10 de febrero de 2022 - 1:00 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 11 de febrero de 2022 11:05 am

Cada 10 de febrero se celebra a Santa Escolástica, hermana melliza del primer monje de Europa

Redacción ACI Prensa

Cada 10 de febrero se celebra a Santa Escolástica, hermana melliza del primer monje de Europa

Hoy, 10 de febrero, la Iglesia celebra a Santa Escolástica, religiosa italiana, hermana melliza de San Benito de Nursia, fundador del monacato occidental, patrono de Europa. Al lado de su hermano, Escolástica contribuyó a la formación, fortalecimiento y desarrollo de la vida contemplativa dentro de la Iglesia desde finales del s. V. 

Escolástica y Benito se consagraron desde muy jóvenes a Dios y compartieron el espíritu de lo que hoy conocemos como espiritualidad benedictina, alcanzando, a través de esta, la santidad.

Llamados a la santidad desde el vientre

Los benedictinos señalan que mientras Benito residía en el célebre monasterio que fundó,  Montecassino (Italia), Escolástica se estableció en el monasterio de Plombariola, fundado también por su hermano, con la idea de albergar allí a las mujeres que quisieran vivir dedicadas a la contemplación. Allí, Escolástica llegó a ser abadesa.

Otras fuentes indican como probable que la santa haya vivido no exactamente en un monasterio sino en una ermita, junto a una o dos religiosas, construida en la base del monte en cuya parte más alta estaba el monasterio en el que vivía su hermano (Montecassino).

Sea como fuere, los hermanos mantuvieron un lazo espiritual a todas luces ejemplar para quienes desean seguir a Cristo de cerca, a través de la oración. Quizás, entre ellos hubo  esa “complicidad” que tienen los hermanos, pero encaminada a agradar al Señor.

La oración produce el vínculo más fuerte 

Santa Escolástica nació hacia el año 480, en lo que hoy es el municipio italiano de Nursia, en el seno de una familia noble. La historia más difundida sobre ella señala que solía pasar la mayor parte del tiempo en oración y, por lo menos una vez al año, iba a visitar a su hermano y compartir con él asuntos espirituales. Cuando llegaba el tiempo, San Benito salía de su monasterio a su encuentro, dado que a Escolástica -como a la gran mayoría de mortales- le estaba prohibido ingresar a Montecassino. 

Sobre la última vez que los hermanos se encontraron, San Gregorio escribió una hermosa narración. De acuerdo a dicho relato, Escolástica, estando en compañía de su hermano y presintiendo que no volvería a verlo más, le rogó que no partiera aquella noche sino al día siguiente. Inicialmente San Benito se negó -no quería contravenir las reglas de su monasterio-; pero, Santa Escolástica le pidió a Dios con fervor que interviniera, e inmediatamente estalló una fuerte tormenta que impidió que su hermano pudiera partir.

Ambos pasaron la noche en oración, hablando de Dios y de las delicias espirituales. Tres días después, Escolástica súbitamente murió. La noche de su muerte Benito tuvo una visión del alma de su hermana ascendiendo al cielo en forma de una paloma.

Cuarenta días después, Benito también fue llamado a la Presencia de Dios. 

Frutos de la fraternidad

Grande era el amor fraterno entre Escolástica y Benito, lleno de intensidad espiritual; grande era también el deseo de ambos de vivir la santidad como obediencia perpetua a Dios, asentada sobre la confianza en Él; grande el premio que Dios les dio manteniéndolos unidos en su nombre para siempre.

Santa Escolástica de Nursia fue la fundadora de la rama femenina del monaquismo benedictino. Es patrona de las monjas, de los niños que sufren convulsiones y de algunas ciudades como Le Mans en Francia, o Alcolea de Calatrava en España. También se pide su intercesión en las tormentas y las lluvias torrenciales. Su fiesta se celebra el 10 de febrero. 

Más información:

Etiquetas: Santos, San Benito, santoral, santas, Santa Escolástica

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios