21 de mayo de 2020 5:40 pm

Exigen investigar préstamos a Planned Parenthood que eran para emergencia de COVID-19

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Unsplash
Imagen referencial / Crédito: Unsplash

Las filiales de Planned Parenthood, según se informa, recibieron 80 millones de dólares en préstamos de un programa del gobierno de Estados Unidos para la emergencia del coronavirus, a pesar de las regulaciones del Congreso que buscaban inhabilitarlos.

En total, 27 legisladores enviaron una carta al Departamento de Justicia de los Estados Unidos este jueves 21 de mayo pidiendo formalmente que se investigue a las filiales de la organización abortista que recibieron préstamos federales de emergencia.

Fox News informó el martes 19 de mayo que 37 de las filiales de la organización solicitaron y recibieron 80 millones de dólares en préstamos del Paycheck Protection Program (PPP), diseñado para ayudar a las pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro a permanecer abiertas y mantener la nómina mientras dure la pandemia de coronavirus COVID-19.

El programa de préstamos de emergencia establecido bajo la Ley CARES requería que las pequeñas empresas o las organizaciones sin fines de lucro que solicitan préstamos tengan 500 empleados o menos.

Para las entidades más pequeñas que están afiliadas a una gran organización nacional, se aplicarán las reglas de afiliación existentes de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés), tabulando el recuento de empleados de todas las afiliadas junto con la organización nacional.

Se suponía que Planned Parenthood, el proveedor de abortos más grande del país con alrededor de 330.000 abortos realizados anualmente y casi 2 mil millones de dólares en activos netos, no era elegible para préstamos PPP.

Ante la noticia de que Planned Parenthood recibió préstamos PPP, los senadores republicanos expresaron su desaprobación y pidieron una investigación.

En su carta, los senadores señalaron que “parece claro que Planned Parenthood sabía que no era elegible para los préstamos a pequeñas empresas en virtud de la Ley CARES mucho antes de que sus filiales autocertificaran fraudulentamente que eran elegibles”.

“Como saben, las solicitudes de préstamos fraudulentos pueden desencadenar sanciones civiles y penales”, especifica la carta.

El senador republicano Marco Rubio, presidente del comité de pequeñas empresas del Senado, dijo que “no había ambigüedad en la legislación” y que “organizaciones como Planned Parenthood, cuya organización matriz tiene cerca de medio billón de dólares en activos, no es elegible para el Paycheck Protection Program”.

“Esos fondos deben ser devueltos de inmediato. Además, la SBA debería abrir una investigación sobre cómo se hicieron estos préstamos en clara violación de las reglas de afiliación aplicables”, señaló.

El senador dijo que si había evidencia de que la SBA, Planned Parenthood o el personal del banco “violaron la ley a sabiendas”, entonces “se deberían buscar todas las opciones legales apropiadas”. 

El senador republicano Josh Hawley dijo en Twitter que “el dinero debe recuperarse y si alguien falsifica a sabiendas las solicitudes, debe ser procesado”.

Las organizaciones religiosas, como las parroquias católicas y las escuelas que forman parte de diócesis más grandes, no estaban sujetas a las reglas de afiliación de la SBA, y 9.000 parroquias habían recibido préstamos PPP hasta el 8 de mayo.

Marjorie Dannenfelser, presidenta de la organización provida Susan B. Anthony List, dijo que es cierto que Planned Parenthood recibió préstamos de emergencia a pesar de que sus filiales permanecieron abiertas durante la pandemia y de tener casi 2 mil millones de dólares en patrimonio neto.

Según el informe de Fox News, las filiales de Planned Parenthood en California y Washington recibieron $7.5 millones y más de $1.3 millones por el programa, respectivamente. Según los informes, la SBA exigía la devolución de los préstamos y amenazaba con sanciones si se falsificaban las solicitudes del PPP.

Incluso después de que se aprobó la Ley CARES, algunos miembros del Congreso pidieron reafirmaciones de que la organización no estaba recibiendo fondos del PPP. El 30 de abril, 94 miembros del Congreso escribieron a la administradora de la SBA, Jovita Carranza, pidiéndole que aclarara si las filiales de Planned Parenthood eran elegibles para el financiamiento.

“Para garantizar que las asignaciones limitadas para el PPP se dirijan a las muchas entidades merecedoras y elegibles que lo necesitan, solicitamos una determinación sobre si el proveedor de aborto más grande de la nación, Planned Parenthood Federation of America (PPFA), y cualquiera de sus afiliados son elegibles para estos préstamos”, escribieron los miembros.

Según las reglas de afiliación de la SBA, explicaron, “PPFA, y cada una de sus filiales, deben considerarse 'afiliadas' debido a su gestión común y, por lo tanto, descalificadas de los préstamos PPP en función de su tamaño agregado de alrededor de 16.000 empleados en todo el país”.

Inicialmente, 349 mil millones de dólares se distribuyeron a través del PPP, pero el 16 de abril la SBA ya no aceptaba solicitudes. Una segunda ronda de 310 mil millones de dólares fue aprobada por el Congreso a fines de abril.

Planned Parenthood no es la primera institución a la que se le pide que devuelva su préstamo PPP destinado a pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro. La cadena de hamburguesas Shake Shack, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, devolvió su préstamo PPP de 10 millones de dólares en abril.

Etiquetas: Estados Unidos, Planned Parenthood, Congreso, coronavirus, Covid-19, pandemia, covid19, covid

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios