26 de junio de 2020 - 4:29 PM

Iglesia Católica en Alemania bate récord de deserciones en 2019

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Pixabay
Foto referencial. Crédito: Pixabay

La Iglesia Católica en Alemania batió el récord de deserciones en 2019, según cifras oficiales dadas a conocer por los obispos del país este viernes 26 de junio.

Las estadísticas muestran que en total 272.771 personas decidieron formalmente dejar la Iglesia Católica, un incremento significativo en comparación a las 216.078 que salieron en 2018.

Con esto el número total de católicos en el país se estima en 22.6 millones de personas. Alemania tiene aproximadamente 84 millones de habitantes.

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Mons. Georg Bätzing, dijo que no quiere “pasar por alto” estas cifras que si bien se debe a la “cuestión demográfica, también muestran con hechos que, pese a las acciones pastorales y sociales, ya no motivamos a un gran número de personas para la vida de la Iglesia”.

“Lamentamos cada partida de la Iglesia e invitamos a todos los que se han ido o quieren irse a hablar con nosotros. El número de personas que dejan la Iglesia muestran que el alejamiento entre los miembros de la Iglesia y la vida de fe en las comunidades eclesiales se ha hecho más fuerte”, destacó.

El número de fieles que asisten a Misa también cayó de 9.3% en 2018 a 9.1% en 2019.

Una de las razones por la que los fieles dejen formalmente la Iglesia Católica tiene que ver con el deseo de dejar de pagar un tributo conocido como el “Impuesto de la Iglesia”, con el que cada fiel contribuye con un 8 y 9% de sus ingresos a la Iglesia.

La única forma para dejar de pagarlo es presentar la declaración oficial en la que consta la no afiliación. Por decisión de los obispos, una vez que lo hacen ya no reciben los sacramentos o un entierro católico.

Por el contrario, los católicos que lo pagan siguen recibiéndolos y, en el caso de la Eucaristía, habría sido una de las razones por las que algunos obispos plantearon que los protestantes casados con católicos también puedan acceder a la Comunión.

Asimismo, el número de admisiones en la Iglesia cayó de 2.442 en 2018 a 2.330 en 2019, mientras que las readmisiones bajaron de 6.303 a 5.339 en el mismo periodo.

En 2019 los matrimonios bajaron en 10%, las confirmaciones en 7% y las primeras comuniones en 3%, según informa el sitio web de la Iglesia Católica en Alemania.

El número de bautismos descendió de 167.787 en 2018 a 159.043 en 2019.

En la Diócesis de Limburgo, liderada por Mons. Bätzing, 9.439 personas dejaron la Iglesia Católica, 1.459 más que en 2018.

El Obispo, que sucedió al Cardenal Reinhard Marx como presidente del Episcopado en marzo de este año, dijo que la Iglesia debe responder no solo “buscando el espíritu de los tiempos”, sino reconociendo “los signos de los tiempos”, como indica el Concilio Vaticano II.

“Esto a veces requiere cambios valientes en nuestros propios criterios. Por eso el año pasado iniciamos el proceso sinodal en la Iglesia en Alemania, para preguntarle a Dios qué quiere de nosotros en este mundo”.

“Tomaremos muy en serio las cifras publicadas hoy para debatirlas en el proceso sinodal”.

El polémico “proceso sinodal” se inició en el Adviento de 2019 y reúne a los obispos y a diversos representantes laicos para debatir varios temas. Entre sus propuestas, están la ordenación de mujeres, la bendición de parejas homosexuales y divorciados en nueva unión, así como la posibilidad de que los protestantes reciban la Eucaristía.

A finales de mayo, Mons. Bätzing pidió que se realice un Sínodo en Roma para aplicar en la Iglesia universal las reformas del proceso sinodal alemán.

Inicialmente los obispos dijeron que el proceso sinodal sería “vinculante”, es decir obligatorio en sus resoluciones para todos ellos, lo que generó una serie de preocupaciones en el Vaticano.

En junio de 2018 el Papa Francisco envió una extensa carta a la Iglesia Católica en Alemania en la que los alentó a concentrarse en la evangelización ante “la creciente erosión y decaimiento de la fe” en el país.

“Cada vez que la comunidad eclesial intentó salir sola de sus problemas confiando y focalizándose exclusivamente en sus fuerzas o en sus métodos, su inteligencia, su voluntad o prestigio, terminó por aumentar y perpetuar los males que intentaba resolver”, indicó el Santo Padre en la misiva enviada el 29 de junio de 2018, en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.

Asimismo, en septiembre de 2019, el Vaticano envió una carta a los obispos de Alemania en la que precisaba que los planes para el proceso sinodal no eran “eclesiológicamente válidos”.

Luego de una serie de idas y vueltas entre los obispos de Alemania y las autoridades del Vaticano, la primera asamblea del proceso sinodal se realizó oficialmente en Frankfurt a fines de enero. Se espera que la segunda se realice en septiembre.

En su carta a los alemanes, el Papa Francisco alertó sobre una particular tentación que puede afectarlos.

“Lo que está en la base de esta tentación es pensar que, frente a tantos problemas y carencias, la mejor respuesta sería reorganizar las cosas, hacer cambios y especialmente “remiendos” que permitan poner en orden y en sintonía la vida de la Iglesia adaptándola a la lógica presente o la de un grupo particular.

La Iglesia Evangélica en Alemania (EKD) que representa a 20 grupos protestantes, también dio a conocer sus estadísticas anuales el 26 de junio. Sus miembros se redujeron de 21.14 millones en 2018 a 20.7 millones en 2019, una caída de 440.000 personas.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Alemania, cifras, obispos de Alemania, moral sexual, proceso sinodal

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios