9 de noviembre de 2013 - 5:03 PM

Ignacio Arsuaga: Batalla por la vida y la familia se trata de defender y comunicar la verdad

Redacción ACI Prensa

Ignacio Arsuaga durante su participación en el VI Congreso Internacional Provida Ecuador 2013. Foto: ACI Prensa
Ignacio Arsuaga durante su participación en el VI Congreso Internacional Provida Ecuador 2013. Foto: ACI Prensa

El presidente de la plataforma española HazteOír, Ignacio Arsuaga, que participa en estos días en el VI Congreso Internacional Provida Ecuador 2013, que se realiza del 8 al 10 de noviembre en Guayaquil, aseguró que el fin de la “batalla” pro vida y pro familia “es defender y comunicar la verdad”.

En declaraciones a ACI Prensa, Ignacio Arsuaga señaló que se debe luchar “porque hay un grupo de personas, organizaciones, tanto públicas como privadas, que están trabajando muy duro para imponer el aborto, el matrimonio homosexual, el adoctrinamiento de los niños”.

Arsuaga indicó que si bien “es un combate incruento, no hay armas”, los promotores de la cultura de la muerte utilizan “una violencia puramente intelectual, puramente verbal. Tratan de acabar con nosotros mediante la descalificación, la burla.

El presidente de HazteOír indicó que él se define “como un soldado pro vida, pro familia.Al final es lo que estoy haciendo, activismo pero luchando”.
“La vida es combate”, subrayó.

Arsuaga indicó que “a quienes nos atrevemos a dar esta batalla y a negar y denunciar los dogmas de lo políticamente correcto, automáticamente somos tachados de ‘fachos’, de retrógrados, de ultracatólicos, de ultraderecha”.

“A lo largo de los años hemos ido haciendo una costra, una especie de caparazón, y hay cosas que cada vez afectan menos”, señaló, asegurando que “hemos tomado conciencia de que los enemigos de la vida y la familia utilizan armas ilegítimas, inmorales, la descalificación personal, y la manipulación y la mentira”.

Al reflexionar sobre la situación actual de la vida y la familia en España, el presidente de HazteOír indicó que en este momento en ese país “tenemos un conjunto de leyes que fueron aprobadas por nuestro presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, que finalmente fue derrotado electoralmente en el año 2011”, quien “tenía un proyecto de valores, un proyecto cultural de transformación de la sociedad, ingeniería social”.

Este proyecto fue llevado a cabo por Rodríguez Zapatero “por muchas vías, y una de esas vías fue la aprobación de leyes contrarias a la vida, a la familia y a la libertad”.

Entre estas leyes, señaló, figuran “la ley que equipara matrimonio y uniones homosexuales, la ley de divorcio exprés, la ley del aborto, que establece el aborto como el derecho a matar a un ser humano inocente”.

Se ha llegado al punto de permitir a una joven de 16 años abortar, “sin necesidad de que sus padres se enteren”.

Arsuaga apuntó que en el campo de la educación, el ex presidente socialista “impuso una asignatura, Educación para la Ciudadanía, en la que se adoctrina los niños en ideología de género, en relativismo, en positivismo jurídico, una asignatura muy ideológico, ya demás obligatoria, para colegios públicos y para colegios privados”.

“Todo eso al día de hoy sigue vigente en España”, lamentó, a pesar de la victoria electoral del Partido Popular (PP) en 2011, que tenía “un compromiso en su programa electoral de derogar la ley del aborto y derogar la ley de educación”.

Sin embargo, el líder pro vida y pro familia reconoció que “Zapatero logró algo muy importante, que es movilizar a millones de ciudadanos españoles que estaban dormidos, que decían que estaban en contra del aborto, en contra del matrimonio homosexual, pero que no hacían nada”.

“Zapatero consiguió esa movilización, consiguió que muchos ciudadanos saliéramos a la calle, firmáramos manifiestos, habláramos con nuestros vecinos, nuestros amigos, sobre todas estas cuestiones, precisamente porque nos pareció que su proyecto ideológico era un proyecto muy peligroso y además que daba pasos muy grandes a favor de la cultura de la muerte”.

Arsuaga recordó que “hubo una gran movilización”, la que “obligó al Partido Popular a meter en su programa estas cuestiones”.

El presidente de HazteOír lamentó que el PP “es un partido de centroderecha pero que tiene mucho miedo de entrar a la guerra cultural”, sin embargo, la movilización ciudadana ha sido tan fuerte que es actualmente “un proceso irreversible, a partir de ahora los políticos tienen que escuchar a los ciudadanos”.

Arsuaga denunció que las leyes contra la vida y la familia aprobadas durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero han afectado “muy negativamente” a la sociedad española.

“La ley tiene también un efecto pedagógico, y por ejemplo la ley del divorcio exprés y del matrimonio homosexual hizo que se multiplicara el número de separaciones y de rupturas matrimoniales en España. La ley del aborto hizo que aumentara el número de abortos, desde el momento que entró en vigor”.

Ignacio Arsuaga recordó que al momento de entrar en vigor la llamada Ley Aído, la nueva ley del aborto aprobada por el gobierno socialista en 2011, se produjeron “más de 120 mil abortos, más de 327 abortos cada día”.

“Eso es una verdadera tragedia frente a la cual nadie puede permanecer indiferente”, aseguró.

Recordó además que “España es uno de los países con una tasa de natalidad más baja. Estamos en el 1,2, de cada mujer nace 1,2 niños, y eso quiere decir que si la tasa de reposición de población es de 2,1, dentro de 15, 20, 30 años, en España va a haber muchísimos más ancianos y muchísimas menos personas trabajando, y eso es un problema para el sistema de seguridad social”.

La falta de acción de los políticos españoles ante esta realidad, dijo, responde a que tienen “una visión cortoplacista”.

El presidente de HazteOír advirtió además que sumándose a la cultura de la muerte existe actualmente “una especie de adoración de la naturaleza, del reino animal, del reino vegetal”, con una corriente ideológica detrás.

“Hay especie de panteísmo, una especia de religión, donde el nuevo dios es la naturaleza, y el enemigo de ese nuevo dios de la naturaleza es el hombre y por lo tanto todo lo que se pueda hacer para reducir la población, incluido el aborto, es algo positivo para la diosa tierra”.

Recordando su exposición en el Congreso Provida de Ecuador del 8 de noviembre, en el que se refirió al nefasto papel que juegan diversos organismos internacionales para promover la cultura de la muerte, Arsuaga recomendó a quienes busquen defender la vida y la familia “informarse, conocer”.

“Ha habido gente que han escrito y que han estado en este congreso, que se han tomado el tiempo de leer los informes anuales de la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller, de la fundación Bill y Melinda Gates”, que son algunos de los principales promotores económicos de la cultura de la muerte.

Una vez informado, indicó, “lo siguiente es comunicarlo, abrir los ojos y explicar a nuestros conciudadanos y a los pro-vida lo que hay detrás de toda esta imposición mundial del aborto y de la cultura de la muerte, porque efectivamente hay intereses económicos y hay concesiones ideológicas muy desfasadas, por ejemplo toda la corriente del neomaltusianismo, los que dicen que hay demasiada gente en la Tierra y hay que reducir ese número”.

El presidente de HazteOír explicó que el papel de esta organización es participar “en política pero desde la sociedad civil, estamos tratando de influir en las personas que toman las decisiones en el ámbito público, en el ámbito de las leyes, en el ámbito de las decisiones políticas, esa es nuestra vocación”.

“HazteOír nunca se va a transformar en un partido político que se presenta a unas elecciones”, advirtió, indicando que lo que buscan es “influir, pero no queremos ser los protagonistas”.

“HazteOír es un movimiento transversal, donde hay gente con distintas concepciones ideológicas que vota a distintos partidos y queremos seguir siendo eso”, dijo.

Sin embargo, reconoció que “nos gustaría que hubiera una opción política que defendiera la vida, que tuviera posibilidades, fuera el Partido Popular o fuera otra diferente, pero eso en España ahora mismo eso no ocurre, no tenemos realmente alternativas con capacidad de conseguir una representación parlamentaria”.

“Entonces lo que hace mucha gente en España es votar al mal menor que sería el partido de centroderecha, el Partido Popular. Nosotros estamos tratando de que haya una posibilidad de un bien mayor, sea dentro del Partido Popular o sea fuera, pero lo estamos haciendo desde el trabajo en la opinión pública, en la sociedad, en la movilización, esa es nuestra misión y ahí vamos a seguir”, concluyó.

Etiquetas: Aborto, España, Ecuador, No al Aborto, Defensa de la vida, Aborto cero, Congreso Provida Ecuador

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios