4 de agosto de 2020 - 4:09 PM

En fiesta del Cura de Ars, Obispo con coronavirus envía emotivo mensaje a sacerdotes

Redacción ACI Prensa

Mons. Gabriel Mestre en su primera consagración como obispo diocesano al ahora sacerdote, P. Gustavo Garzón (año 2018). Crédito: Facebook "Iglesia Mdp" (Diócesis de Mar del Plata)
Mons. Gabriel Mestre en su primera consagración como obispo diocesano al ahora sacerdote, P. Gustavo Garzón (año 2018). Crédito: Facebook "Iglesia Mdp" (Diócesis de Mar del Plata)

El Obispo de Mar del Plata (Argentina), Mons. Gabriel Mestre, recientemente diagnosticado con coronavirus, envió un mensaje de ánimo, agradecimiento y esperanza a los sacerdotes en su día, fecha en la que se celebra al Santo Cura de Ars.

Hoy la Iglesia Católica celebra al Santo Cura de Ars, patrono de los párrocos, y a todos los sacerdotes. Con motivo de esta fecha, el Obispo de Mar del Plata, Mons. Gabriel Mestre, que dio positivo al nuevo coronavirus hace tres días y se encuentra aislado en la Catedral de Mar de Plata, envió un emotivo mensaje a los presbíteros de su jurisdicción.

Mons. Mestre inició recordando el “contexto absolutamente inédito” que trajo la pandemia para los sacerdotes, como que “no tuvimos Misa Crismal, y que, con suerte, celebramos el Jueves Santo con uno o dos fieles y sin lavatorio de pies”.

“Si Dios nos regala mucha vida seguro contaremos a las próximas generaciones las diversas vicisitudes que tuvimos que atravesar”, dijo.

En ese sentido, Mons. Mestre celebró las diversas iniciativas que mantienen vivas las parroquias y espacios pastorales, y agradeció a los sacerdotes por su creatividad y disposición para llevar la vida de la Iglesia a los fieles en medio de las limitaciones del contexto.

“Quiero agradecerles queridos sacerdotes la creatividad de la fe que han desarrollado en este tiempo para pastorear a nuestro pueblo como Jesús quiere. Agradecerles la disposición del corazón a la audacia del Espíritu para llevar en medio de tantas privaciones y límites la vida de la Iglesia en cada comunidad a pesar del aislamiento”, señaló.

El Prelado también observó que gracias a la labor de los sacerdotes durante la pandemia, se lograron equilibrar “de forma dinámica las tres dimensiones de la Iglesia: kerygma-martyria, leiturgia y diakonia, como nos recuerda el querido Papa Emérito Benedicto XVI en DCE 25! ¡Gracias, muchas gracias por todo esto!”,

También, Mons. Mestre destacó la canción “Un Nuevo Sol”, interpretada por sacerdotes de la Diócesis de Mar del Plata a fines de julio, como un “testimonio de unidad en la diversidad” de presbíteros del territorio diocesano, y afirmó que la iniciativa le hizo mucho bien al pueblo.

Al respecto, el Prelado dijo que aún recibe comentarios positivos sobre la canción en los diferentes puntos de la Diócesis y que la letra “nos compromete más que nunca en la etapa que viene”.  

“Un nuevo sol se levanta sobre la nueva civilización que nace hoy. Una cadena más fuerte que el odio y que la muerte. Lo sabemos, el camino es el Amor”, dice el coro de la canción.

Continuando con este tema, el Prelado recordó las palabras del Papa Francisco que dijo la semana pasada que la pandemia es como un periodo del que “salimos mejores o peores, no hay camino intermedio”.

“¡Que anunciando a Cristo, el sol que nace de lo alto, animemos a nuestro pueblo a que saque lo mejor de sí para esta nueva etapa donde más que nunca queremos construir la civilización del amor!”, dijo.

“¡Qué María, la Virgencita del Valle y el Santo Cura de Ars, intercedan por nosotros y toda la Iglesia Diocesana en camino sinodal! Con afecto y bendición de padre, hermano y amigo”, concluyó.

El lunes 3 de agosto en la tarde, la Diócesis de Mar del Plata informó que Mons. Mestre continúa con “picos de fiebre y dolor de cabeza”, pero ha mostrado una “leve mejoría”. Además, señaló que el Prelado está en contacto permanente con su médico, el Dr. Gastón Filippetti, y no presenta “ninguna complicación respiratoria o nuevos síntomas”.

Mons. Mestre agradece a todos por “las muestras de afecto y la oración” y les envía también “su afecto y cercanía con su bendición”, señaló la Diócesis. El Prelado “permanece atento a la realidad de la diócesis, acompañando con su oración, en especial, por la recuperación de los enfermos”, agregó.

Según un comunicado del 1 de agosto de la Diócesis de Mar del Plata, Mons. Mestre dio positivo a un segundo hisopado de coronavirus COVID-19, y desde entonces permanece aislado en la Catedral, donde está “separado del resto de los sacerdotes”, que también están en aislamiento “por ser contacto estrecho del obispo en la vida cotidiana”.

Además, informaron que la sede del Prelado permanecerá cerrada hasta el 7 de agosto como medida de prevención, pero la Catedral funcionará con normalidad y las comunicaciones oficiales serán canalizadas a través del Vicario General, P. Luis Alboniga.
 

Etiquetas: Argentina, mensaje, Iglesia en Argentina, Cura de Ars, coronavirus, sacerdote enfermo, pandemia, covid19, Diócesis de Mar del Plata

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios