16 de octubre de 2018 9:34 pm

Esperamos que el Papa vaya a China, afirma obispo en el Sínodo de los Jóvenes

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Mons. Guo Jincai y Mons. Yang Xiaoting, los dos obispos de China que por primera vez están en el Vaticano y que participan en el Sínodo, dijeron que han invitado al Papa Francisco para que visite el país asiático.

“En estos días hemos invitado al Papa Francisco a venir a China. Lo esperamos. El momento lo sabe el Señor pero rezamos por esto. Rezamos el Rosario para que suceda pronto porque sucederá, así como nuestra presencia aquí, que de imposible pasó a posible”, dijo Mons. Guo Jincai, Obispo de Chengde, en diálogo con el diario italiano Avvenire.

Mons. Guo Jincai estudió en el Seminario de Hebei y fue ordenado sacerdote en 1992. El 20 de noviembre de 2010 y sin contar con el mandato pontificio fue consagrado como Obispo de Chengde. Es uno de los siete prelados a quienes el Papa levantó la excomunión tras la firma del Acuerdo Provisional del Vaticano y el Gobierno chino para los nombramientos episcopales.

La firma del acuerdo fue anunciada el 22 de septiembre.

El Prelado dijo que participar en el Sínodo “ha sido una experiencia de gracia” y resaltó que “aunque las culturas y las lenguas son distintas, somos una sola cosa y somos testimonio de una Iglesia unida en la diversidad”.

Sobre la emoción del Papa en la Misa inaugural del Sínodo por la presencia de los obispos chinos, el Prelado dijo que “en ese instante vi pasar ante mí más de 70 años que hemos sufrido, que hemos esperado mucho, y finalmente llegó la gracia de estar en plena comunión con el Sucesor de San Pedro. Vivimos la alegría de participar en el Sínodo de la Iglesia”.

Mons. Guo Jincai dijo que ambos han conversado con el Papa “con la familiaridad de hijos con su padre. Nos ha dicho que nos ama, que ama nuestro país y siempre reza mucho por los cristianos en China. Nosotros le hemos dicho que la Iglesia en China reza por él”.

El Obispo de Ya’an, Mons. Yang Xiaoting, es el otro prelado chino participante del Sínodo.

Mons. Yang Xiaoting se dedica a formar sacerdotes en el seminario de su diócesis desde el año 2002.

Asimismo, en entrevista concedida a Vatican News, el Obispo explicó que “para la formación y el discernimiento creo que los problemas que encontramos son similares a los de otros países en el mundo”.

“Para el discernimiento de las vocaciones trabajamos en la formación, en el catecismo, en la importancia del concepto de vocación, que no es solo para los consagrados, sino también para los laicos. En el discernimiento partimos de un trabajo pastoral, para que los jóvenes puedan mirar la propia vocación desde distintos puntos de vista”, relató.

En las diócesis más grandes, prosiguió el Obispo, “hay un comité para las vocaciones y una oficina pastoral para los jóvenes. Ambos ofrecen acompañamiento en distintos aspectos de la vida”. “Son proyectos iniciados desde hace más de diez años al interior de la Iglesia en China”, agregó.

Mons. Yang Xiatoing dirigió luego un mensaje a los jóvenes de China: “La Iglesia los necesita, los ama y sobre todo ve que son el futuro de la Iglesia. El Señor ama a los jóvenes, la Iglesia y los obispos también los amamos”, dijo.

La presencia de los obispos chinos en el Sínodo fue posible tras el Acuerdo Provisional firmado entre China y el Vaticano el 22 de septiembre sobre los nombramientos episcopales en el país asiático.

Algunos han expresado su oposición al acuerdo, como el Obispo Emérito de Hong Kong, el Cardenal Joseph Zen Ze kiun, quien en enero de este año dijo que “el Vaticano está vendiendo la Iglesia Católica en China”.

En el vuelo de regreso de su viaje a Letonia, Lituania y Estonia a fines de septiembre, el Papa Francisco dijo a los periodistas: “Yo soy el responsable” del acuerdo; y explicó algunos detalles de las negociaciones.

Sobre los obispos que no estaban en comunión con la Iglesia hasta antes del acuerdo, Francisco dijo que “han sido estudiados caso por caso. Por cada obispo han llegado al final los expedientes de cada uno a mi escritorio y he sido yo el responsable de firmar cada caso”.

Respecto a los católicos que siempre han sido fieles a Roma, el Santo Padre los llamó “resistencia” y dijo que “es cierto. Ellos sufrirán. Siempre en un acuerdo hay sufrimiento, pero ellos tienen una gran fe”

Sobre el acuerdo, Francisco precisó que “la cosa se hace en diálogo, pero nombra Roma, nombra el Papa. Esto es claro. Y rezamos por los sufrimientos de algunos que no entienden o que tienen en sus espaldas muchos años de clandestinidad”.

El 26 de septiembre el Pontífice dirigió un mensaje a los católicos de China y a la Iglesia universal en el que solicitó “gestos concretos y visibles” a los obispos a quienes levantó la excomunión.

Etiquetas: Vaticano, China, Iglesia en China, Papa Francisco, Sínodo de los Obispos 2018, obispos de China, Sínodo de los jóvenes, católicos perseguidos

Comentarios