6 de marzo de 2018 10:52 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 6 de marzo de 2018 12:56 pm

Obispo denuncia que el demonio "metió gol" desde las filas del feminismo radical

Redacción ACI Prensa

Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián (España). Foto: Flickr Diócesis de San Sebastián.
Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián (España). Foto: Flickr Diócesis de San Sebastián.

El demonio metió un gol desde las filas del feminismo radical, denunció el Obispo de San Sebastián (España) Mons. José Ignacio Munilla en su programa Sexto Continente, en unas declaraciones que han sido sacadas de contexto por grupos feministas de cara a la huelga convocada para el 8 de marzo.

En su programa, emitido por Radio María, el Prelado dijo que “no es función de la Iglesia pronunciarse sobre las huelgas, pero sí discernir sobre las causas que se juegan detrás de una huelga”.

De esta manera habló sobre hasta qué punto el movimiento feminista conjuga o no con el cristianismo y la distinción entre un “sano feminismo” de un “feminismo de género”, manipulado por la ideología de género.

En ese sentido, señaló que “el feminismo radical tiene como víctima a la propia mujer y tiene como víctima a la verdadera causa femenina. Es curioso cómo el demonio puede meter un gol desde las propias filas. El feminismo, al haber asumido la ideología de género, se ha hecho una especie de harakiri”.

Aunque numerosos medios se han hecho eco de sus palabras, sectores feministas radicales, como el Movimiento Feminista de Bizkaia, y de extrema izquierda han sacado de contexto las declaraciones del Obispo, llamando a la Iglesia “intolerante” o de ser parte del “sistema heteropatriarcal”.

En su programa Sexto Continente, de una hora de duración, el Prelado ha recordado una carta publicada recientemente por el Obispo de Alcalá de Henares (España), Mons. Juan Antonio Reig Pla, que muestra cómo en la convocatoria de la huelga del 8 de marzo se incluyen “no sólo las causas y reivindicaciones de un sano feminismo, sino que también están mezcladas con otras del feminismo de género, como son el aborto libre y gratuito, y las causas del lesbianismo…”

El Obispo de San Sebastián recordó que los primeros movimientos feministas “buscaron la igualdad jurídica y legal, consiguieron el voto, la participación en todos los ámbitos legales (…). Han luchado por conseguir un trato justo y sin discriminaciones, pero en la década de los 60”, aparece “el feminismo de género que establece que tiene que existir una igualdad absoluta entre el hombre y la mujer, en el sentido antropológico de la palabra”.

En ese feminismo de género se niega que exista una diferencia entre el hombre y la mujer que “venga de la naturaleza, por lo que no existe una complementariedad binaria”.

Sobre la maternidad y el aborto

También explicó que el “gran problema del feminismo de género es que parte del presupuesto de que nacemos neutros sexualmente” y que la maternidad “ha supuesto una opresión social contra la mujer y que es la causa de la desigualdad”.

“De igual manera que el marxismo propugnó la lucha de clases para acabar con las clases, se trata de pregonar una lucha de sexos, para llegar a la liberación sexual que se dará cuando no haya diferencia de sexualidades”, aseguró el Prelado.

Sin embargo, el Obispo de San Sebastián aseguró que lo que “más dignifica a la mujer es el don de la maternidad”.

“Ese don tan grande que ha recibido que es incomparable en la capacidad que tiene para ser custodia del don de la vida, y es la transmisora de la vida y esperanza del futuro”, afirmó.

Para este tipo de feminismo, “con la causa del aborto, teóricamente la mujer defendía su libertad ante la maternidad que la subyuga”.

Sin embargo, advierte el Obispo, “el aborto se ha convertido en la tumba de la mujer porque en este momento en el mundo hay cientos de millones de mujeres menos que de hombres, porque el aborto se han convertido en un instrumento selectivo”, usado en países como China e India “para que no nazcan niñas”.

Un supuesto “instrumento de liberación” que ha servido para que exista un “genocidio femenino”, denunció.

E insistió en que “el feminismo de género es el suicido de la propia dignidad femenina”.

Respuesta de la Iglesia

Mons. Munilla recordó que recientemente en todas las iglesias se realizó una petición “por todas las mujeres del mundo y las mujeres de nuestro país, para que reciban un trato de igualdad y respeto, y que desaparezca todo tipo de discriminación”. “Dios nos ha creado con la misma dignidad” a hombres y mujeres, afirmó.

De hecho, subrayó cómo San Juan Pablo II durante la liturgia del Miércoles de Ceniza del año 2000 pidió perdón por los pecados cometidos en la historia y dijo: “Oremos por todos los que se ha ofendido en la dignidad humana y cuyos derechos han sido vulnerados. Oremos por las mujeres, tantas veces humilladas y marginadas y reconozcamos las formas de connivencia que se han hecho culpables muchos cristianos”.

También recordó que el Beato Papa Pablo VI declaró Doctora de la Iglesia a Santa Teresa de Jesús y a Santa Catalina de Siena, reconociendo su altura intelectual.

También te puede interesar:

Etiquetas: España, Ideología de Género, Mujer, Mons. José Ignacio Munilla, feministas, Marcha por la Mujer

Comentarios