23 de julio de 2020 9:50 pm

Excardenal McCarrick tuvo sacerdote que le “procuraba” víctimas, asegura demanda

Redacción ACI Prensa

Excardenal Theodore McCarrick. Crédito: US Institute of Peace (CC BY-NC 2.0)
Excardenal Theodore McCarrick. Crédito: US Institute of Peace (CC BY-NC 2.0)

Una demanda en Estados Unidos acusa al excardenal Theodore McCarrick, expulsado del estado clerical en febrero de 2019, de liderar el abuso grupal contra un adolescente de 14 años y de haber tenido a un sacerdote, que era director de una secundaria, que buscaba víctimas para él en la década de 1980.

El controvertido abogado del demandante, Jeff Anderson, es conocido por haber presentado demandas contra la Iglesia durante décadas. En esta, el jurista acusa a McCarrick de haber liderado el “abuso grupal” contra John Doe, pseudónimo de la víctima, e incorpora las acusaciones no probadas hechas por el exnuncio Carlo María Viganó contra el Papa Francisco y el Vaticano sobre su respuesta al caso.

En una rueda de prensa el miércoles 22 de julio, Anderson dijo que el demandante es “muy valiente” y un “sobreviviente de la depredación sexual perpetrada por el Cardenal Theodore McCarrick y otros clérigos”.

El abogado del excardenal, Barry Coburn, declinó hacer algún comentario.

En la demanda presentada el martes 21 los otros demandados son la Arquidiócesis de Newark, la Diócesis de Metuchen, otras parroquias católicas y una escuela secundaria. Según el texto, otros cuatro sacerdotes y un religioso de la congregación de los Hermanos Cristianos habrían abusado de la víctima.

En declaraciones a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, la Arquidiócesis de Newark dijo que sería “inapropiado” comentar los asuntos en litigio.

“La Arquidiócesis de Newark sigue plenamente comprometida con la transparencia en nuestros programas establecidos desde hace tiempo para proteger a los fieles y seguirá trabajando con las víctimas, sus representantes legales y las autoridades de la ley en un esfuerzo continuo para resolver las acusaciones y aliviar a las víctimas”, agregó.

Anthony Kearns, vocero de la Diócesis de Metuchen, dijo a CNA que aún no han sido notificados de la demanda, pero “nuestras oraciones están con los sobrevivientes de abuso, hoy y siempre, y estamos con ellos en su camino hacia la sanación y la esperanza”.

La demanda señala que McCarrick comenzó a abusar del demandante en 1982 y siguió hasta algún momento de 1983. Doe tenía entre 14 y 16 años en esa época y afirma que el primero en abusar de él fue un párroco y luego un director de una escuela de los Hermanos Cristianos. Este sería quien lo llevó con McCarrick para que abusara de él.

McCarrick fue nombrado primer Obispo de Metuchen, en el estado de Nueva Jersey, en 1981, luego de trabajar como Obispo Auxiliar de Nueva York.

La demanda indica que Doe y otras víctimas fueron llevadas los fines de semana a una casa de playa en Sea Girt, Nueva Jersey.

“McCarrick hacía las coordinaciones para se quedaran a dormir, eligiendo a sus víctimas entre los muchachos, seminaristas y clérigos en la casa de playa”, refiere la demanda. “En estas ocasiones, los menores eran asignados a distintos cuartos junto con clérigos adultos”.

El demandante pertenecía a una familia católica devota y asistía al Shrine of Divine Mercy / St. Francis Xavier Parish en Newark, así como a la escuela Essex Catholic Boys’ High School. Participaba en distintas actividades eclesiales y desarrolló “gran admiración, confianza, reverencia y respeto” por la Iglesia Católica y los demandados, indica el texto.

El P. Anthony Nardino de la St. Francis Xavier Church habría abusado sexualmente del demandante en 1978, cuando este tenía 11 años. Anderson dijo que este lo habría llevado al director de la escuela, el hermano Andrew Hewitt de los Hermanos Cristianos, fallecido en 2002.

Según Anderson, Hewitt habría sido quien “procuraba” víctimas para McCarrick y resaltó que los Hermanos Cristianos señalan que el religioso fue acusado creíblemente en otro caso de abuso sexual.

De acuerdo a la víctima, Hewitt le presentó a McCarrick como alguien que podría ayudarlo a pagar la pensión del colegio. Luego fue llevado los fines de semana a la casa de playa donde fue abusado sexualmente por McCarrick y otros sacerdotes mencionados en la demanda.

Gerald Ruane, Michael Walters y John Laferrera serían los sacerdotes que abusaron del demandante en el mismo periodo. Los tres pertenecen a la Arquidiócesis de Newark y están en una lista de creíblemente acusados en esta jurisdicción. Walters y Laferrera han sido expulsados del estado clerical.

Anderson indica en la demanda que McCarrick era “el jefe” y los otros sacerdotes “su entorno”. Ruane, ya fallecido, era “el facilitador y participante en la depredación de este joven”.

La demanda asegura que McCarrick abusó sexualmente de al menos siete menores y que la diócesis, la arquidiócesis y sus entidades, sabían o debieron haber sabido, que McCarrick y los otros sacerdotes mencionados eran un peligro para los niños, y no informaron de las sospechas de abuso.

Las otras parroquias mencionadas en la demanda son la Holy Trinity Parish en Hackensack; Our Lady of the Lake en Verona; St. Cassian’s Parish en Upper Montclair; y la Immaculate Conception en Newark.

De acuerdo a una línea de tiempo presentada por Anderson, en 1993 el P. Boniface Ramsey, O.P., informó de la conducta de McCarrick con seminaristas, en una carta enviada al entonces Arzobispo de Louisville, Mons. Thomas Kelly, OP. Además, el P. Ramsey envió una carta en el año 2000 al entonces Nuncio Apostólico en Estados Unidos, Mons. Gabriel Montalvo, sobre el mismo tema.

La demanda refiere que en 1993, el entonces Obispo de Metuchen, Mons. Thomas Hughes, supo que McCarrick había explotado sexualmente a un joven seminarista, y que en 1995 otro joven le dijo a Mons. Hughes que McCarrick lo había tocado de modo inapropiado.

El Papa Juan Pablo II nombró a McCarrick como Obispo de Metuchen, y luego como Arzobispo de Newark y después Arzobispo de Washington. Lo creó cardenal en 2001. El Papa Benedicto XVI le habría impuesto restricciones a McCarrick que este habría desobedecido.

“Es un permiso papal para involucrarse en un abuso de poder sin control, una y otra vez. Esta es una dolorosa verdad y ahora es momento de que quienes lo permitieron lo puedan contar”, dijo Anderson.

La demanda también señala que el Papa Francisco “está en complicidad con el encubrimiento de McCarrick”, y no tomó acciones sino hasta 2018.

Mike Finnegan, abogado que trabaja con Anderson, dijo que “es hora de que las autoridades principales, los obispos y el Papa digan todo lo que sabían sobre el Cardenal McCarrick”.

El abogado dijo también que el Cardenal Joseph Tobin, actual Arzobispo de Newark, y Mons. James Checchio, Obispo de Metuchen, “hagan lo propio”.

El caso McCarrick

Las denuncias contra McCarrick se remontan a la década del 2000, cuando el Cardenal Donald Wurel, Arzobispo Emérito de Washington D.C., recibió una queja del exsacerdote de la Diócesis de Metuchen, Robert Ciolek, por “conducta inapropiada” de McCarrick, quien fue obispo de dicha diócesis desde 1981 hasta 1986.

En esa queja se informaba sobre otros incidentes de abuso sexual, como uno relacionado con un sacerdote de Pittsburgh. En aquel tiempo Wuerl era Obispo de Pittsburgh.

El 20 de junio de 2018, la Arquidiócesis de Nueva York anunció que había considerado creíble una acusación de abuso sexual de un menor contra McCarrick, quien se desempeñó como sacerdote en Nueva York en la década de 1970.

Los informes de los medios posteriormente revelaron denuncias contra McCarrick por haber abusado sexualmente de al menos dos adolescentes: y que había participado en conducta sexual coercitiva con sacerdotes y seminaristas durante décadas.

El Vaticano lo expulsó del estado clerical en febrero de 2019 y el Papa Francisco estableció que la condena era definitiva y, por lo tanto, inapelable.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Estados Unidos, Abusos sexuales, Cardenal McCarrick, Theodore McCarrick

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios