18 de enero de 2019 - 11:22 AM

Este padre de familia caminó 4.500 kilómetros para estar en Marcha por la Vida 2019 en EEUU

Redacción ACI Prensa

John Moore en su peregrinación. Foto:  Laura Moore vía Voice of the Southwest
John Moore en su peregrinación. Foto: Laura Moore vía Voice of the Southwest

Un padre de familia caminó más de 4.500 kilómetros para participar este viernes 18 de enero en la Marcha por la Vida en Estados Unidos.

John Moore, miembro de los Caballeros de Colón y padre de seis hijos, llegó la semana pasada al monumento de Washington en la capital estadounidense, tras un largo peregrinaje que inició en abril de 2018 en San Francisco.

Esta extensa peregrinación la realizó con Laura, una de sus hijos que lo acompañó en auto todo el recorrido, mientras John caminaba, para darle asistencia, básicamente agua y comida.

“En San Francisco hubo mucha gente que le gritaba a mi papá vulgaridades y muy de cerca. Él sabía que lo malo iba a llegar, así que cuando eso sucedía se callaba y seguía caminando. Cuando salimos de la ciudad sí que recibió apoyo”, dijo Laura en mayo al diario de la Diócesis de Gallup.

En su peregrinaje, John siempre portó alternativamente en su espalda una cruz: una que mostraba a la Divina Misericordia y otra que tiene al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen de Guadalupe.

“Me sorprende la cantidad de gente no religiosa que está intrigada con lo que hace. Algunas personas lo detuvieron para conversar, sin saber nada de la Marcha por la Vida. La gente también le daba agua, algunos caminaron con él y otros le dieron dinero. Muchos lo elogiaron por lo que hacía”, comentó Laura.

John piensa donar el dinero que ha recibido a los Caballeros de Colón para su proyecto de donar mil máquinas de ultrasonido para salvar vidas en Estados Unidos.

John Moore ya ha hecho otras peregrinaciones, como al Santuario de Chimayo en 13 ocasiones, otra en honor al P. Emil Kapaun, un capellán del ejército que murió en un campo de prisioneros durante la Guerra de Corea; entre otras.

En declaraciones a Voice of the Southwest, Laura comentó que esta peregrinación tiene ciertamente una perspectiva espiritual.

“Creo que Dios ha estado preparándome para aprender a estar sola, pero al mismo tiempo ser amiga de mi misma y acercarme a Dios. Me siento muy bendecida con esta oportunidad de estar todo el día concentrada en esto en vez de buscar el tiempo para ello”, dijo la hija de John Moore.

De otro lado, John conversó hace poco con la revista Columbia, de los Caballeros de Colón, y dijo que realizó la peregrinación para “ser humilde ante Dios, ser un testigo de Cristo y rezar por otros. Es un camino de fe”.

John dijo también que ha rezado mucho el Rosario en esta larga caminata y que ha buscado estar siempre enfocado en el Señor.

“A veces no he querido caminar, pero es cuestión de salir y no hacer nada tonto. Hace falta mucha fe porque la fe supera todos los miedos”, agregó.

La peregrinación, explicó John, “no es una cuestión de éxito sino mantener una promesa: que hice a los Caballeros, a la gente de la Marcha por la Vida, a los no nacidos y a Dios”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Estados Unidos, Marcha por la Vida, Defensa de la vida, March for Life

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios