Juan Pablo II beatificación: Últimas noticias

Juan Pablo I ya es venerable: El Papa Francisco firma el decreto de sus virtudes heroicas

El Papa Francisco firmó este jueves 9 de noviembre el decreto que reconoce las virtudes heroicas del Papa Juan Pablo I, por lo que ya es venerable.

Beato Juan Pablo II inspira nuevo movimiento a favor de las mujeres en India

En una conferencia nacional celebrada recientemente en Bangalore (India), cientos de religiosas y laicas de diferentes denominaciones cristianas iniciaron un movimiento con el propósito de compartir la valoración de la mujer promovida por el Concilio Vaticano II y el documento de Juan Pablo II “Mulieris dignitatem”. Sus objetivos centrales, informa la agencia vaticana Fides, son lanzar un mensaje de emancipación y dignidad de la mujer; redescubrir el papel fundamental de la mujer en la Iglesia, reiterar la importancia, la contribución y la dignidad de las mujeres en la India, donde sobrevive una mentalidad que las menosprecia, lo que hace que se den graves incidentes contra la dignidad femenina como la reciente violación por parte de doce hombres a una joven, ordenada por el jefe de un clan en una zona rural, por haberse enamorado de un muchacho de otra religión distinta a la hindú. Entre los diversos fundadores del movimiento está la Comisión de la Mujer de la Conferencia Episcopal de la India. Las participantes de la conferencia expresaron que “están dispuestas a trabajar dejando su zona de comodida, para promover actos de compasión y justicia, defender la dignidad de la mujer, trabajar en red con otras comunidades”. Al darse cuenta de la urgencia de dar voz a las mujeres cristianas en la Iglesia y en la sociedad, para proteger los derechos de las mujeres, decidieron poner en marcha el movimiento de ser, sobre todo, la voz de las mujeres más pobres y más marginadas. Un comité de nueve miembros formado con el objetivo de ampliar el movimiento y el desarrollo de los medios de su presencia activa en la sociedad india. El Nuevo Movimiento dice estar “totalmente de acuerdo” con el Papa Francisco, que ha señalado en diversas ocasiones la importancia y dignidad de la mujer en la Iglesia y en la sociedad.

Publican libro con los apuntes personales de Juan Pablo II que su secretario salvó de ser quemados

La editorial Znak de Polonia lanzará el próximo 5 de febrero el libro “Estoy en manos de Dios. Apuntes personales 1962-2003”, un texto que recoge las más íntimas memorias del Beato Juan Pablo II, que fueron salvadas de ser quemadas por su secretario por más de 40 años, el ahora Cardenal Stanis?aw Dziwisz. Según anuncia la editorial Znak, el lector encontrará en este volumen “las más importantes preguntas íntimas, profundas, conmovedoras meditaciones y oraciones que marcaban su tiempo día a día”, así como “apuntes que atestiguan su preocupación por sus seres queridos (amigos y colaboradores) y por la Iglesia que le había sido encomendada”. Los apuntes personales de Juan Pablo II permiten al lector encontrarse con un hombre que siempre confió más en Dios que en sí mismo y que luchó por la verdad hasta el final de su vida. Juan Pablo II pidió a Mons. Dziwisz, su secretario y más cercano colaborador, quemar los apuntes tras su muerte, pero el ahora Arzobispo de Cracovia decidió no destruirlos sino que los conservó y entregó a la Congregación para las Causas de los Santos, que examinó la vida de Karol Wojty?a durante su proceso de canonización. En los textos, el lector tiene acceso al corazón del hombre que fue Obispo de Cracovia durante la difícil época del comunismo, y que luego, por cerca de 27 años, fue el sucesor de Pedro a fines del siglo XX e inicios del XXI. El texto recopila las experiencias de Juan Pablo II, junto a oraciones, reflexiones y comentarios, convirtiendo al lector en un discípulo de la espiritualidad del futuro santo. En declaraciones a la agencia Kai, el Cardenal Dziwisz explicó su decisión: “No, no quemé los apuntes de Juan Pablo II, porque constituyen la clave de lectura de su espiritualidad, la parte más íntima del hombre: sus relaciones con Dios, con el otro y consigo mismo”. El libro ya se encuentra en pre-venta en su edición en polaco, y se puede adquirir desde este sitio web: http://www.znak.com.pl/kartoteka,ksiazka,4468,Jestem-bardzo-w-rekach-Bozych

[VIDEO] Relatan episodio inédito sobre Cardenal Landázuri y Juan Pablo II en el Perú

“Lo que él hizo y lo que él dejó, creo que es importante”, expresó el famoso periodista peruano, Miguel Humberto Aguirre, al referirse a quien fuera Arzobispo de Lima (Perú), Cardenal Juan Landázuri Ricketts (1913-1997), en el marco de celebrarse el 19 de diciembre el centenario de su nacimiento. Contó además como el Purpurado lo hizo partícipe de una primicia periodística muy importante. Aguirre señaló en una entrevista concedida al Arzobispado de Lima, que el Cardenal Landázuri “tenía una gran preocupación por la gente pobre, la gente que no le llegaba la ayuda”, agregó que se preocupó mucho por los jóvenes y era “muy dadivoso con lo que decía”. El periodista de Radio Programas del Perú (RPP), la emisora más importante a nivel nacional, recibió en una ocasión la llamada del Arzobispo donde le pedía la transmisión de una Misa de un jueves y que durante la celebración daría una noticia importante. Aguirre sorprendido por el pedido le explicó que “no se podía, que no estaba dentro de la programación”, sin embargo el periodista consultó con un directivo de la radio quien aceptó diciendo que “si lo ha pedido él (Cardenal Landázuri), hágalo”. El hombre de prensa contó que cuando se estaba realizando la transmisión de la Misa, el Cardenal dijo: “y les comunico en este instante por RPP que en tal fecha (febrero 1985) llegará su Santidad Juan Pablo II al Perú”. Lo dicho era ”un golazo” para la radio, expresó Aguirre quien fue parte de esta primicia. El Perú a través de este medio de comunicación recibió la noticia que causó más alegría en ese tiempo, ya que se vivía la violencia del terrorismo y el viaje apostólico del entonces Papa Juan Pablo II, próximo a ser canonizado el 27 de abril por el Papa Francisco, representaba una luz en medio del terror. La memoria del Cardenal Landázuri se mantiene viva en el país por su entregada labor. Incluso el Premio Nacional de Periodismo otorgado por la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) lleva su nombre. El actual Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, junto al Presidente de la CEP, Mons. Salvador Piñeiro, para conmemorar los 100 años de su nacimiento han organizado un acto académico, "Semblanza de un Pastor”, que se llevará a cabo el miércoles 18 de diciembre, con el fin de recordar la obra del Purpurado en el Perú. El Cardenal Landázuri, quien fue sacerdote franciscano, ejerció como Arzobispo de Lima por 35 años hasta 1989. En 1957 fundó la Misión de Lima, organización responsable de brindar ayuda a las familias pobres y terminó la construcción del Seminario Diocesano de Santo Toribio de Mogrovejo, así como la construcción de 40 parroquias establecidas en Vicarías Pastorales que impulsó a la Misión Conciliar de Lima. También para ayudar a los fieles más necesitados, se creó Cáritas de Lima, encargada de brindar ayuda a favor de la población más pobre, y poco tiempo después se convirtió en Cáritas del Perú y se creó la Oficina de Educación Católica, encargada de velar por la formación de los niños y jóvenes en la fe católica. El día de su muerte fue proclamado por el presidente de la República, duelo nacional. Para conocer más puede ingresar a: http://www.aciprensa.com/Cardenales/biografias/landazuri/

Legisladores polacos proponen que el 2014 sea declarado “Año de Juan Pablo II”

El Senador Polaco, Wojciech Skurkiewicza, señaló en una entrevista radial que "el 2014 será especial para todos nosotros. Entre los santos será canonizado nuestro compatriota” el Papa Woktila, es por eso que un grupo de legisladores han propuesto que ese año sea declarado como el “Año de Juan Pablo II”. Skurkiewicza dijo que "este es el momento perfecto para recordar las enseñanzas papales” y enfatizó que “en preparación para este acontecimiento se debe profundizar en el estudio del Papa polaco". Las declaraciones del Senador fueron difundidas por las Agencia Católica Polaca KAI,  y es una muestra que no sólo los fieles católicos tienen iniciativas para celebrar la próxima canonización del Beato Juan Pablo, sino también las autoridades civiles que para lograr este objetivo, han pedido una reforma en la norma que establece que para solicitar este tipo de propuestas se debe hacer antes del 31 de octubre del año anterior. Los legisladores han argumentado en su pedido de cambio de reforma, que la canonización es un hecho especial, y la propuesta fue presentada oficialmente al Presidente del Senado, Bogdan Borusewicz, para su trámite legal en el organismo. El Papa viajero será canonizado el por el Papa Francisco el 27 de abril del próximo año que es el segundo domingo de Pascua, día dedicado a la Divina Misericordia, ese día también se reconoce la santidad del Beato Papa Juan XXIII. En Polonia no es la primera vez que se da una muestra de veneración al Beato Juan Pablo II, en una reciente manifestación nacional, se establece el 13 de octubre como el “Día del Papa”, que fue celebrado con conferencias, Misas, encuentros de oración, conciertos entre otras actividades, que tuvo réplicas en Parroquias de otros países de Europa y de Estados Unidos.

Vaticano rinde homenaje al Beato Juan Pablo II con un seminario sobre la mujer

El Pontificio Consejo para los Laicos presidido por el Cardenal Stanislaw Rylko, realizará un seminario sobre la dignidad de la mujer como homenaje al Beato Juan Pablo II  y la Carta apostólica Mulieris dignitatem, Dignidad de la Mujer que publicó en 1988. El seminario tendrá como título “Dios confía el ser humano a la mujer” y se celebrará del 10 al 11 de octubre en el Vaticano. El seminario rescata el título de la última parte de la Mulieris dignitatem que esclarece algunos puntos sobre la específica dignidad y vocación de la mujer. La responsable de la Sección Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos, Ana Cristina Villa Betancourt, presentó el seminario en el noticiero del dicasterio y alertó que 25 años después de la Mulieris dignitatem, a la vez que “la presencia y participación de las mujeres en la vida social, cultural, económica, política sigue creciendo en todo el mundo, vemos crecer por todas partes una grave crisis antropológica”. Esto es algo que también advirtió Benedicto XVI, recordó la funcionaria vaticana, con lo que él definía un “extraño odio de sí mismos” que se traduce en múltiples expresiones de malestar, la crisis de identidades masculinas y femeninas, el creciente influjo de la ideología de género, la difusión de la cultura de muerte (aborto, mentalidad anticonceptiva, eutanasia), el deterioro de las relaciones humanas producido por la “revolución sexual”, la emergencia educativa, o la ley cuando se convierte en aliada del subjetivismo ético. Bentancourt explicó que el seminario analizará los cambios históricos en la “imagen” de la mujer así como los múltiples rostros de la crisis cultural para cuestionar si estos cambios han significado una renuncia de las mujeres a su rol. También se reflexionará sobre el papel de la mujer en la construcción de la civilización del amor y se intentará plantear algunos principios teóricos necesarios para la salvaguardia del ser humano. “Serán días intensos de reflexión sobre el particular rol de las mujeres en la salvaguardia de lo humano que, Dios mediante, resultarán en mayor compromiso de quienes participen por dar su contribución en los diferentes ámbitos”, concluyó Betancourt.

