24 de noviembre de 2020 - 10:49 AM

Fallece el exmayordomo de Benedicto XVI involucrado en el caso “Vatileaks”

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

Benedicto XVI con Paolo Gabriele en una imagen de archivo. Foto: Vatican Media
Benedicto XVI con Paolo Gabriele en una imagen de archivo. Foto: Vatican Media

Paolo Gabriele, el antiguo mayordomo del Papa Emérito Benedicto XVI, falleció a los 54 años después de una larga enfermedad.

Gabriele saltó a la actualidad informativa por haber filtrado documentos de la Santa Sede, en el conocido como caso “Vatileaks”, que luego aparecieron publicados en un libro.

Por aquellos hechos fue hallado culpable y condenado por el Tribunal de Justicia del Estado de Ciudad del Vaticano a 18 meses de prisión en octubre de 2012.

Paolo Gabriele estaba casado y tenía tres hijos y, antes del escándalo que protagonizó, había prestado servicio en la Santa Sede durante varios años e, incluso, había formado parte de la Familia Pontificia, como recuerda Vatican News.

Durante el juicio en su contra, Gabriele negó haber actuado por intereses económicos y afirmó sentirse culpable de haber traicionado la confianza del Santo Padre.

Gabriele reconoció haber comenzado a obtener documentos durante el 2010 y 2011. El exmayordomo de Benedicto XVI fue condenado inicialmente a 3 años de prisión, pero el tribunal vaticano redujo sensiblemente la pena al carecer de antecedentes penales.

Posteriormente, el 22 de diciembre de 2012, Benedicto XVI indultó a Gabriele y lo visitó personalmente en su celda para comunicarle el indulto, que también extendió a su cómplice, el informático Claudio Sciarpelletti.

Tras aquellos acontecimientos, y una vez recibido el indulto, Paolo Gabriele se incorporó al personal del Hospital Pediátrico Bambino Gesù de Roma, conocido como el Hospital del Papa.

Etiquetas: Benedicto XVI, Vaticano, Vatileaks, Paolo Gabriele

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Comentarios