20 de abril de 2021 - 6:24 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 20 de abril de 2021 6:30 pm

Expolicía es declarado culpable por muerte de George Floyd: Obispos piden oración y civismo

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Unsplash
Imagen referencial / Crédito: Unsplash

En la tarde de este martes, los obispos de Minnesota (Estados Unidos) hicieron un llamado a la oración y a dar muestras de civismo, poco antes de que la justicia determinara que el ex oficial de policía de Minneapolis, Derek Chauvin, es culpable de homicidio involuntario en segundo grado en el asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd.

Después de deliberar el lunes 19 de abril por la noche y el martes 20, el jurado determinó que Chauvin es culpable de tres cargos de homicidio involuntario en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado. El juicio de Chauvin comenzó el 8 de marzo.

Los obispos de Minnesota emitieron un comunicado el 20 de abril por la tarde, antes de que se anunciara el veredicto, pidiendo oración y justicia, y el fin del racismo.

“La Iglesia Católica en Minnesota invita a todas las personas de fe a reunirse para hablar entre sí de una manera civilizada y caritativa. Oremos unos con otros y unos por otros”, indica el comunicado firmado por el Arzobispo de St. Paul-Minneapolis, Moms. Bernard Hebda, y los obispos de las otras cinco diócesis del estado.

“Respetémonos unos a otros como hijos de Dios, creados a su imagen. Confesemos colectivamente la verdad y reconozcamos que nos necesitamos urgentemente unos a otros ahora para salir de estos ciclos de miedo y violencia”, señalaron los obispos.

Asimismo, sostuvieron que “cualquiera que sea el veredicto en el juicio de Chauvin, la Iglesia sigue comprometida a proporcionar un liderazgo a largo plazo en la erradicación de las estructuras del pecado y el racismo en Minnesota y más allá”.

Chauvin, un ex oficial de policía de Minneapolis, fue acusado de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano de 46 años, el 25 de mayo de 2020.

Aquel día, Floyd fue detenido y agredido, tras acusarlo de haber usado un billete falso de 20 dólares en una tienda local y de resistirse a la autoridad.

El oficial Chauvin mantuvo su rodilla por varios minutos sobre el cuello de Floyd. El hombre perdió la conciencia y fue llevado por paramédicos a un hospital, donde se le declaró muerto.

Chauvin fue arrestado el 29 de mayo y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario. Los fiscales luego elevaron los cargos a homicidio involuntario en segundo grado.

Los cuatro agentes que participaron en el intento de arresto, incluido Chauvin, fueron finalmente despedidos por el Departamento de Policía de Minneapolis.

Después de la muerte de Floyd, se produjeron protestas, mítines y disturbios generalizados en todo el país y el mundo, que destacaron la brutalidad policial y el racismo.

El Papa Francisco oró por el alma de Floyd el 3 de junio y pidió la intercesión de Nuestra Señora de Guadalupe por la paz y la justicia.

El Santo Padre afirmó que no es posible “tolerar ni cerrar los ojos ante ningún tipo de racismo o exclusión y pretender defender la santidad de toda vida humana”.

Los obispos del estado citaron la carta pastoral de 2018 de los obispos de Estados Unidos sobre el racismo, al pedir a los católicos que trabajen por la paz y la justicia.

“Como señalaron los obispos de Estados Unidos en una carta pastoral de 2018 sobre el racismo, Open Wide Our Hearts: The Enduring Call to Love, es una verdad triste e innegable que los prejuicios raciales y la discriminación continúan afectando las vidas y los medios de subsistencia de millones de ciudadanos estadounidenses”, declararon los obispos.

“Hay demasiadas pruebas de que el prejuicio tiene un impacto en los asuntos de justicia penal, lo que influye no solo en la forma en que algunos sistemas policiales y judiciales tratan a las personas, sino también en las tasas de encarcelamiento”, dijeron.

El Obispo de Buffalo, Mons. Michael Fisher, también emitió un comunicado el martes por la tarde, después del veredicto del jurado.

El veredicto “en el trágico asesinato de George Floyd es un paso importante para sanar las profundas heridas de la tensión racial causadas por su asesinato sin sentido”, dijo.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, obispos, Minnesota, George Floyd, Derek Chauvin

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios