31 de mayo de 2021 - 9:32 PM

Iglesia Católica afirma que se completó “toda formalidad” para boda de Boris Johnson

Redacción ACI Prensa

Boris Johnson / Crédito: Flickrd de Number 10 (CC BY-NC-ND 2.0)
Boris Johnson / Crédito: Flickrd de Number 10 (CC BY-NC-ND 2.0)

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se casó el sábado 29 de mayo en la catedral católica de Westminster, una ceremonia para la cual se tomaron previamente “todas las medidas necesarias, tanto en el derecho eclesiástico como en el civil”, afirmaron las autoridades eclesiásticas.

Johnson, quien se divorció dos veces, se casó el sábado con Carrie Symonds, la madre de su hijo Wilfred de un año, en una pequeña ceremonia en la Catedral de Westminster el sábado 29 de mayo.

Un portavoz de la Catedral de Westminster dijo al diario The Sunday Times que “los novios son feligreses de la parroquia de la Catedral de Westminster y católicos bautizados”.

“Se tomaron todas las medidas necesarias, tanto en la Iglesia como en la ley civil, y todas las formalidades se completaron antes de la boda. Les deseamos toda la felicidad”, añadió.

La noticia de la ceremonia provocó un debate entre los católicos sobre cómo el primer ministro era elegible para casarse en la iglesia madre de los católicos en Inglaterra y Gales.

El P. Mark Drew, un sacerdote que trabaja en la Arquidiócesis de Liverpool, preguntó cómo percibirían la boda los católicos que buscan un segundo matrimonio en la Iglesia.

Escribiendo en su cuenta de Twitter, dijo: “¿Alguien puede explicarme cómo ‘Boris’ Johnson, quien dejó la Iglesia Católica mientras estaba en Eton y se divorció dos veces, puede casarse en la Catedral de Westminster, mientras tengo que decirle a los católicos practicantes de buena fe, que quieren un segundo matrimonio en la Iglesia, que no es posible?”

El P. Drew le aseguró CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que aceptaba que el matrimonio de Johnson no era contrario al derecho canónico.

“Pero en decisiones de este tipo, la necesidad de evitar el escándalo es primordial en la tradición católica. En casos de tan alto perfil, en lugar de mostrarse más complaciente, la Iglesia debería poner el listón más alto”, comentó.

Añadió que le preocupaba el tipo de imagen que proyectaba la Iglesia Católica.

“Veo tantos comentarios en los que los católicos sinceros se sienten traicionados, y otros de personas hostiles a la Iglesia que están aprovechando alegremente otra oportunidad para criticarla, con razón o sin ella, por lo que considera una preferencia por el poder y la riqueza”, dijo.

Johnson, quien se ha desempeñado como primer ministro desde julio de 2019, fue bautizado católico por orden de su madre, Charlotte Johnson Wahl; pero fue confirmado en la Iglesia de Inglaterra, la iglesia madre de la Comunión anglicana, mientras estudiaba en el prestigioso internado Eton College.

Carrie Symonds, de 33 años, es una católica que se ha referido a su fe en las redes sociales.

El P. Gary Dench, un sacerdote que trabaja en la Catedral de Brentwood, Essex, quien está estudiando derecho canónico en Lovaina (Bélgica), escribió en las redes sociales que Johnson seguía siendo católico a pesar de su confirmación anglicana.

“Como tal, Boris Johnson permaneció sujeto a las leyes eclesiásticas vigentes y que lo vinculaban como católico, cuando contrajo sus matrimonios anteriores”, dijo.

Ni la primera boda de Johnson, con Allegra Mostyn-Owen, ni la segunda, con Marina Wheeler, tuvo lugar en una iglesia católica.

El P. Dench señaló que, de acuerdo con el Código de Derecho Canónico, si los católicos no se casan ante una “autoridad eclesiástica legal” o no reciben una dispensa, entonces sus matrimonios se consideran inválidos.

“Estos casos no requieren un procedimiento formal de anulación. Es un breve proceso documental que el Tribunal de la Arquidiócesis de Westminster habría investigado antes de que la boda del primer ministro pudiera haberse llevado a cabo”, escribió.

Al observar que Symonds nunca se había casado anteriormente, Dench dijo: “Como tal, tiene el derecho general a casarse y el derecho a recibir los sacramentos. Si su cónyuge (el primer ministro) tampoco está prohibido por la ley, a pesar de las relaciones anteriores, entonces no se puede tratar de evitar esto arbitrariamente”.

Añadió que las reglas se aplicaban “por igual a todos los católicos, independientemente de su riqueza o rango”.

Los vínculos de la pareja con la Catedral de Westminster, que está cerca de la residencia del primer ministro, se hicieron públicos por primera vez el año pasado.

El hijo de la pareja, Wilfred Johnson, fue bautizado en la catedral el 12 de septiembre de 2020 en una ceremonia privada.

Wilfred Lawrie Nicholas Johnson nació el 29 de abril de 2020. Al anunciar el nacimiento de su hijo en Instagram, Symonds dijo que se llamaba Wilfred en honor al abuelo de Johnson, Lawrie en honor a su abuelo, y Nicholas en honor a Nick Price y Nick Hart, los médicos que salvaron la vida del primer ministro después de que fue hospitalizado por coronavirus a principios de ese mes.

Johnson, de 56 años, es el primer católico bautizado en convertirse en primer ministro.

Tony Blair asistió regularmente a Misa en la Catedral de Westminster mientras se desempeñaba como primer ministro de 1997 a 2007, pero solo fue recibido en la Iglesia Católica después de que dejó su cargo.

Después de siglos de persecución, la Roman Catholic Relief Act de 1829 permitió a los católicos sentarse en el Parlamento y ocupar cargos gubernamentales. Pero la ley decía que ningún católico podía asesorar a la Corona sobre el nombramiento de obispos de la Iglesia de Inglaterra. Como este es uno de los deberes de los primeros ministros, se creía ampliamente que la ley impedía efectivamente que un católico asumiera el cargo.

Sin embargo, los comentaristas argumentan que si el primer ministro fuera un católico practicante, entonces se introduciría un arreglo alternativo para nombramientos en la iglesia establecida.

Johnson ha dicho que su fe va y viene como la señal de la estación de radio Magic FM en Chilterns, una zona rural al noroeste de Londres.

Le dijo al periódico Daily Telegraph en 2015 que, si bien pensaba mucho en la religión, no era un feligrés habitual. Añadió que sería “pretencioso” describirlo como un “cristiano serio y practicante”.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Inglaterra, Reino Unido, Iglesia en Inglaterra, Catedral de Westminster, Boris Johnson

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios