25 de marzo de 2005 - 5:39 AM

Ex funcionaria de salud filipina denuncia engaños de programa anti-vida

Redacción ACI Prensa

Ex funcionaria de salud filipina denuncia engaños de programa anti-vida

Ligaya Acosta, funcionaria del departamento de Salud (DS) de Filipinas por casi 29 años, renunció luego de saber la verdad sobre los efectos secundarios de los anticonceptivos que se reparten en el programa de salud Ligtas Buntis (Embarazo Seguro) del gobierno filipino.
Acosta inició su trabajo en el Departamento de Salud de Filipinas en 1976, donde comenzó como funcionaria regional de información. Fue designada administradora del Programa de Planificación Familiar Natural el año pasado. Pero con el inicio de la campaña Ligtas Buntis (Embarazo Seguro) del DS a fines de enero, decidió renunciar a fines de febrero y comenzó a pronunciarse en contra de éste. Ahora viaja por el país mostrando lo negativo del programa, pese a las amenazas contra su familia.

La funcionaria señala que éste incluye la distribución de anticonceptivos a las mujeres. “El DS no les dice la verdad a las mujeres sobre lo que reciben: que tienen efectos secundarios como hipertensión; y que algunos son abortivos como los dispositivos intrauterinos (DIU) y las inyecciones anticonceptivas como el depo-provera”.

Acosta explica como fue que cambió su postura con relación a los anticonceptivos “solía pensar que los anticonceptivos eran en realidad buenos para la familia, pero recién este año, cuando estuve en un seminario organizado por la Fundación Family of the Americas, pude ver sus verdaderos efectos. Un video titulado “Natural vs. Artificial” cambió mi paradigma. El video mostraba una comparación de dos úteros: uno que había estado expuesto a anticonceptivos como el Depo-Provera estaba seco y estéril; mientras que el otro, que no había recibido anticonceptivos, se veía hermoso y saludable. Desde entonces, cuando realizaba seminarios para el DS, incluía una plática sobre lo que aprendí con la Fundación”.

“Como me opuse al DS –continúa Acosta– me odiaron, especialmente ahora que muestro sus engaños. Además, eso es sólo en la región 8 en la que esto hace ruido. Nadie más de ninguna otra región se pronunciaba en contra del Ligtas Buntis”.
La valiente doctora pro-vida denuncia también la persecución de la que es objeto “quieren destruirme, destruir mi credibilidad. Dicen que soy una mentirosa y que tengo problemas mentales. Recientemente, vinieron con una carta abierta atacándome y la enviaron a todas las agencias gubernamentales. De vez en cuando también me amenazan de muerte. Mi familia me apoya en todo esto. Al principio, los ataques del DS los afectaban, pero igual me apoyan. Estamos más unidos que nunca”.
Finalmente, expresa su opinión respecto a la comunión eucarística de los que apoyan el programa del estado filipino “estoy de acuerdo con la Iglesia cuando afirma que aquellos que apoyan el programa Ligtas Buntis no deben comulgar. Ya que si lo apoyan se convierten en personas anti-vida y esa es una manera indirecta de promover el aborto, que es un pecado mortal”.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios