8 de junio de 2020 - 4:33 PM

Iglesias en Inglaterra reabren luego de 80 días de cierre por coronavirus

Redacción ACI Prensa

Iglesia Immaculate Conception en Londres. Créditos: David Iliff (CC BY-SA 3.0)
Iglesia Immaculate Conception en Londres. Créditos: David Iliff (CC BY-SA 3.0)

Desde el 15 de junio, las iglesias en Inglaterra podrán reabrir sus puertas para la oración personal, luego de más de 80 días de verse obligadas a cerrar debido a la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, las Misas públicas permanecerán suspendidas hasta que el Gobierno registre un riesgo mínimo de propagación del coronavirus, que ha cobrado más de 40 mil vidas en el Reino Unido hasta el 8 de junio.

En una declaración el 7 de junio, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, Cardenal Vincent Nichols, agradeció al primer ministro, Boris Johnson, y otros funcionarios por permitir que la Iglesia dé el primer paso hacia la reanudación de las Misas públicas.

El Purpurado señaló que este primer paso es necesario para la reapertura total de las iglesias y agregó que será “bien recibido por muchos, que han esperado con gran paciencia desde el 23 de marzo”.

“Agradezco a todos por esa paciencia. Es importante que se tomen todas las precauciones para garantizar que las normas dadas para esta apertura limitada se cumplan por completo, sobre todo por quienes ingresan a nuestras iglesias”, señaló.

El Cardenal Nichols indicó que las iglesias se irán abriendo de acuerdo a las disposiciones locales. Sin embargo, “es una gran bendición, para las personas y para el beneficio de todos en la sociedad, que las puertas de la Iglesia estén nuevamente abiertas para todos los que anhelan orar por la paz y la gracia que necesitamos hoy”.

“Este primer paso nos permite aprender y prepararnos para un uso completo de nuestras iglesias, para la celebración de la Misa y otros sacramentos. Esperamos ese momento con profundo anhelo, pero con paciente comprensión de que la protección de la salud de nuestra sociedad, especialmente de los más vulnerables”, es una prioridad, añadió.

Esta disposición se tomó entre los funcionarios del Gobierno y los líderes religiosos a través de Places of Worship Taskforce (Grupo de Trabajo de Lugares de Culto), dirigido por el secretario de Comunidades, Robert Jenrick, y el ministro de Fe, Stephen Greenhalgh.

En una declaración el 7 de junio, el Ministerio de Vivienda, Comunidades y Gobierno Local indicó que “esta medida reconoce los beneficios a la salud espiritual y mental” que representa el poder rezar en los lugares de culto.

“En breve se publicará una nueva guía para garantizar que la reapertura limitada de los lugares de culto se pueda realizar de manera segura y de acuerdo con las pautas de distanciamiento social”.

Además, el Ministerio indicó que en esta nueva guía se recomendará la limpieza de los espacios compartidos, la desinfección de las manos a la entrada y salida de los templos, y se prohibirá el uso compartido de objetos, como esteras o textos religiosos.

“El Gobierno continuará colaborando con el Grupo de trabajo para la reapertura total de los lugares de culto tan pronto como lo permita el asesoramiento científico”, dijo.

El Obispo de Shrewsbury, Mons. Mark Davies, se unió al Cardenal Nichols en el agradecimiento a la decisión del Gobierno.

En una declaración del 8 de junio, Mons. Davies indicó que está “encantado de que el Gobierno haya reconocido cómo prioridad la oración y la adoración”, que son fundamentales “para el bien común y para la reconstrucción de la sociedad” después de la cuarentena.

“Cada iglesia se erige como una invitación a orar y fue uno de los aspectos más dolorosos de la cuarentena nacional, ver las puertas de las iglesias cerradas y bloqueadas, mientras la gente buscaba lugares de oración y la presencia de Cristo en el Santísimo Sacramento”, señaló.

“La apertura de la iglesia para la oración privada será un primer paso hacia la celebración pública de la Misa y los sacramentos”, agregó.

A lo largo de la crisis del coronavirus, el Gobierno ha permitido a las iglesias organizar funerales, en condiciones estrictas, y transmitir liturgias en vivo, pero no realizar bautizos o bodas.

El Cardenal Nichols ha presionado al Gobierno con una serie de declaraciones públicas, para que establezca una fecha para la reapertura de las iglesias.

En una entrevista radial del 14 de mayo, pidió “un poco más de sensibilidad de parte del Gobierno” por las necesidades de los católicos. En su homilía del domingo de Pentecostés, el 31 de mayo, se preguntó por qué se permitía que las salas de exposición de automóviles se reabrieran antes que las iglesias.

Otros obispos ingleses también han realizado declaraciones públicas para la reapertura de las iglesias, entre los que se encuentran el Arzobispo de Southwark, Mons. John Wilson, el Obispo de Plymouth, Mons. Mark O’Toole, y el Obispo de Portsmouth, Mons. Philip Egan.

Asimismo, los laicos también han alzado su voz en el pedido de reabrir las iglesias. Un video de laicos católicos pidiendo la reapertura de iglesias ha sido visto más de 10 mil veces desde que fue publicado el 22 de abril.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Inglaterra, Iglesia en Inglaterra, coronavirus, Misas públicas, reapertura de iglesias

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios