4 de mayo de 2020 4:15 pm

Expertos se enfrentan por supuesto ocultamiento del Holocausto por parte de Pío XII

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Pixabay
Imagen referencial / Crédito: Pixabay

Varios expertos aseguran que las acusaciones relacionadas a que el Papa Pío XII ocultó el conocimiento del Holocausto al Vaticano se basan en afirmaciones exageradas y no representan la verdad.

El P. Hubert Wolf, profesor de Historia en la Universidad de Münster (Alemania), afirmó el mes pasado que en los archivos del Vaticano abiertos recientemente sobre el Papa Pío XII, había encontrado un memorándum antisemita que sugería que el pontífice sabía del Holocausto en Europa antes que el Gobierno de Estados Unidos, pero hizo esfuerzos para ocultar su conocimiento.

Pero Ronald Rychlak, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Mississippi y autor de “Hitler, the War, and the Pope”, le dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que el argumento del P. Wolf no resiste el escrutinio histórico.

Lo que el Papa Pío XII sabía e hizo durante la Segunda Guerra Mundial ha sido una fuente de controversia durante años. Esa controversia se reavivó a principios de marzo, cuando el Vaticano abrió a los investigadores sus archivos sobre Pío XII. El P. Wolf estaba entre los investigadores, pero una semana después de la apertura de los archivos, el bloqueo del coronavirus en Italia los obligó a detener su trabajo.

Sin inmutarse, el P. Wolf dijo a los medios alemanes y estadounidenses este mes que había encontrado un documento clave, el cual podría probar que Pío XII mintió al Gobierno de los Estados Unidos al afirmar en 1942 que no podía verificar los informes de inteligencia, que provenían de la Agencia Judía para Palestina en Ginebra, sobre campos de exterminio para el asesinato en masa de judíos en Polonia y Ucrania.

Cuando Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial en 1942, aún no tenía conocimiento de la magnitud de las atrocidades cometidas contra los judíos en toda Europa, especialmente el asesinato en masa de judíos en Europa del Este. Sin embargo, había recibido informes de esas atrocidades y estaba haciendo esfuerzos para verificarlas.

En 1942, el Vaticano también recibió informes, principalmente de líderes de la Iglesia, sobre el asesinato en masa de judíos por parte de las fuerzas nazis.

Sin embargo, en septiembre de 1942, cuando un funcionario estadounidense le pidió al Vaticano que verificara un informe de la Agencia Judía para Palestina, los funcionarios del Vaticano dijeron que no podían confirmar de forma independiente la información que contenía sobre la existencia de campos de exterminio, pero que el Vaticano sí sabía, y había recibido informes sobre atrocidades cometidas por las fuerzas nazis, agregando que “la Santa Sede está aprovechando todas las oportunidades ofrecidas para mitigar el sufrimiento”.

Rychlak dijo a CNA que la preocupación de la Santa Sede de ser juiciosa sobre la verificación de cualquier informe “lógicamente puede rastrearse hasta la Primera Guerra Mundial, cuando a menudo circulaban historias falsas de atrocidades”.

Pero después de examinar los archivos de Pío XII durante una semana en marzo, el P. Wolf señaló a los periodistas, este mes, un memorando de 1942 de un miembro del personal del entonces Secretario de Estado del Vaticano, Mons. Angelo Dell'Acqua, quien más tarde se convirtió en cardenal. El memorando, que no ha sido publicado al público, aparentemente advirtió contra la verificación del informe de la Agencia Judía para Palestina.

El P. Wolf dijo a los periodistas que el memo advierte contra creer en el informe porque los judíos “exageran fácilmente”.

“Este es un documento clave que se nos ha ocultado porque es claramente antisemita y proporciona información general sobre por qué Pío XII no habló en contra del Holocausto”, dijo el P. Wolf a un periódico católico de Münster.

El periodista alemán Michael Hesemann también estuvo entre los investigadores que examinaron los archivos de Pío XII en marzo. En una declaración enviada a CNA, dijo que el P. Wolf hizo su reclamo sobre Pío XII sin comprender el significado del memo que encontró, o su importancia.

Agregó que el memorándum “advierte que no se saquen conclusiones prematuras sobre la nueva información”, porque “es necesario asegurar que sean ciertas, ya que las exageraciones ocurren fácilmente, también entre los judíos. Con otras palabras: ¡Confía pero verifica!”.

“Para Wolf, esto es evidencia del antisemitismo del Vaticano durante el pontificado de Pío XII. Para él significa, y así es como lo parafrasea en varias entrevistas con los medios alemanes: ‘Todos los judíos son mentirosos’”, dijo Hesemann.

“Pero no significa nada de eso”, dijo Hesemann, explicando que el memorando tenía la intención de instar a la precaución contra cualquier exageración.

“Y, de hecho, el informe de la Agencia Judía contenía varios rumores que no eran ciertos en absoluto, como sabemos hoy. Afirmó que ‘en todo el este de Polonia y los territorios rusos ocupados, ya ni un solo judío está vivo’. Sabemos que miles sobrevivieron en el subsuelo o se convirtieron en partidarios”.

“Ningún gobierno en el mundo actuaría con un solo informe, pero espera una verificación independiente, por eso el presidente Roosevelt le preguntó al Vaticano, en primer lugar", agregó.

En cualquier caso, dijo Hesemann, la nota “no influyó en la política papal, que permaneció igual antes y después, ni contiene ninguna información nueva. Es un recordatorio de un hombre para confiar y verificar y nada más”.

El memo no está incluido en un caché de 11 volúmenes de documentos del Vaticano de la Segunda Guerra Mundial. Para el P. Wolf, esta es una razón para ser escéptico sobre los volúmenes, según The Washington Post.

Pero para Hesemann, la nota no se incluyó “no por un encubrimiento del Vaticano, sino porque es irrelevante”.

Hesemann advirtió que el P. Wolf, que “promovió las teorías de la conspiración” sobre Pío XII en el pasado, “saca conclusiones prematuras, culpa al Vaticano de un encubrimiento y crea titulares sensacionalistas”, para promover “su propia agenda”, a saber, “detener el proceso continuo de beatificación de Pío XII, al menos hasta que él y su equipo hayan evaluado la última de las páginas que el Papa Francisco puso a disposición para la investigación histórica”.

Rylchak mostró evidencia, presentada en su libro, de la preocupación de Pío XII por oponerse a los nazis, que según él fue bien reconocida por periodistas y obispos durante la Segunda Guerra Mundial. También señaló que Pío XII, a través de “una larga serie de comunicaciones con los obispos estadounidenses”, alentó la oposición a la ideología nazi.

“A pesar de todo esto, Wolf nos haría creer que Pío no dio a conocer su opinión debido a la nota de un asistente de bajo nivel”, dijo Rylchak, calificando la afirmación de “ridícula”.

Traducido y adaptado por Diego López Marina, Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: nazis, Pío XII, Holocausto, Leyendas negras sobre Pío XII, Archivos Vaticanos, Archivo Secreto Vaticano, nazismo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios