14 de marzo de 2021 - 3:15 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 14 de marzo de 2021 3:18 pm

Gobierno de Chile da marcha atrás a prohibición y autoriza celebración de Misas con fieles

Redacción ACI Prensa

Catedral Metropolitana de Santiago de Chile / Crédito: Carlos Teixidor Cadenas - Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)
Catedral Metropolitana de Santiago de Chile / Crédito: Carlos Teixidor Cadenas - Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

Al día siguiente de prohibir la presencia de fieles en las Misas, el Gobierno de Chile decidió dar marcha atrás y volver a autorizar el culto público en lugares abiertos con un máximo de 20 personas y un máximo de 10 personas en espacios cerrados.

El anuncio de que se restringiría el culto público ocurrió el 11 de marzo, cuando el ministro de Salud, Enrique Paris, reveló que habría “un endurecimiento de las medidas contempladas en el Plan Paso a Paso” para combatir el avance de la pandemia de coronavirus.

Según un reporte del gobierno, toda la Región Metropolitana de Chile retrocedió a la Fase 2 del Plan Paso a Paso, regresando a la etapa denominada “transición”, que tiene mayores restricciones. La Fase 3 (más laxa) se denomina “preparación” y esta permitía “actividades con público con más asistentes que lo permitido o sin cumplir las condiciones requeridas según tipo”.

Las medidas entraron en vigencia el sábado 13 de marzo, a partir de 5:00 de la mañana (hora local), pero el reclamo de la Conferencia Episcopal Chilena (CECH), del Arzobispo de Santiago y sus obispos auxiliares, y de los fieles en general, al parecer influyó en el cambio de decisión.  

El Gobierno de Chile indicó, en un comunicado publicado este domingo 14 de marzo, que “dada la importancia espiritual” de los cultos religiosos “para una parte significativa de la ciudadanía y la proximidad de Semana Santa, es que el Gobierno permitirá en Fase 2 la realización de ceremonias de culto en lugares abiertos con un máximo de 20 personas y un máximo de 10 personas en espacios cerrados”.

También se indicó que “los aforos podrán ser implementados durante los días que se realicen los cultos en comunas que estén en Fase 2 del Plan Paso a Paso, de lunes a domingo”. Mientras que, “cuando se concurra un sábado, domingo o festivo, los asistentes deberán portar sus permisos de desplazamiento, habilitados por un máximo de dos horas y solamente pueden sacar uno por fin de semana”.

Finalmente, el gobierno llamó “a todos quienes ejercen algún tipo de autoridad religiosa o de fe en distintos cultos, para que las actividades idealmente se realicen de manera telemática y que quienes deban concurrir a una iglesia o recinto, lo hagan cumpliendo estrictamente la normativa sanitaria”.

Como respuesta a la decisión del gobierno, el Vicario General del Arzobispado de Santiago, Mons. Cristián Roncagliolo, dijo que la Iglesia en Chile “valora la decisión de la autoridad sanitaria” que les “permite retomar, aunque sea, restrictivamente las actividades de culto”.

“Evidentemente eso respeta el ejercicio de la libertad religiosa de todas las confesiones, no solo la católica, pero esto, en ningún caso, puede entenderse como un descuido. Muy por el contrario, siempre tiene que ser hecho cuidando todas las medidas sanitarias”, comentó.

En las últimas 24 horas el Ministerio de Salud informó de 5.734 nuevos casos de COVID-19, de los cuales 3.911 son sintomáticos. La cifra total contagiado alcanzó la suma 891.110. De estos, 33.29 están activos y hay 835.669 recuperados.

Respecto a la cifra de muertos en el último día fue de 100 personas, alcanzando el número total de 21.674 fallecimientos a causa del virus.

Reclamo de los obispos frente a las restricciones

El sábado 13 de marzo, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile calificó la decisión de prohibir las Misas con fieles como una “medida discriminatoria que atenta contra la libertad religiosa”.

“Nos resulta incomprensible y falto de racionalidad el criterio utilizado por la autoridad en su definición de las nuevas medidas para el Paso 2 ‘transición’ publicadas hoy, las que prohíben absolutamente la asistencia de fieles a ceremonias religiosas (exceptuando los funerales)”, indicaron los obispos.

También indicaron que les “resulta del todo incomprensible por qué se nos niega una mínima reunión de carácter espiritual, mientras se permite el funcionamiento de diversas otras actividades que contemplan mayores conglomerados y flujos”.

Al final de su mensaje, exigieron al gobierno “que se establezca, cuanto antes, una mesa de diálogo formal con todas las confesiones, que permita llegar a normas y disposiciones que no contradigan la libertad religiosa”.

También se refirió al tema el Arzobispo de Santiago, el Cardenal Celestino Aos, y sus obispos auxiliares.

En un comunicado del 13 de marzo, señalaron también que les resultaba incomprensible “que 10 personas, con distancia social y cumpliendo todas las demás medidas sanitarias dispuestas por el Estado y por la Iglesia, estén en riesgo de contagio”.

“Más aún, la medida resulta contradictoria y discriminatoria, dado que otras realidades nacionales, que congregan a más de 10 personas, tienen permiso para realizar sus actividades”, sostuvieron.

Finalmente, pidieron que la norma sea “revisada” ya que transgredía aspectos de la libertad.

Etiquetas: Chile, Coronavirus, Covid-19, pandemia, covid19, covid, Misas públicas, Misas, Misas con fieles

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios