesia quedó seriamente dañada, el sismo no afectó la zona donde estaba la imagen de Nuestro Señor de Luren, la cual fue trasladada a un salón parroquial que con el tiempo se convirtió en una capilla con capacidad para 1.200 personas.

Así, tras años de espera, la reconstrucción del Santuario del Señor de Luren comenzó en octubre de 2017 a cargo la constructora peruana Cosapi e IVC Contratistas Generales, que integraron el Consorcio Señor de Luren. El templo fue levantado de acuerdo al diseño original con el que fue construido entre 1917 y 1945.

Culminadas las obras el 31 de marzo, la imagen de Cristo retornó a su casa este 14 de junio en un emotivo y multitudinario recorrido procesional, cuyo traslado inició con una Misa a la 1:00 p. m. en la capilla donde estuvo más de una década, hasta llegar al renovado santuario, el cual será consagrado mañana sábado con una Eucaristía.

El Patrón de Ica, como es conocido el Señor de Luren, es la segunda procesión más grande que existe en el Perú después de la devoción al Señor de los Milagros. Las celebraciones por la consagración del renovado santuario coincidirán con el 456° aniversario de la ciudad de Ica, en la costa sur del Perú.

Este sábado 15 de junio se celebrará la ceremonia de consagración y bendición del altar del Santuario del Señor de Luren a las 4.30 p.m. Esta será presidida por el Arzobispo Emérito de la Arquidiócesis de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, y concelebrada por los obispos del Perú, otros dignatarios eclesiásticos y los padres carmelitas descalzos.

Etiquetas: Perú, Terremoto, Santuario, procesión, devoción, Señor de Luren

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios