7 de octubre de 2020 - 4:44 PM

Experta critica a Amnistía Internacional por defender aborto durante todo el embarazo

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Unsplash
Imagen referencial / Crédito: Unsplash

Una experta en derecho internacional ha criticado la nueva defensa de Amnistía Internacional al acceso al aborto durante los nueve meses de embarazo y su afirmación de que “la protección jurídica de los derechos humanos, incluido el derecho a la vida, comienza al nacer”.

“El anuncio de Amnistía refleja una echo chamber [cámara de eco] autorreferencial formada por grupos de aborto y elementos del sistema internacional. Piensan que al afirmar consistentemente que el aborto es un ‘derecho humano’, pueden hacerlo”, dijo el 5 de octubre a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– Elyssa Koren, directora de ADF International ante la ONU.

El 28 de septiembre, Amnistía Internacional publicó una actualización de su política de aborto, en la que pide “el acceso universal al aborto seguro” y la “despenalización total” del procedimiento.

También pide que se garantice “la disponibilidad del aborto lo antes que sea posible y en la etapa más avanzada que sea necesario”; y subrayó que “todas las mujeres, niñas o personas que pueden quedarse embarazadas tienen derecho al aborto”.

Según Amnistía Internacional su enfoque sobre el aborto “se basa en el reconocimiento de que las decisiones en torno al embarazo y el aborto repercuten directamente en la totalidad de los derechos humanos”. Una sección de preguntas y respuestas adjunta se opone a las leyes que requieren el consentimiento del cónyuge o de los padres para el aborto.

En su política actualizada la organización dice que “la protección jurídica de los derechos humanos, incluido el derecho a la vida, comienza al nacer”.

Rajat Khosla, director senior de investigación e incidencia política de Amnistía Internacional, dijo el 28 de septiembre que la actualización se desarrolló “en consulta con expertos en derechos humanos, proveedores médicos y el movimiento Amnistía, y se basó en años de investigación y compromiso con mujeres y niñas cuyas vidas han sido destrozados por leyes restrictivas”.

Sin embargo, Koren, desde ADF International, criticó las afirmaciones de un consenso global proaborto.

“Cuando Amnistía se refiere al aumento de voces en el ámbito internacional para respaldar su reclamo, debe reconocerse que estas voces están operando ilegítimamente en primer lugar. Se derivan de varias funciones burocráticas dentro del sistema de la ONU que han sido cooptadas por activistas del aborto. Sus decretos no reflejan la voluntad de la comunidad de estados miembros, la mayoría de los cuales no apoyan la agresiva agenda del aborto de la ONU”, comentó.

También criticó la opinión de Amnistía Internacional de que los derechos comienzan al nacer.

“El derecho a la vida que todas las personas poseen se aplica desde el momento en que comienza la vida, que la ciencia confirma es en la concepción. El derecho internacional respalda esta realidad. Esto se evidencia en las protecciones históricas para las mujeres embarazadas que enfrentan la pena de muerte”, dijo Koren.

La experta citó el preámbulo de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, ratificada por más de 190 países, que afirma que los niños necesitan “protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”.

“Dado que Amnistía no tiene poder para reformular el derecho internacional o las leyes de la ciencia, su anuncio de que los derechos humanos ‘comienzan desde el nacimiento’ no crea ningún cambio en la tradición de los derechos humanos”, dijo Koren, y agregó que “dicho esto, contribuye al cuerpo existente de malinterpretaciones peligrosas que buscan reimaginar el orden internacional”.

Khosla, de Amnistía Internacional, dijo que la despenalización total del aborto es “esencial para proteger los derechos humanos y prevenir más muertes y lesiones debido a abortos inseguros”.

“El aborto no es un tema aislado. Negar a las personas el derecho a tomar decisiones sobre sus propios cuerpos perpetúa la desigualdad económica y de género, y afianza el estigma y la discriminación”, dijo, y agregó: “Continuaremos exigiendo que los gobiernos respeten la autonomía reproductiva y hagan campaña por el acceso al aborto seguro para cualquiera que lo busca, sin discriminación, coacción ni estigma”.

Si bien Khosla dijo que alrededor de 47 mil mujeres mueren cada año como resultado de buscar abortos “inseguros”, Koren dijo que se necesitan mejores datos para evaluar las causas de la mortalidad materna.

“Gran parte de los datos existentes ignoran el hecho de que incluso los abortos ‘seguros’, es decir legales, causan muertes; por supuesto, todos los bebés mueren, pero las mujeres también. El aborto nunca es seguro, particularmente en el mundo en desarrollo. Una de las principales razones es la falta de acceso a la sangre si una mujer sufre una hemorragia”, dijo.

“Cifras más precisas, a menudo oscurecidas por los muchos desafíos superpuestos que enfrentan las mujeres, seguramente mostrarían el impacto catastrófico de los abortos en su conjunto, tanto legales como ilegales, en la vida y el bienestar de las mujeres”, añadió.

También dijo que “cada vida perdida es un trágico fracaso del sistema internacional para garantizar el más fundamental de nuestros derechos humanos”. “Ninguna mujer debería tener que recurrir al aborto... La legalización del aborto no es la respuesta al problema del 'aborto inseguro', ya que de hecho se ha demostrado que aumenta la mortalidad materna”.

Koren expresó que las necesidades de las mujeres se cubrirían mejor mejorando el acceso a alimentos, agua, vivienda, educación, trabajo digno y estar libres de violencia.

“Los estados miembros de la ONU se comprometieron a reducir el recurso al aborto en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1995, un compromiso que se mantiene hasta el día de hoy. El énfasis debe permanecer en esto”, dijo.

Para Koren, la posición a favor del aborto de Amnistía es contraproducente.

“La agenda de aborto de Amnistía ha socavado significativamente sus credenciales auténticas de derechos humanos. Si bien siempre habrá divergencias en la comunidad internacional, la situación de los derechos humanos es tan grave en tantos lugares del mundo que lo que se necesita es un nuevo compromiso compartido con los principios básicos de los derechos humanos”, comentó.

“A medida que su agenda se vuelve cada vez más agresiva, es seguro que alienará a los gobiernos que de otra manera querrían trabajar con la comunidad internacional para mejorar su trayectoria internacional de derechos humanos. Lo más insidioso es que los esfuerzos de Amnistía no solo deslegitimizan su propio trabajo, sino el del proyecto internacional de derechos humanos en su conjunto”, declaró Koren.

Amnistía Internacional afirma tener 7 millones de miembros en todo el mundo. En 2018 recibió alrededor de 352 millones de dólares en donaciones, principalmente de personas particulares.

La adopción de Amnistía Internacional de la promoción del aborto, que anunció en 2007, marcó un cambio importante para la organización.

En 2016, documentos supuestamente hackeados de Open Society Foundations de George Soros parecían mostrar que financiaría a la afiliada de Amnistía Internacional en Irlanda para cambiar las protecciones constitucionales a los derechos del niño por nacer de la República de Irlanda. El documento de estrategia de la fundación indicó que veía a Irlanda como un modelo para cambiar las leyes provida en otros países fuertemente católicos.

Las autoridades irlandesas inicialmente dictaminaron que la afiliada de Amnistía necesitaba devolver unos 160.000 dólares a la fundación de Soros porque violaba la ley irlandesa que prohíbe las donaciones extranjeras a grupos de terceros que buscan influir en el resultado de una campaña de referéndum electoral. Sin embargo, Amnistía Internacional negó que los fondos se hubieran utilizado para su exitosa campaña para derogar la enmienda provida, y el fallo contra Amnistía Irlanda fue anulado en los tribunales en 2018.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Aborto, Estados Unidos, Amnistía Internacional, abortos tardíos, despenalización del aborto, George Soros, Open Society Foundations

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios