26 de junio de 2020 - 11:52 AM

Iglesia en Chile recibe permiso especial para gestionar comedores sociales en pandemia

Redacción ACI Prensa

Comedor parroquia San Juan Bautista. Crédito: Diócesis de Temuco.
Comedor parroquia San Juan Bautista. Crédito: Diócesis de Temuco.

La subsecretaria de Prevención del Delito del Gobierno de Chile otorgó un permiso especial para el funcionamiento, durante la pandemia de coronavirus, de comedores solidarios y ollas comunes, varios de ellos gestionados también por la Iglesia.

Los comedores solidarios y ollas comunes comenzaron a multiplicarse a partir del decreto de cuarentena en el país para evitar contagios por COVID-19. Esto hizo que muchas personas perdieran sus fuentes de trabajo y como consecuencia faltase alimento en sus hogares. 

En ese contexto y para asegurar los servicios esenciales, el abastecimiento, la distribución de bienes y servicios de primera necesidad y el traslado de personas en situación de emergencia, se crearon los permisos y salvoconductos otorgados por Carabineros de Chile con regulación del tiempo y movilidad de las personas.

Sin embargo, no existía un permiso especial para el funcionamiento de comedores sociales y ollas comunes que cumplen “una labor social fundamental para contribuir con la alimentación de personas que no cuentan con medios” y que ayudan al “cumplimiento efectivo de cuarentenas al propiciar la alimentación a quienes se encuentran confinados en sus domicilios”, describe en el protocolo la subsecretaría.

Por ello se ha creado el protocolo de “Permisos Solidarios para Suministro de Alimentos" que regula la labor de los voluntarios de organizaciones civiles y de la Iglesia, así como de instituciones privadas y públicas; y vecinos de los barrios carenciados.

Con el salvoconducto, los voluntarios están autorizados para retirar y entregar donaciones, realizar las compras de los alimentos comunitarios, trasladarse a las cocinas y entregar los alimentos directamente en las casas de los vecinos.

El trámite se realiza con el municipio donde se desarrolla la actividad y Carabineros de Chile. 

Iniciativas para paliar el hambre

El Gobierno de Sebastián Piñera ha generado instancias de apoyo a las familias más vulnerables a través de aportes económicos específicos y canastas de alimentos, entre otras medidas.

En tanto, la Iglesia en Chile a través de las Cáritas diocesanas ha desarrollado iniciativas solidarias, entregando 11 mil cajas o paquetes de alimentos. 

Además, se han apoyado unos 220 comedores y ollas comunes con un total aproximado de 101 mil almuerzos mensuales. En algunos casos además se entregan desayunos, meriendas y cenas.

Los equipos diocesanos también han entregado unos 2.400 kits de higiene, ropa de abrigo, apoyo emocional a través de teléfonos de ayuda y habilitación de albergues para acoger a personas en situación de calle.

Además, se han establecido alianzas y convenios con organizaciones de la sociedad civil, como la Red de Alimentos, la Comunidad de Organizaciones Solidarias y empresas como Ariztía, COPEC y Agrosuper.

Revise las iniciativas diocesanas AQUÍ 

Etiquetas: Chile, Hambre, campaña, comedores solidarios, pobreza extrema, Covid-19, pandemia, ollas comunes

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios