4 de septiembre de 2013 2:04 pm

Hospital con presencia de la Iglesia en Barcelona admite haber hecho un aborto

Redacción ACI Prensa

foto: sitio web del hospital de la Santa Creu i Sant Pau
foto: sitio web del hospital de la Santa Creu i Sant Pau

El Hospital San Pablo, en cuyo patronato administrativo tiene presencia el Arzobispado de Barcelona (España), admitió haber realizado una “interrupción médica del embarazo” (aborto) a inicios de mayo de este año.

Desde noviembre de 2011, en que ACI Prensa conversó con el Cardenal Lluís Martínez Sistach, Arzobispo de Barcelona, sobre el tema de los abortos en hospitales relacionados a la Iglesia en Cataluña (España), él ha negado repetidamente que se realicen abortos en el Hospital San Pablo.

"Hay hospitales, lógicamente públicos, y privados también habrá, que lo ponen en práctica (el aborto). Pero (en los hospitales católicos) no hay, al menos en la diócesis de Barcelona", aseguró en esa ocasión.

Según informaron diversos medios de comunicación a finales de mayo, entre ellos el sitio web Infocatólica, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, en español) realizó un aborto a comienzos de ese mes, en base a una sospecha de supuestas deformidades en el bebé, que no ponían en riesgo la vida de la madre.

El 2 de septiembre, el hospital catalán remitió una carta de rectificación a Infocatólica, en la que confirmó que “se realizó la intervención (aborto)” a inicios de mayo, luego de que fuera solicitada por la madre y aprobada por la Comisión de Interrupción Médica del Embarazo del centro de salud.

De acuerdo a la carta del Hospital San Pablo, el aborto se justificó porque “en el primer trimestre del embarazo se detectó una alteración fetal en un control rutinario”, resultando que “todos los datos morfológicos eran compatibles con una osteocondrodisplasia grave del tipo displasia tanatofórica”.

“Se informó a la paciente de la práctica incompatibilidad del proceso con la vida del embrión, y ésta solicitó la interrupción médica del embarazo”, admitió el centro médico.

Las características descritas por el hospital se refieren a una alteración congénita relacionada con el enanismo, que en este caso produciría que el niño muera a las pocas horas o días de nacer.

Para el presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC), Dr. José María Simón Castellví, la rectificación remitida por el Hospital San Pablo “demuestra que, detalles aparte, por lo menos se abortó a un niño ahí”.

En declaraciones a ACI Prensa el 3 de septiembre, el también miembro del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (Pastoral de la Salud) señaló que “las personas con malformaciones que previsiblemente acabarán con sus vidas no se tienen que eliminar sino cuidar con aún más mimo. También a sus padres”.

No es lo mismo morirse a que nos maten”, subrayó.

El Dr. Simón Castellví aseguró que “ejecutar un aborto provocado embrutece a los sanitarios que participan en él, mientras que cuidar a un discapacitado enaltece la profesión médica, santifica y obra un bien a los demás por la vía del buen ejemplo”.

El médico católico señaló que “matar es la palabra adecuada para describir un aborto, aunque “los abortistas se enfadan mucho cuando usamos esta palabra. Pero, ¿no es matar el interrumpir la vida para siempre?”.

“Como en las guerras”, indicó Simón Castellví, en el aborto “matar al primero cuesta, el segundo es más fácil y los demás ya se hacen automáticamente: la conciencia se oscurece, la persona se vuelve corrupta”.

“¿Quién es un sanitario para disponer de la vida de otro ser humano, para adelantar su muerte? La falsa compasión no es motivo para el exterminio”, criticó.

El presidente de la FIAMC denunció que “el Comité para interrupciones de embarazo de ese hospital está instalado en el vicio. ¡Ay de los que llaman al mal bien, y de los que dañan a los pequeños sin defensa!”.

Por su parte, el P. Custodio Ballester, párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat en Barcelona, uno de los primeros en denunciar los abortos en los hospitales con presencia de la Iglesia en Cataluña, calificó de “cínicos” a las autoridades del Hospital San Pablo.

En declaraciones a ACI Prensa el 4 de septiembre, el P. Ballester cuestionó si “¿es esto el aborto católico? ¿El aborto según la doctrina católica? ‘Como el niño puede que se muera al nacer, lo matamos antes’”.

El P. Ballester señaló que “son unos cínicos y el Cardenal (Lluís Martínez Sistach) los apoya, ya que le tranquilizan la conciencia”.

“El Cardenal está convencido, o quiere estarlo para no sufrir, de lo que le dicen en el hospital: Los abortos que realiza el hospital y que constan en la estadística del Ministerio de Sanidad sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo ¡son abortos espontáneos! Porque el Gobierno no distingue entre abortos provocados y espontáneos”.

Esto, señaló el presbítero, es algo “absolutamente increíble”.

El P. Ballester aseguró que la aclaración realizada por el Hospital San Pablo debe ser ahora realmente aclarada por el Arzobispado de Barcelona.

ACI Prensa se contactó con el Arzobispado de Barcelona para conocer la postura del Cardenal Lluís Martínez Sistach tras el comunicado del Hospital San Pablo, reconociendo la realización del aborto a inicios de mayo de 2013, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Etiquetas: Aborto, España, Hospitales de Barcelona

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios