9 de diciembre de 2019 - 2:27 PM

Fieles en Chile consagran al país a la Virgen María [FOTOS]

Redacción ACI Prensa

Consagración de Chile a la Virgen María. Crédito: Diócesis de Iquique.
Consagración de Chile a la Virgen María. Crédito: Diócesis de Iquique.

Con el objetivo de alcanzar la justicia y la paz necesaria para Chile, las comunidades de todo el país se consagraron a la Virgen María este domingo 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción.

Junto con peregrinar a los distintos santuarios, los fieles rezaron especialmente la Oración por Chile en la que se pidió a la Virgen del Carmen, patrona del país, su protección y docilidad para escuchar y abrazar el amor de Jesús y de esta forma lograr “una gran nación de hermanos donde cada uno tenga pan, respeto y alegría”, versa la oración.

Uno de las localidades que congregó cientos de fieles fue el Santuario de la Inmaculada Concepción en Lo Vásquez, Diócesis de Valparaíso.

El Administrador Apostólico de Valparaíso, Mons. Pedro Ossandón, expresó que donde hay una “patria fracturada, herida por el dolor de tantos pobres, una deuda social, una crisis que también es moral, política, económica” ahí también hay “fe”, porque “es posible soñar” con la unidad y la comunión fraterna, “eso venimos a rezar porque la Virgen María nos enseña”.

“Ella en la peor crisis de la Iglesia Católica, la que sufrió la Virgen María cuando su hijo Jesucristo fue juzgado como inocente en la cruz y murió clavado derramando su sangre por amor a nosotros. ¿Qué nos enseña la Virgen María? Que para Dios nada es imposible. Creamos eso, por lo tanto, es posible aprender a dialogar”, reflexionó.

En tanto, los fieles de la Arquidiócesis de Concepción celebraron Misas desde muy temprano en el santuario del Cerro La Virgen y por la tarde, una multitud realizó la peregrinación.

El Arzobispo, Mons. Fernando Chomali, manifestó que al igual que en las bodas de Caná “la Virgen está atenta a lo que pasa en la sociedad” y “tal vez en nuestro país hace falta que nos digan: hagan lo que Él les diga. Hemos estados muy empecinados en hacer lo que nosotros queremos; nos hemos encerrado en nosotros mismos y no hemos sido capaces de hacer una buena fiesta de boda. Porque donde haya paz, alegría y comunión, sólo es posible si ponemos las tinajas de agua para que Él las convierta en vino”.

Mons. Chomali sostuvo que la Solemnidad de la Inmaculada Concepción “es un gran tesoro, que solo la Virgen puede convocar. Se trata del tesoro que somos cada uno de nosotros, que a pesar del calor y las dificultades, hemos venido aquí, para vivir el ‘sí’ maravilloso de María, que cambió la historia”.

La celebración en tantos santuarios marianos “da mucha esperanza, porque muestra que la reserva espiritual de Chile es muy grande”. “Una sociedad que se olvida de Dios termina yendo contra sí misma y, eso, en cierto sentido, es lo que nos ha estado pasando. Lo que ha sucedido hoy nos vuelve a reencantar con el don maravilloso que es la fe en Jesucristo y una devoción inmensa a la Virgen María”.

En tanto, la Diócesis de San Bernardo celebró la Solemnidad de la Inmaculada Concepción con la presencia de la imagen peregrina de Fátima que se encuentra en el lugar hasta el 8 de enero de 2020.

En la Catedral de San Bernardo se reunieron los fieles para celebrar la Santa Misa y luego fueron en procesión hacia la cima del cerro Chena desde donde el Obispo, Mons. Juan Ignacio González presidió la consagración al Corazón Inmaculado de María. 

También la Diócesis de Chillán desarrolló la tradicional procesión y Misa en la Plaza de Armas, presidida por el Administrador Apostólico, P. Sergio Pérez de Arce.

“Para construir la paz, no partimos de cero. Los chilenos tenemos una historia dolorosa, hemos vivido muchas veces divisiones y violencias; pero también hemos vivido tiempos de más comunión, donde hemos podido construir algunos caminos de progreso y desarrollo”. 

Uno de los aspectos que hay que aprender “es que la violencia no nos lleva a la paz, sino que nos llena de temores, incertidumbre y se vuelve contra las mismas personas y las causas justas que queremos promover. Los niveles de destrucción y de agresividad de estos días han superado lo inimaginable”.

“Tenemos que aprender a tener un auténtico sentido crítico, pues es indispensable para el cambio social, pero hay que cuidar que no hiera irremediablemente nuestra convivencia y no legitime la violencia destructora y denigrante”, agregó.

Asimismo, precisó que “la paz supone el respeto de los derechos humanos. Hay chilenos a quienes todavía les molesta la defensa de los derechos humanos, lo sienten un discurso izquierdizante e ideologizado”; pero todos “anhelamos orden” y si es necesario a través de los “diversos actores y agentes” del estado, está “la obligación de respetar los derechos y la dignidad de las personas, incluso cuando delinquen, y actuar en el marco de la ley”. 

“No perdamos, hermanos, este aprendizaje para la paz. Todo abuso y atropello a la dignidad de las personas es intolerable; si se comete en nombre del Estado, es más intolerable aún”, finalizó el P. Pérez de Arce.

A su turno, el Obispo de Temuco, Mons. Héctor Vargas, dijo que entre todas las respuestas afirmativas de María, el Magníficat “se convierte en el canto de la humanidad entera, que se complace al ver al Señor inclinarse sobre todos los hombres y mujeres, criaturas humildes, y admitirles con Él en el Cielo”.

“Este canto de María nos lleva a pensar también en tantas situaciones dolorosas actuales, particularmente en las mujeres superadas por el peso de la vida, el drama de la pobreza, del abuso y la violencia”, agregó.

“Para ellas llegue cuanto antes el inicio de una vida de paz, de justicia, de amor, en espera del día en el cual, finalmente, se sentirán aferradas por manos que no las humillen, sino que con ternura las levanten y conduzcan, por la senda de la vida, hasta el cielo”, aseguró el obispo.

También, en Diócesis como Arica, Iquique y la Arquidiócesis de Puerto Montt, los fieles manifestaron su amor y pidieron la protección maternal de María.

 
 

Etiquetas: Chile, Virgen María, Solemnidad, Inmaculada Concepción, Consagración, advocaciones marianas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios