La Federación de la Juventud Católica Alemana (BDKJ), una organización que agrupa a las asociaciones católicas de niños y jóvenes, se pronunció a favor de abolir la prohibición de la publicidad de abortos en Alemania.

El Gabinete Federal de Alemania aprobó un proyecto de ley en marzo para derogar la Sección 219a del Código Penal alemán que prohíbe la publicidad de abortos.

“La mejor protección para la vida no nacida es cuando las mujeres embarazadas tienen la oportunidad de informarse de manera segura. Esta es la única forma de asumir una responsabilidad real”, dijo la presidenta de BDKJ, Daniela Hottenbacher, según un informe de CNA Deutsch, agencia en alemán del Grupo ACI.

La líder de BDKJ también criticó que los abortos no sean completamente accesibles en toda Alemania. 

“En algunas áreas de Alemania, los abortos ya no son accesibles. Esto pone a las mujeres embarazadas bajo una presión adicional, respecto al tiempo, lo que dificulta decidir a favor o en contra de un aborto”, dijo Hottenbacher. 

Además, dijo que la sección del Código Penal alemán que prohíbe la publicidad de abortos “refleja una imagen de la mujer que rechazamos con firmeza”.

Más en Mundo

Actualmente, las mujeres en Alemania pueden acceder a un aborto si lo realiza un médico durante las primeras 12 semanas de embarazo, luego de una sesión de asesoramiento obligatorio. 

CNA Deutsch se acercó a un obispo alemán que anteriormente había hablado abiertamente sobre el asunto, pero se negó a comentar.

Tras la decisión del Gabinete Federal en marzo, la Conferencia Episcopal Alemana publicó un comunicado criticando los planes del Gobierno para levantar la prohibición de la publicidad de los abortos, informó CNA Deutsch.

“En principio, se agradece que el Gobierno federal no quiera abolir la prohibición de publicidad sin un reemplazo, como se propuso originalmente, pero definitivamente ve la necesidad de una regulación para una prohibición específica de la publicidad de abortos”, señaló en un comunicado lanzado al final de su más reciente asamblea plenaria.

Los obispos dijeron que examinarían la propuesta del Gobierno federal con más detalle. “Seguimos preocupados de que el nivel de protección se reduzca demasiado a expensas de la protección de la vida requerida por la Ley Básica”.

“Una mujer embarazada en una situación de conflicto depende de información seria, confiable y neutral”, escribió el Obispo de Limburg y presidente de la Conferencia Episcopal Aleman, Mons. Georg Bätzing. 

(El artículo continúa después)

“Además, en vista de la necesaria protección de la vida –según el Tribunal Constitucional Federal– el aborto no debe aparecer como un procedimiento cotidiano correspondiente a la normalidad. El proyecto de ley ahora presentado debe medirse también frente a esto”, agregó.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.