15 de enero de 2019 6:41 pm

Familias misioneras evangelizan pueblos indígenas en el río Paraguay [FOTOS]

Redacción ACI Prensa

Comunidades Familias Misioneras / Foto: Comunicaciones Arzobispado de Asunción - Fabiola Ayala
Comunidades Familias Misioneras / Foto: Comunicaciones Arzobispado de Asunción - Fabiola Ayala

Apenas iniciado el año 2019, unas 60 personas pertenecientes a las “Comunidades de Familias Misioneras” realizaron una nueva misión en los pueblos de Isla Margarita, ubicada en la rivera del río Paraguay, departamento de Concepción.

El 1 de enero las familias provenientes de Asunción, Encarnación; San Juan Nepomuceno, Caazapá; Villarrica; Cordillera, Caacupé, Emboscada y un matrimonio cubano se reunieron en la localidad brasileña de Porto Murtinho, Estado de Mato Grosso do Sul para embarcarse en la aventura de la evangelización durante siete días. 

De esta forma, dejaron comodidades, se desconectaron del mundo y se dispusieron a entregar lo mejor de sí para compartir la fe y la belleza de la familia cristiana en zonas que viven carencias físicas y espirituales.

Acompañados por cuatro sacerdotes, una religiosa y el Arzobispo de Asunción, Mons. Edmundo Valenzuela, llegaron a Isla Margarita ubicada a unos 600 kilómetros de la capital de Paraguay.

En el lugar celebraron una Misa de envío y se distribuyeron en grupos para misionar en los pueblos de San Lázaro, Vallemí, Tres Cerros, Puerto Casado, Peña Hermosa, Itacuá, Guyratí, Puerto Pinasco, Itapucumi, San Carlos y Puerto La Esperanza.

Bajo temperaturas que alcanzan los 45 grados, los misioneros se acomodaron en carpas, colchonetas al interior de las capillas y en casas de los lugareños. Allí hubo catequesis, Misa en el idioma nativo, compartir fraternos, confesiones e incluso intermediación en un conflicto laboral con una empresa del lugar.

“Fueron los misioneros en clima de oración que permitió el diálogo y la solución casi inmediata de un largo conflicto. He admirado la valentía de los misioneros porque anunciaron el amor de Cristo que transforma las vidas y cuando se toma en serio ese amor, repercute en las relaciones humanas y laborales”, dijo Mons. Valenzuela.

“Es impresionante la alegría de estas familias y especialmente de sus hijos jóvenes. Impresiona su fe, su preparación, su convicción. Hace parte de una Iglesia testimonial”, expresó el Arzobispo al terminar la misión.

Las Comunidades de Familias Misioneras se fundaron en 2010 con los matrimonios de Carmen y Aldo Fanego, y Kika y Vidal Benítez. 

Alentados por Mons. Edmundo Valenzuela, en ese entonces Obispo del Chaco, comenzaron hace unos diez años las misiones fluviales en esa zona, impenetrable por tierra, donde aún viven pueblos indígenas que se sostienen de la agricultura y extracción del tanino, sustancia usada para el curtido de pieles y ciertos fármacos.

Etiquetas: Misiones, Paraguay, misioneros, Misión, familias misioneras

Comentarios