El Papa Francisco dijo este 3 de noviembre, durante el vuelo que lo trasladaba de Italia hacia el Reino de Bahrein, en el golfo pérsico, que estaba “muy adolorido” de la pierna, por lo que no caminaría para realizar el habitual saludo a los periodistas que lo acompañan.

Sin embargo, el Santo Padre sí pudo saludar sentado a los profesionales de la información que se acercaron.

“Buenos días y muchas gracias por su compañía y por su trabajo. Un viaje interesante que nos hará pensar y nos dará buenas noticias. Muchas gracias por su trabajo”, dijo el Papa.

Luego, el Santo Padre se disculpó con los periodistas y reiteró: “muchas gracias por su trabajo”.

“Quisiera saludar a cada uno, pero el problema es que hoy estoy muy adolorido y no me siento capaz de dar la vuelta, pero sería un placer para mí que todos hicieran dieran la vuelta y los saludo aquí. Gracias”, dijo.

Salud del Papa

Más en Vaticano

El Papa Francisco padece un fuerte dolor de rodilla desde hace meses. En enero de 2022, indicó que

no iba a poder recorrer los pasillos, como tradicionalmente lo hace, para saludar a las personas presentes por un problema de salud.

“Permítanme explicarles que hoy no podré estar entre ustedes para saludarlos, porque tengo un problema en mi pierna derecha; un ligamento de mi rodilla está inflamado. Pero yo bajaré a saludaros allí y ustedes pasarán a saludarme”, dijo el Papa indicando una silla en la que después se sentó para bendecir a algunas personas.

A partir de ese momento, en varias ocasiones ha tenido que suspender actividades y ha limitado sus movimientos.

Sin embargo, este fue el primer viaje papal en el que no saludó a los periodistas caminando por los pasillos del avión, sino que pidió a los comunicadores que se acercaran a saludarlo.

El Papa Francisco permanecerá en Bahrein hasta el próximo 6 de noviembre.

(El artículo continúa después)