Mujer de Costa Rica: Pedí a Juan Pablo II me ayudara a pedirle ayuda a Dios

“Le pedimos a nuestro Papa Juan Pablo que nos ayudara a pedirle a Dios que me ayudara”, expresó Floribeth Mora, la posible beneficiaria del milagro que de ser confirmado por la Santa Sede permitiría la canonización del Papa polaco. Según informó el diario español La Razón, esta mujer que vive en la localidad de Tres Ríos de Cartago (Costa Rica), “es la protagonista del milagro que podría llevar a los altares al Papa polaco, después de que el pasado martes la comisión teológica de la Congregación para la Causa de los Santos diera fe de lo ocurrido, como ya lo hicieran en el mes de abril los médicos que reconocieron que, de forma inexplicable, Flory –como la llaman sus familiares y amigos–superó un aneurisma cuando ya estaba desahuciada por los médicos”. Todo comenzó el 8 de abril de 2011 al despertar. “Me dio un dolor de cabeza tan fuerte que pensé que me reventaría la cabeza. Le pedí a mi esposo que me llevara al hospital porque me sentía bastante mal. Cuando llegué me encontraba muy mal por los vómitos y el dolor de cabeza”, relata Mora en un testimonio escrito por ella misma hace un año, recogido ahora por La Razón y confirmado a este diario por uno de los partícipes del milagro. Aquella vez se le diagnosticó estrés y presión alta. Sin embargo, su estado de salud no mejoraba y tras un posterior análisis en un hospital en San José le dijeron “que tenía un pequeño derrame de sangre en mi cerebro, luego me hicieron un TAC y descubrieron que se trataba de un aneurisma cerebral en el lado derecho”. En otro centro, tras varios intentos por cerrar el goteo de sangre que sufría en su cerebro, el equipo médico que la atendió tuvo que desistir al encontrarse la dilatación en un lugar de difícil acceso. Luego de unos días en observación, las limitaciones del sistema sanitario costarricense impidió que fuera operada. “Se cerraban así mis posibilidad de sobrevivir a tan fatal diagnóstico”, recuerda Mora, madre de cuatro hijos, abuela de cuatro nietos y esposa de un ex oficial de la Policía. Le dijeron que le quedaba un mes de vida. Sin embargo, a pesar de la desesperación que en un primer momento tuvieron en su familia, “nos llenamos de mucha fe, pero no puedo negar el miedo tan grande que sentía al ver lo que me estaba sucediendo”. Cuando aún no se cumplía un mes, se realizó en la Plaza de San Pedro la beatificación de Juan Pablo II. Aquel 1 de mayo de 2011 Benedicto XVI destacaba de su predecesor: “Durante 23 años pude estar cerca de él y venerar cada vez más su persona. Su profundidad espiritual y la riqueza de sus intuiciones sostenían mi servicio. El ejemplo de su oración siempre me ha impresionado y edificado: él se sumergía en el encuentro con Dios, aun en medio de las múltiples ocupaciones de su ministerio”. Mientras, como todos los domingos, la familia de Floribeth acudió a Misa a la parroquia. Acudieron al centro del barrio porque se estaba celebrando una procesión. “En ese momento estaba pasando una carroza con la imagen de Jesús Sacramentado y sentí un frío en el cuerpo. Me bajé del coche y fui hasta allí”. Entonces, el sacerdote que acompañaba a la procesión declamaba una oración: “¡Oh, Señor! Hay una sanación”.Floribeth se detuvo para rezar “Le pedimos a nuestro Papa Juan Pablo que nos ayudara a pedirle a Dios que me ayudara”. Y en ese preciso instante, algo empezó a cambiar. “Salí de ese parque con la fe de que yo fui la sanada”, expresó. Días después fue al Santuario de la Virgen de Ujarrás para rezar, consciente de que el templo había recibido un relicario con muestras de sangre del nuevo Beato. “De nuevo, un milagro”, apostilla. Sin embargo, cuando llegó ya había terminado la exposición. Sin embargo, el P. Dónald Solano hizo una excepción. “Me la enseñó y la toqué. Seis meses después me hicieron otro examen en el cerebro y me indicaron que el aneurisma había desaparecido para la honra y la gloria de mi Dios”, afirmó Floribeth. Según publicó el diario “La Nación” de Costa Rica, el neurocirujano Alejandro Vargas Román, que atendió a Floribeth Mora durante su enfermedad, confirmó que no encontró explicación científica a la desaparición repentina del aneurisma que padecía cuando analizaron exámenes posteriores a aquel 1 de mayo de 2011. Vargas reveló que funcionarios de la Santa Sede le consultaron sobre los detalles del caso durante la fase diocesana del proceso de canonización. “Médicamente, en teoría, nunca les va a desaparecer un aneurisma a las personas porque es una dilatación. Científicamente yo no le tengo ninguna explicación del por qué desapareció”, expresó el médico, que vivió en primera persona lo ocurrido en el hospital Calderón Guardia.

Un día como hoy nació el Beato Juan Pablo II

El 18 de mayo de 1920, en la localidad de Wadowice, a 50 kms. de Cracovia (Polonia), nació Karol Józef Wojty?a, conocido como Juan Pablo II luego de ser elegido como Papa en octubre de 1978. Juan Pablo II el más pequeño de los tres hijos de Karol Wojty?a y Emilia Kaczorowska, quien falleció cuando él apenas tenía 9 años. Su hermano mayor, Edmund, que fue médico, murió en 1932 y su padre, suboficial del ejército, en 1941. Su hermana Olga murió antes de que naciera él. Fue bautizado por el sacerdote Franciszek Zak el 20 de junio de 1920 en la Iglesia parroquial de Wadowice. A los 9 años hizo la Primera Comunión, y a los 18 recibió la Confirmación. Al terminar sus estudios de educación  media en la escuela Marcin Wadowita de Wadowice, se matriculó en 1938 en la Universidad Jagellónica de Cracovia y en una escuela de teatro. En 1939, luego de que las tropas nazi que ocuparon Polonia cerraran su universidad, Karol trabajó en una cantera y luego en una fábrica química para ganarse la vida y evitar ser deportado. Desde 1942, tras sentir la vocación sacerdotal, se formó en el seminario clandestino de Cracovia, dirigido por el entonces Arzobispo de Cracovia, Cardenal Adam Stefan Sapieha. El mismo Cardenal Sapieha lo ordenó sacerdote el 1 de noviembre de 1946. Karol fue nombrado Obispo auxiliar de Cracovia en 1958, por Pío XII, y Arzobispo de esa misma Arquidiócesis en 1964, por el entonces Papa Pablo VI. Pablo VI lo creó Cardenal el 26 de junio de 1967. Karol Wojty?a participó en el Concilio Vaticano II, entre los años 1962 y 1965, y contribuyó en la elaboración de la constitución Gaudium et spes. Tras la muerte de Juan Pablo I, los Cardenales reunidos en Cónclave lo eligieron como el 263 sucesor del Apóstol Pedro, el 16 de octubre de 1978. Él tomó el nombre de Juan Pablo II. Su pontificado fue uno de los más largos de la historia de la Iglesia, durando casi 27 años. Juan Pablo II fue conocido como “el Papa peregrino”, pues realizó 104 viajes apostólicos fuera de Italia, y 146 por el interior de este país. Además, como Obispo de Roma, visitó 317 de las 333 parroquias romanas. Desde 1985 impulsó las Jornadas Mundiales de la Juventud y, desde 1994 los encuentros mundiales de las familias. Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005, a las 9:37 p.m., hora de Roma. Desde esa noche hasta el 8 de abril, en que se celebraron sus exequias, más de tres millones de peregrinos le rindieron homenaje, haciendo cola por hasta 24 horas para poder acceder a la Basílica de San Pedro. El hoy Obispo emérito de Roma Benedicto XVI beatificó a Juan Pablo II el 1 de mayo de 2011.

Hoy se cumplen dos años de beatificación de Juan Pablo II

Un día como hoy, en 2011, el ahora Obispo emérito de Roma Benedicto XVI beatificó a su predecesor en el pontificado, Juan Pablo II Magno, ante una multitud de más de millón y medio de personas, que colmaron la Plaza de San Pedro, los 500 metros de la Via della Conciliazione y algunas calles aledañas. La Misa de beatificación fue celebrada en el segundo domingo de Pascua, dedicado a la Divina Misericordia, elegido especialmente, según explicó Benedicto XVI, porque Juan Pablo II “gracias a un designio providencial, entregó el espíritu a Dios precisamente en la tarde de la vigilia de esta fiesta”. Benedicto XVI también recordó el gran papel que tuvo la Virgen María en la vida del Beato, cosa plasmada en su escudo episcopal con el lema “Totus Tuus” (Todo Tuyo”, en referencia a la frase de San Luis María Grignion de Monfort, “Totus tuus ego sum et omnia mea tua sunt. Accipio Te in mea omnia. Praebe mihi cor tuum, Maria -Soy todo tuyo y todo cuanto tengo es tuyo. Tú eres mi todo, oh María; préstame tu corazón”. El entonces Papa de la Iglesia Católica recordó el impacto que tuvo la vida de su predecesor durante los 23 años en que lo conoció y pudo “venerar cada vez más su persona”. “Su profundidad espiritual y la riqueza de sus intuiciones sostenían mi servicio”, aseguró, recordando que Juan Pablo II “se sumergía en el encuentro con Dios, aun en medio de las múltiples ocupaciones de su ministerio”. Además, en esa homilía Benedicto XVI recordó el testimonio del sufrimiento del Beato, asegurando que “el Señor lo fue despojando lentamente de todo, sin embargo él permanecía siempre como una ‘roca’, como Cristo quería”. La profunda humildad de Juan Pablo II, dijo, “arraigada en la íntima unión con Cristo, le permitió seguir guiando a la Iglesia y dar al mundo un mensaje aún más elocuente, precisamente cuando sus fuerzas físicas iban disminuyendo. Así, él realizó de modo extraordinario la vocación de cada sacerdote y obispo: ser uno con aquel Jesús al que cotidianamente recibe y ofrece en la Iglesia”. “¡Dichoso tú, amado Papa Juan Pablo, porque has creído! Te rogamos que continúes sosteniendo desde el Cielo la fe del Pueblo de Dios. Desde el Palacio nos has bendecido muchas veces en esta Plaza. Hoy te rogamos: Santo Padre: bendícenos. Amén”, culminó en esa ocasión Benedicto XVI.