5 de abril de 2018 - 12:52 PM

En un comedor social encontró a Dios y se bautizó en Pascua

Redacción ACI Prensa

Daniel en el momento de su bautismo por el Arzobispo de Madrid, el Cardenal Carlos Osoro y junto a José Ignacio, su padrino. Foto: Archimadrid
Daniel en el momento de su bautismo por el Arzobispo de Madrid, el Cardenal Carlos Osoro y junto a José Ignacio, su padrino. Foto: Archimadrid

La pasada vigilia de Pascua se bautizaron en la Catedral de la Almudena de Madrid (España) seis adultos, entre ellos Daniel, un joven que descubrió que era hijo de Dios en el comedor social al que acudía para recibir la cena por tener escasos recursos económicos.

Según reporta el semanario católico Alfa y Omega, Daniel junto con Blanca, su esposa, acuden desde hace un tiempo al comedor de la iglesia de San Antonio de los Alemanes, organizado por la Hermandad del Refugio en Madrid y que cada día ofrece la cena a más de 200 personas.  

La esposa de Daniel recibe una pensión por incapacidad y él está sin trabajo desde hace tiempo, por lo que salir adelante cada mes es una tarea complicada.

Daniel explica que al inicio iban sólo por los bocadillos, pero ahora también se encarga de ayudar en lo que sea necesario tanto en la iglesia como en el comedor.

Nació una amistad con el sacerdote Carlos Nerón, rector de la iglesia de San Antonio de los Alemanes, quien comenzó a explicar a Daniel algo más sobre el cristianismo hasta que, según precisa, decidió “dar el paso” y pedir ser bautizado.

Según explica el rector, “formar a alguien como Daniel supone empezar de cero y hasta enseñarle las oraciones básicas como el Padrenuestro y el Avemaría”, y apunta que todo comenzó “por una inquietud por las cosas de Dios y se ha ido concretando en un ir introduciéndole poco a poco en la relación con Cristo y el trato con el Señor a través de la oración”, porque según asegura el sacerdote “lo primero es la relación con Jesús, y después vienen los sacramentos, el Catecismo… Antes de todo eso viene el tener al Señor como dueño de tu vida”.

Otro de los puntos decisivos en su proceso de descubrimiento de la fe fue la buena relación con el sacerdote y con los hermanos que llevan el comedor. “Nos quieren mucho y no quieren que nos vayamos. Y si algún día faltamos, ya están preguntando qué nos ha pasado y por qué no hemos ido”, precisa Daniel a Alfa y Omega.

De hecho su padrino de bautismo fue Juan Ignacio, uno de los voluntarios de la Hermandad del Refugio. Este voluntario lleva 30 años en esta Hermandad que además del comedor tiene un servicio de ropero y de ayuda a las familias del barrio.

“Para mí, es una alegría y una satisfacción haber conocido a gente como Daniel y Blanca, que te dan más cariño del que tú puedas ofrecer. Es un auténtico lujo recibirles en nuestra casa, porque vienen aquí para quererte”, asegura Juan Ignacio.

Sobre su colaboración para que Daniel decidiera bautizarse y casarse por la Iglesia, Juan Ignacio asegura que “al final nosotros somos instrumentos para que personas como Daniel se den cuenta de lo que queremos compartir aquí en el Refugio”.

Y asegura que como padrino de Bautismo estará “para lo que él pida”, pero sobre todo “para ofrecerle muchas oraciones y mucha cercanía”.

Etiquetas: Bautismo, Iglesia en España, Madrid, Pascua, bautizados, Arzobispo de Madrid

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios