El Arzobispo de Wa (Ghana) y presidente de la Conferencia de Obispos Africanos, Mons. Richard Kuuia Baawobr, se ausentó este sábado del consistorio en el que fue creado cardenal junto a otros 19 prelados, debido a que se sintió mal y tuvo que ser hospitalizado.

Al final de su homilía de este 27 de agosto, el Papa Francisco comunicó que Mons. Baawobr, que es uno de los nuevos cardenales electores, no pudo asistir a la ceremonia debido a que a su llegada a Roma “se sintió mal”.

“No quiero terminar sin recordar al Cardenal Richard Kuuia Baawobr, obispo de Wa, que ayer, a su llegada a Roma, se sintió mal y fue hospitalizado con un problema cardíaco y creo que le hicieron algún tipo de operación”, dijo el Papa Francisco.

“Oremos por este hermano que debería haber estado aquí y está hospitalizado”, agregó el Santo Padre.

Tras el consistorio de agosto, Mons. Baawobr, de 63 años, se convierte en uno de los dos nuevos cardenales de África, junto con el Obispo de Ekwulobia, Mons. Peter Ebere Okpaleke.

Más en Vaticano

Mons. Baawobr dijo una reciente entrevista concedida a ACI África –agencia africana del Grupo ACI– que su nueva misión como cardenal es “una invitación a servir” y que “la noticia fue una sorpresa”.

El Obispo de Wa (desde 2016) es conocido por su caridad y atención a las personas con discapacidades mentales en Ghana, donde la estigmatización de las enfermedades mentales sigue siendo alta.

Hace seis años, lanzó un ministerio diocesano que reúne a voluntarios parroquiales y profesionales de la salud para brindar atención y asistencia médica a personas con discapacidades mentales que han sido abandonadas por sus familias.

“Creo que cada uno de nosotros, donde sea que estemos, estamos llamados a servir, y eso es lo que nos hará grandes, no el título”, dijo.