9 de febrero de 2020 10:30 am

Iglesia en África educará a mujeres sobre peligros del aborto químico

Redacción ACI Prensa

Activistas provida sostienen pancartas durante una manifestación organizada por CitizenGo en Nairobi, el 14 de noviembre de 2019 / Crédito: Fundación Heritage
Activistas provida sostienen pancartas durante una manifestación organizada por CitizenGo en Nairobi, el 14 de noviembre de 2019 / Crédito: Fundación Heritage

Varios líderes de la Iglesia Católica en Burkina Faso (África) han resaltado la necesidad de educar a las mujeres sobre los peligros del aborto químico, considerando que no existe un marco legal que regule o, en el mejor de los casos, prohíba esta práctica en el país.

A mediados de diciembre, ACI África -agencia en África del Grupo ACI- informó que la empresa Gynuity Health Projects, tras varios intentos fallidos de probar la eficacia de fármacos abortivos en mujeres en Estados Unidos, eligió a Burkina Faso para realizar nuevos estudios y probar los químicos con niños no nacidos de entre 12 y 22 semanas.

El Obispo de Diébougou (Burkina Faso), Mons. Dèr Raphaël Kusiélé Dabiré, calificó la lucha contra las pruebas de aplicación del aborto como un asunto difícil, comparándolo con una pelea de “David contra Goliat”. Dijo, además, que la batalla solo podría ganarse a través de la educación y la comunicación coherente sobre los peligros del aborto.

“Es una pelea difícil. Pero la imagen de David y Goliat es ilustrativa. Todos estos males son Goliat; y David es la Iglesia Universal, la Iglesia de África, las diócesis, las comunidades cristianas y que son guiadas en cada nivel por su pastor. Triunfaremos sobre Goliat. Por lo tanto, creo que la educación sigue siendo la solución clave para resolver este problema en todos los niveles”, dijo Mons. Kusiélé.

El Prelado, de 71 años, destacó la importancia de la educación y que los jóvenes necesitan defender la castidad: “Podemos ayudarles (a los jóvenes) a comprender que podemos amarnos sin tener relaciones sexuales. Especialmente si el amor es real, la pareja masculina en general encontrará la fuerza para esperar al matrimonio si ese es su objetivo. Miles de parejas jóvenes pueden dar testimonio de esto”.

El presidente episcopal de salud y Obispo de Ouahigouya (Burkina Faso), Mons. Justin Kientega, dice que la Iglesia Católica en el país de África Occidental ya está en el proceso de redactar un documento que dará detalles sobre los problemas relacionados con las pruebas de aplicación del aborto en el país, así como para trazar formas de prevenir la propagación de esta práctica

“Hemos preparado un documento que se publicará en breve sobre este tema (prueba de aborto inducido por drogas, en el segundo trimestre). Estamos preparando algo para tratar varios temas a la vez”, dijo Mons. Kientega.

Además, destacó la participación activa de los cristianos con miembros de diferentes grupos organizados que han demostrado su disposición a contribuir al proceso legislativo.

“Hay asociaciones católicas que se han presentado, por ejemplo, farmacéuticos católicos que han preparado un documento que presenta su legislación. Lo analizaremos y luego lo publicaremos”, dijo.

El Obispo Kientega, que se desempeña como presidente de Caritas en el país de África occidental, dijo que la Iglesia estaba lista para dar la bienvenida a los funcionarios del gobierno que deseaban unirse a la lucha contra las pruebas de aborto.}

“Los fieles han estado esperando durante mucho tiempo a un ministro o gobierno que será lo suficientemente valiente como para decir no a estas ideologías que promueven el aborto. Si sigue así, será algo bueno para nuestro país, ya que, aunque se espera mucho de la Iglesia, también se espera mucho del estado”, comentó.

El Obispo, además, destacó la necesidad de establecer comités de ética para “iluminar” a los fieles sobre asuntos familiares.

Los comités de ética, según el Prelado, se formarán a nivel nacional y diocesano. Es en las parroquias donde, dijo el Obispo Kientega, los comités de ética tendrían el mayor impacto.

“Los comités y farmacéuticos, médicos y personal de salud están en las parroquias. Si los organizamos bien para que digan la verdad a las personas y los iluminen, creo que podemos tener algunos pequeños éxitos para que las personas puedan viven sus vidas cristianas correctamente”, añadipo.

Según el Cardenal Philippe Ouedraogo, presidente del Simposio de Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM), es “igualmente importante el papel de los cristianos a los que el clero ha pedido que practiquen una paternidad responsable, que respeten la santidad de la vida y que resistan a los extranjeros que traen ideologías, incluso cuando se les da dinero”.

“Realmente necesitamos trabajar para que todos se den cuenta de que las soluciones no están en el aborto”, dijo el Cardenal Ouedraogo, quien encabeza la Arquidiócesis de Uagadugú en Burkina Faso.

Los sentimientos del Purpurado, de 75 años, tuvieron apoyo en las declaraciones del Obispo de Tenkodogo (Burkina Faso), Mons. Prosper Kontiebo, quien enfatizó que no había situación para justificar el aborto. 

“El aborto seguro, como se dice en Burkina Faso, en casos de agresión sexual, violación e incesto no es una absolución del problema. Debemos poner énfasis en el asesoramiento psicológico de tales casos para evitar la estigmatización y la vergüenza, como es el caso aquí”, dijo.

Luego, añadió: “Debemos intensificar la sensibilización para que los cristianos vean la necesidad de defender la vida y erradicar el aborto, los anticonceptivos artificiales y todos los abusos contra la dignidad de la persona humana”.

El Cardenal Ouedraogo, dijo que el país tenía asuntos más urgentes que abordar y, por lo tanto, no tenía tiempo que perder para alentar a las niñas a abortar.

“Nuestro país enfrenta altos niveles de pobreza y desempleo debido al mal gobierno. Estos son los temas que debemos analizar críticamente y proporcionar soluciones y no alentar a las niñas a eliminar a los niños no nacidos debido a la malformación”, dijo el Cardenal.

Advirtió a las mujeres de no recibir regalos materiales a cambio de su inocencia. “Nuestra misión como Iglesia en Burkina Faso es sensibilizar a nuestra gente para que no acepte ideas que no les gustan simplemente porque se les da algo de dinero”, dijo, y agregó que la Iglesia ya se había embarcado en educar a los jóvenes sobre una paternidad responsable.

Según el Obispo de Gabón (Burkina Faso), Mons. Euzébius Chinekezy Ogbonna, el papel de los líderes de la Iglesia en el país de África occidental implicará proporcionar discernimiento y asesoramiento psicológico a las personas que contemplan el aborto.

Reiterando el mensaje del Cardenal Ouedraogo, Mons. Chinekezy, dijo: “Depende de nosotros educar a nuestras poblaciones para que opten por la verdad, para que opten por el Evangelio, y también para que nuestros líderes opten por el bien de nuestras poblaciones y no se dejen monopolizar por los poderes económicos de países extranjeros que nos imponen su cultura”.

También dijo que “debemos regresar a las bases con un firme deseo de educar nuestra conciencia y querer descubrir las ventajas de los métodos naturales para disfrutar de los productos que nos proporcionan”.

“Los obispos están trabajando en este proyecto de sensibilización y deliberaremos sobre los detalles de un plan de acción en nuestra próxima sesión”, concluyó Mons. Chinekezy haciendo referencia a su reunión que se había planeado para enero de 2020.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en ACI África.

Etiquetas: Aborto, Iglesia en África, ACI África, Burkina Faso

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios