16 de octubre de 2016 - 6:14 PM

FOTOS: Así se vivió la fiesta en México por canonización de Joselito

POR BÁRBARA BUSTAMANTE | ACI Prensa

Miles de fieles festejaron en México la canonización de San José Sánchez del Río, elevado a los altares este 16 de octubre por el Papa Francisco en el Vaticano junto a otros 6 santos. La fiesta principal se concentró en Sahuayo, ciudad que vio nacer y morir al pequeño gran mártir de la Guerra Cristera.

Unas 20 mil personas se congregaron en los cuatro puntos de celebración por la canonización de Joselito en Sahuayo: El recinto Ferial, la Plaza Principal, el Monumento a Cristo Rey y la Calzada de los mártires.

La fiesta comenzó el 15 de octubre a las 5 p.m. con una multitudinaria procesión juvenil, donde los fieles elevaron al cielo un Rosario de globos de helio como símbolo de inicio de las celebraciones ininterrumpidas por la canonización de Joselito.

Luego se llevó a cabo una multitudinaria procesión en honor a José Sánchez del Río, que comenzó en el Panteón Municipal y culminó en la Calzada de los Mártires Cristeros, el adolescente de 14 años fue asesinado el 10 de Febrero de 1928.

Además los fieles, que llegaron de distintas partes de México, caminaron por la vía de la agonía de Joselito, hecho de velas y huellas en recuerdo de las manchas de sangre que el santo, luego que le desollaron los pies con un cuchillo, iba dejando en su camino hacia el Cementerio donde fue asesinado por odio a la fe.

Sahuayo no durmió y estuvo en vigilia toda la noche a la espera de la canonización del mártir cristero. Una jornada de oración y una Misa celebrada en cada una de las parroquias de su pueblo natal fueron la antesala a la gran celebración en Roma, que siguieron en vivo en distintos puntos de la ciudad.

Hoy 16 de octubre se celebraron numerosas y multitudinarias Misas en honor a Joselito, que incluyó una cabalgata en honor al mártir cristero con cerca de 400 caballos. Esta culminó con la Santa Eucaristía en la iglesia San José Sánchez del Río.

La celebración en Sahuayo concluyó con un recorrido de antorcha “José Sánchez del Río”, que se inició en la explanada del templo, pasando por las parroquias y calles de la ciudad, y culminó en la Parroquia de Santiago Apóstol.

“El ambiente en Sahuayo fue muy festivo. Desde que nos enteramos que el Papa Francisco decretó el milagro para su canonización sentimos mucha alegría y felicidad, y comenzamos los preparativos para celebrarlo”, dijo José Francisco Amezcua, responsable de la pastoral juvenil de la iglesia de San José Sánchez del Río.

“Todo Sahuayo se vistió de fiesta, de colores blanco y amarillo, simbolizando los colores del Vaticano, y rojo que es el color del martirio”, agregó.

Como organizadores de la celebración de la canonización en Sahuayo, “todos nos dimos la tarea de conocer más de fondo a Joselito y descubrir en él una vida del Evangelio. Nos preparamos con diferentes actividades, como semanas de evangelización y de preparación para personas que apoyaban en los eventos”.

San José Sánchez del Río “es un modelo de fe, de entrega a Cristo y a la Iglesia. Destaco su amor, su fortaleza y su valentía, al defender los principios cristianos que le inculcaron sus padres. Eso lo he tomado como ejemplo para querer mucho a mi familia y a dar todo por la Iglesia”, señaló Amezcua.

“Es un orgullo que un paisano tuyo llegue a los altares”, continuó José Francisco, “nos lleva a un compromiso de que esto no quede en un mero festejo, sino que nos lleve a ser mejores cristianos, más católicos, apoyar al prójimo, a ser fuertes y a ser defensores de nuestros valores y principios que últimamente han sido atacados”.

También te puede interesar:

Etiquetas: México, Canonización, San José Sánchez del Río

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios