4 de abril de 2018 6:49 pm

Iglesia en Argentina recuerda a soldados fallecidos en la guerra de las Malvinas

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

El Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, envió un mensaje el pasado 2 de abril con motivo del “Día del Veterano y de los Caídos en Malvinas”, en el que alentó a “seguir trabajando por el encuentro entre todos”.

La jornada recordó a los soldados argentinos que desembarcaron en 1982 en las Islas Malvinas, con el fin de recuperar estos territorios tomados en 1833 por Gran Bretaña. Sin embargo, luego de casi dos meses y medio de conflicto, las tropas británicas obtuvieron el control de las islas.

Como resultado, se contabilizaron 649 bajas argentinas y más de 500 suicidios por los traumas de la postguerra.

Al conmemorarse 36 años del conflicto, Mons. Olivera alentó a rezar por los soldados y sus familias, los heridos, enfermos, por los “que les costó integrarse de nuevo a nuestra tierra Argentina, a su situación, a su trabajo”.

“Ponemos nuestra mirada en las Islas Malvinas, no solo son una porción de tierra de nuestra patria, sino también una gran parte de nuestra historia. Historia de esfuerzos, de diplomacia, de lucha, de sangre y de muerte, de tantos argentinos que recordamos con gratitud por lo que han hecho por la patria”, agregó.

Además del mensaje, el Obispo Castrense también participó de la ceremonia conmemorativa que se realizó en el Cenotafio de Malvinas, monumento funerario ubicado en la Plaza San Martín de la ciudad de Buenos Aires.

En tanto, el Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli, presidió una Misa conmemorativa.

 

Asimismo, el 26 de marzo el Obispo Auxiliar de Buenos Aires, Mons. Enrique Eguía, viajó hasta el cementerio Darwin, en las Islas Malvinas, para acompañar a los familiares de los combatientes y bendecir las tumbas de 90 soldados identificados recientemente.

La ceremonia religiosa fue concelebrada por el P. John Wisdom y el anglicano, Abad Hugh Mercer.

Etiquetas: Argentina, guerra, Obispado Castrense, Islas Malvinas, soldados caídos, Mons. Santiago Olivera

Comentarios