6 de mayo de 2019 5:09 pm

Iglesia Católica brinda ayuda humanitaria a damnificados por ciclón “Fani”

Redacción ACI Prensa

Ciclón "Fani" / Captura de vídeo: EWTN Noticias
Ciclón "Fani" / Captura de vídeo: EWTN Noticias

El ciclón Fani, considerado como la tormenta más fuerte que ha pasado por la India en 20 años, tocó tierra el viernes 3 de mayo cerca de la ciudad de Puri, matando al menos a 42 personas y desplazando a más de un millón.

En diálogo con Asia News, el P. Paul Moonjely, director ejecutivo de Caritas India, dijo que el ciclón “Fani” ha dejado 10 mil pueblos bajo el agua en 52 áreas urbanas, 1,2 millones de personas han sido evacuadas en 6.564 campos de refugiados, árboles seculares arrancados, casas abatidas, iglesias dañadas en India; seis habitantes resultaron muertos, así como mil casas destruidas en Bangladesh.

“El ciclón Fani provocó un destrucción de masa. Cáritas activó inmediatamente la máquina de socorros y de alerta, ayudando a la población a abandonar las casas”, comentó.

Las iglesias también sufrieron daños en la capital de Bhubaneswar, siendo una de ellas la iglesia de San Vicente y la residencia del arzobispo.

“La conexión telefónica e internet están interrumpidas. Un gran árbol de mango fue desarraigado, las ventanas de la capilla están destrozadas. El techo del centro de asistencia voló lejos”, expresó el P. Dibya Parichha, secretario de la Comisión Justicia y paz de la arquidiócesis.

Por su parte, Catholic Relief Services (CRS), la agencia oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional, informó que se preparó con antelación para atender la emergencia que afectaría la India y Bangladesh.

“Dado el tamaño y la fuerza de esta tormenta, tiene el potencial de dejar una estela de destrucción en su camino. Nuestros equipos en el terreno están haciendo preparativos de último momento para que podamos responder tan pronto como la tormenta avance”, dijo Caroline Brennan, directora de comunicaciones del equipo de respuesta humanitaria de CRS, horas previas a la llegada del ciclón.

El equipo de CRS estuvo trabajando de la mano con sus socios de la Iglesia, tanto en la India como en Bangladesh, a fin de responder con rapidez lo que se necesite. La sede de la agencia en la India dispuso de 5.500 kits de refugio y 3.000 kits de saneamiento básico para cubrir las necesidades inmediatas.

Asimismo, luego del paso del ciclón, desde el 5 de mayo, CRS junto a socios locales están evaluando las necesidades conjuntas, sobre todo en los distritos de Puri, Jagatsinghpur y Bhubaneshwar.

La agencia informó que en la India, más de 800 mil personas fueron evacuadas del estado de Odisha, donde la tormenta tocó tierra. En tanto, en Bangladesh distribuyó suministros en el campamento de refugiados de Bazar de Cox en el sureste del país, donde viven casi un millón de refugiados rohingya.

El P. Dibya Parichha dijo que “las condiciones más críticas son aquellas en la cuales están los niños y los ancianos”. Indicó que en los refugios la comida y el agua potable son insuficientes y que la interrupción de los transportes y de las rutas inundadas dificulta la llegada de la ayuda humanitaria.

Cáritas India ha movilizado al menos a 10 mil personas. “El Colegio de Derecho de Penthakata, el pueblo de pescadores, fue transformado en centro de acogida para 500 familias”, expresó a Asia News.

El ciclón Fani tocó tierra el 3 de mayo cerca de Puri con una velocidad del viento de 175 km / h. Antes de que la tormenta llegara, el Gobierno de la India evacuó a 1.159.439 personas en 18 distritos, las cuales fueron asiladas en 6.564 refugios para ciclones con alimentos y agua.

Gracias a la alerta temprana de la llegada del ciclón, las autoridades pudieron ejecutar un plan de evacuación y así minimizar la pérdida de vidas.

Etiquetas: India, Iglesia en India, damnificados, ciclón, desastre natural, ayuda humanitaria

Comentarios