21 de enero de 2017 - 1:39 PM

Hemos pedido al Vaticano separar a Figari del Sodalicio de Vida Cristiana, afirma Superior

Redacción ACI Prensa

Luis Fernando Figari
Luis Fernando Figari

El Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana (SVC) Alessandro Moroni, informó este sábado que se ha pedido a la Santa Sede separar a Luis Fernando Figari de esta comunidad de vida apostólica, afirmando que mantienen su “compromiso de reparar a quienes sufrieron por causa” de algunos de sus miembros.

A través de un comunicado difundido en el sitio web del SVC, Moroni se pronunció sobre la decisión de la fiscal María del Pilar Peralta Ramírez de archivar las denuncias contra Figari y algunos integrantes del Sodalicio, publicada en los medios el 16 de enero pasado. Sin embargo, un grupo de personas, entre los que se encontraban los denunciantes, protestó el jueves pasado frente a uno de los centros pastorales del Sodalicio en Lima para rechazar la decisión del Ministerio Público.

Moroni señaló que “cuando recibimos el dictamen fiscal con el archivamiento de la denuncia, comprendimos que es una decisión basada en el estricto marco del derecho penal”.

“Quisiera recordarles que esta investigación no tenía como objeto demostrar si existen o no víctimas de malas acciones de personas vinculadas a nuestra comunidad, sino probar si somos una asociación ilícita para delinquir, que ha cometido secuestro y lesiones graves. El dictamen ha descartado esa acusación. Razón por la cual estamos de acuerdo con ella”, expresó.

Sin embargo, recordó que “además de las normas propias de los ámbitos judicial y canónico, hay un necesario ámbito moral”. En ese sentido reiteró los pronunciamientos del SVC que reconocen “todo el daño ocasionado” por Figari y “condenando sus acciones y declarándolo persona non grata”.

“También hemos pedido su separación de nuestra comunidad y hemos enviado toda la información sobre su caso a la Santa Sede”, informó.

Moroni dijo que “lamentablemente, no podemos hacer mucho más al respecto. El proceso contra Figari sigue adelante en Roma y sólo nos queda esperar el pronunciamiento final de las autoridades vaticanas”.

El Superior General del SVC recordó que con el fin de esclarecer los casos de abusos se convocó una Comisión de Ética para la Justicia y la Reconciliación que presentó 32 casos, y un equipo de expertos internacionales en investigación de abusos y atención a las víctimas, que acogió a 71 personas más, “con lo cual hemos atendido un total de 103 personas”.

“Mantenemos el compromiso de reparar a quienes sufrieron por causa de ello. Esas personas siguen siendo nuestra prioridad”, afirmó.

Moroni dijo que de los 103 casos “se han encontrado elementos suficientes para considerar a 66 personas como víctimas de abuso o maltrato de distinta índole”.

“Para determinar si una persona puede ser considerada víctima, no hemos exigido ningún medio probatorio como podría ser una prueba técnica o científica como se exige en toda investigación de naturaleza jurídica. Sino que hemos hecho una evaluación moral, considerando la verosimilitud de los testimonios recibidos. Y en caso de duda, hemos optado por confiar en las personas que nos han presentado su testimonio”, explicó.

Indicó que en 47 casos se llegó a un acuerdo de reparación económica, de los cuales ya se cumplió con 35 y falta completar el proceso con 12. “Hay 5 personas en espera, porque son parte del proceso judicial”, tres que rechazaron la propuesta y una que no quiso continuar en el proceso. “Hay además, 10 personas en vías de recibir una propuesta final de reparación”.

“Para nosotros, la principal responsabilidad no recae en el Vaticano o en la Iglesia peruana. La principal responsabilidad no es tampoco del Ministerio Público, la principal responsabilidad  de buscar la verdad y reparar el daño es nuestra”, afirmó.

Moroni reiteró el pedido de perdón de parte del SVC “a todas las personas que han sufrido algún tipo de abuso y maltrato”, a la sociedad y a los “miembros de nuestra familia espiritual y a las personas de buena voluntad (…) por todo lo que vienen sufriendo en este doloroso proceso”.

“A ustedes, los alentamos a seguir confiando en la acción de Dios, que por su infinita misericordia hace brotar frutos de conversión, de solidaridad y reconciliación entre nosotros. Acogiendo la verdad, por más dolorosa que sea y reparando a quienes han sufrido podremos seguir adelante en el camino de servicio al que Dios nos llama”, concluyó.

El Sodalicio de Vida Cristiana es una sociedad de vida apostólica fundada en el Perú a la que pertenece el director de ACI Prensa, Alejandro Bermúdez.

También te puede interesar:

Etiquetas: Perú, Sodalicio de Vida Cristiana, abusos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios