10 de noviembre de 2016 7:30 am

España: Católicos protestan tras fiesta de Halloween en un convento cerrado

Redacción ACI Prensa

Fachada del Convento de las religiosas Concepcionistas Franciscanas de Calamocha (Teruel). Foto: Wikipedia.
Fachada del Convento de las religiosas Concepcionistas Franciscanas de Calamocha (Teruel). Foto: Wikipedia.

El consistorio del pueblo de Calamocha, en la ciudad de Teruel (España) organizó la fiesta de Halloween titulada ‘el convento del terror’ en el antiguo convento de las religiosas Concepcionistas Franciscanas, cerrado desde el año 2007 pero en el que se celebra todos los días misa en la capilla. Esta celebración ha levantado una fuerte protesta entre los vecinos y desde el consejo parroquial lo consideran una falta de respeto.

Según informaciones publicadas en la web Religión Confidencial, desde el consejo parroquial de Calamocha, integrado por Cáritas, Manos Unidas, y otras asociaciones, se han mostrado “en total desacuerdo” ante la elección del lugar para la fiesta del pasado 31 de octubre ya que “ahí se celebra la misa todos los días, se dan clases de catequesis a los niños y se guardan algunos pasos de Semana Santa. No es el sitio adecuado para celebrar Halloween”.

El convento de las monjas Concepcionistas Franciscanas estuvo durante más de 300 años en uso, pero se cerró en el año 2007.

El convento se pudo usar como lugar para la fiesta porque es propiedad del ayuntamiento. En el convento se encuentran enterradas 250 religiosas y, tal y como informa Religión Confidencial, “es un lugar de referencia y emblemático de la localidad”. Se había pensado en darle usos como biblioteca o lugar de conferencias y exposiciones.

En ese sentido desde el consejo parroquial precisaron que se había propuesto al alcalde “hacer una exposición o conferencia con motivo del día de Todos los Santos, y su respuesta fue que (el convento) se encuentra en la estado de conservación. Luego nos llevamos la sorpresa de que el consistorio organizó ahí la fiesta de Halloween”.

En la fiesta participaron 200 jóvenes que pagaron 3 euros cada uno por la entrada, mientras que la organización de la misma costó alrededor de 3.500 euros.

Como alternativa Halloween, cada vez más diócesis españolas y también de todo el mundo, celebran Holywins, que hace un juego de palabras y que significa ‘la santidad vence’. En esta propuesta se anima a los niños a vestirse como su santo preferido y así recordar también la llamada universal a la santidad.

También te puede interesar: 

Etiquetas: España, Iglesia en España, Halloween, Holywins

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios