25 de setiembre de 2020 - 7:15 PM

Hallan restos de capilla del siglo XVI debajo de Basílica de San Francisco

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Arqueólogos hallaron los restos de una antigua capilla del siglo XVI debajo de la Basílica y Convento de San Francisco en Lima (Perú), un histórico lugar que hace parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

A unas cuadras del Palacio de Gobierno del Perú y a los pies de la Basílica y Convento de San Francisco, arqueólogos descubrieron a solo dos metros y medio de profundidad restos de la anterior construcción del Santuario de Nuestra Señora de la Soledad que se habría edificado en 1603, sepultado y vuelto a construir al lado de la Basílica en 1669.

Los trabajadores municipales también hallaron el piso original de la plazuela del Convento de San Francisco y restos del muro pretil o cerco perimétrico que se cimentó sobre la antigua Iglesia de la Soledad cuando fue sepultada, y que ahora rodea la Basílica.

Asimismo, encontraron un arco de piedras que sería el inicio de una especie de túnel subterráneo que lleva a cuatro nuevas catacumbas del actual Santuario de Nuestra Señora de la Soledad y conduce a la capilla sepulcral del Santuario que hoy es la sacristía eclesial, donde yace la imagen del “Cristo del Descendimiento” de 400 años de antigüedad.

El P. Nuñez, sacerdote de los Franciscanos de los Doce Apóstoles del Perú, dijo a ACI Prensa que fue testigo de  “las excavaciones en la Plazuela de San Francisco”, que “se realizaron desde inicios de este año por encargo de Prolima y con consentimiento del Ministerio de Cultura”.

Este hallazgo “es fundamental para el patrimonio histórico, teológico, catequético, de saber que ahí está la Capilla del Descendimiento […] Pienso que es una parte importante para ver nuestro pasado” y construir el presente, dijo.

Señaló que los restos arqueológicos descubiertos demuestran que en Lima existieron “lugares de evangelización donde el pueblo católico se reunía para poder demostrar su devoción. Son cosas que quizás antes no nos hubiésemos imaginado que existían unos metros bajo tierra”.

El hallazgo fue liderado por el arquitecto Luis Martín Bogdanovich, gerente del Programa Municipal para la Recuperación del Centro Histórico de Lima (Prolima) a cargo del Plan Maestro del Centro Histórico de Lima iniciado en 2019.

Según declaraciones de Bogdanovich en el sitio web de la Municipalidad de Lima, el piso original de la capilla hoy extinta está en perfecto estado y está hecho de ladrillos y azulejos. “Hay que imaginarse que toda la superficie de estos muros estaban cubiertos de azulejos como estos”, señaló.

El arquitecto explicó que los azulejos se asocian a un “espacio sagrado”, lo que podría indicar que se trataría del lugar donde antes descansaba el “Cristo del Descendimiento”, escultura de madera articulada hecha por el catalán Pedro de Noguera que yace en la sacristía del actual Santuario de Nuestra Señora de la Soledad y es llevada en procesión todos los años en Viernes Santo.

El descubrimiento “es presumiblemente la capilla sepulcro de este Cristo y es un espacio que pertenecía  a una iglesia hoy extinta, una iglesia que se construyó en 1603 y que se demolió en 1669 para construir la actual Iglesia de la Soledad, en donde se conserva todavía el Cristo del Descendimiento que quizás estuvo puesto en este espacio”, señaló.

Bogdanovich también dijo que el pavimento original de la plazuela del Convento de San Francisco es de canto rodado y “tiene una decoración muy ordenada y fitomorfa”.

El antiguo muro pretil habría estado coronado por 24 cruces de piedra de berenguela, que fueron traídas a lomo de burro desde Bolivia a finales del siglo XVII, lo que representaba “todo un reto y un logro para esa época. La piedra de berenguela es un alabastro o piedra traslúcida, y aún queda una en el atrio de la Iglesia del Milagro”, señaló el sitio web municipal.

“Luego de 15 años se da un hallazgo arqueológico de esta naturaleza en el Centro Histórico de Lima”, que se realizó gracias a que se retomaron las excavaciones tras la reactivación laboral decretada por el Gobierno durante la pandemia del COVID-19. Los nuevos hallazgos serán incorporados en el plan de recuperación del espacio público del próximo año.

El director de la Enciclopedia Católica de ACI Prensa, José Gálvez Krüger, intelectual especializado en los estudios de emblemática y simbología católica barroca, señaló en febrero de 2020 que “la Iglesia de la Soledad es un relicario y un esquema de la Pasión de Cristo”.

Gálvez precisó que el fundamento simbólico de este Santuario está en los estudios a la Sábana Santa de Turín o Síndone realizados en el Barroco, y que los elementos arquitectónicos de las paredes de todo el conjunto monumental como las yeserías y esgrafiados “representan a Nuestro Señor Jesucristo ‘crucificado en todo Su Cuerpo’”.

Gálvez también elogió las obras de restauración realizadas por Prolima. “Es encomiable la ejecución de la restauración del muro pretil”, pues “devuelve a Lima parte de la fisonomía perdida” y explicó que este muro “es un Vía Crucis, para Cristo, y Vía dolorosa para María. Son las señales que indican al cristiano la ruta a seguir”, enfatizó.

Subrayó que es fundamental “recomponer –junto a otras obras– el lenguaje simbólico y catequético del Convento de los padres franciscanos”. “Es justa y necesaria, porque la Orden Franciscana no puede avergonzarse de la Cruz de Cristo, ni dejar de gloriarse en ella”, concluyó.

El Conjunto Monumental de la Basílica y Convento de San Francisco fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año 1988 y el 12 de Diciembre de 1991, como extensión de ello, el Centro Histórico de Lima fue declarado Patrimonio Mundial Cultural por la UNESCO.

Etiquetas: franciscanos, Perú, Lima, descubrimientos arqueológicos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios