Cargando...

28 de febrero: Tercer Domingo de Cuaresma

Tercer Domingo de Cuaresma
Tercer Domingo de Cuaresma

REDACCIÓN CENTRAL, 28 Feb. 16 / 12:35 am (ACI).- Este 28 de febrero la Iglesia celebra el tercer domingo de Cuaresma. El Evangelio del día corresponde a la lectura de Lucas 13:1-9, pasaje en el que Jesús señala: “Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera”.

A continuación puede leer el Evangelio y la homilía del Obispo de Santa María de los Ángeles (Chile), Mons. Felipe Bacarreza Rodríguez:

Evangelio del día (Lucas 13:1-9)

1 En aquel mismo momento llegaron algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios.
2 Les respondió Jesús: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas?
3 No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.
4 O aquellos dieciocho sobre los que se desplomó la torre de Siloé matándolos, ¿pensáis que eran más culpables que los demás hombres que habitaban en Jerusalén?
5 No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.»
6 Les dijo esta parábola: «Un hombre tenía plantada una higuera en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo encontró.
7 Dijo entonces al viñador: "Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro; córtala; ¿para qué va a cansar la tierra?"
8 Pero él le respondió: "Señor, déjala por este año todavía y mientras tanto cavaré a su alrededor y echaré abono,
9 por si da fruto en adelante; y si no da, la cortas."»

Puede revisar las otras lecturas litúrgicas del día AQUÍ

Homilía de Mons. Bacarreza:

El llamado a la conversión con el cual se abrió este tiempo cuaresmal se hace más insistente en el Evangelio de este III Domingo de Cuaresma. En efecto, dos veces repite Jesús la advertencia: "Si no os convertís, pereceréis todos". Nadie quiere perecer; la condición imperiosa indicada por Jesús para escapar a esta desgracia que amenaza a todos es la conversión.

Veamos en qué circunstancias formuló Jesús esa advertencia. El Evangelio de hoy se abre con estas palabras: "En aquel mismo momento llegaron donde Jesús algunos que le contaron lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de sus sacrificios". En esta introducción hay una clara acentuación de la circunstancia de tiempo: "En aquel mismo momento...". No da lo mismo que estos mensajeros hayan llegado en este momento o en cualquier otro. El hecho de que hayan llegado en este preciso momento dará mayor realce a la enseñanza de Jesús. Esto nos lleva a investigar qué ocurría en ese preciso momento.

Para leer la homilía completa puede ingresar AQUÍ

Etiquetas: Iglesia Católica, Cuaresma, evangelio diario

Comentarios

Síguenos:

Actividad reciente: