4 de octubre de 2016 11:45 am

“En derechos humanos Cuba ha cambiado muy poco o nada”, denuncia líder del MCL

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Eduardo Cardet  Foto: Oswaldopaya.com
Eduardo Cardet Foto: Oswaldopaya.com

Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), visitó recientemente Madrid (España) invitado por la Universidad San Pablo CEU para participar en un curso de formación sobre la democracia.

Un conocimiento y formación que considera “indispensable” estar preparado “para lo que se avecina en nuestro país”. “Tenemos que conocer el funcionamiento del parlamento, cómo trabajar con leyes, cómo implementar actividades que son vitales para el funcionamiento de la democracia de manera moderada”, aseguró.

En entrevista concedida a ACI Prensa en Madrid, Cardet destacó la importancia de la solidaridad internacional para países como Cuba “en donde el régimen totalitario impide hacer una oposición eficaz”.

Por eso, apuntó que iniciativas como el MCL, que “pretende de manera pacífica lograr un cambio en el país, es decir, un Estado de derecho”, necesitan del “compromiso mínimo que pueden tener los países democráticos” con la constitución de la democracia en Cuba.

Este inicio de relaciones entre algunos países democráticos y Cuba ya ha comenzado, pero Cardet advierte que tiene que darse “una transformación que llegue a todos los ciudadanos”, ya que los incipientes cambios no se notan entre la población, “no porque las intenciones (de esos países) no sean buenas, sino porque el régimen lo impide”.

Es una “maniobra del régimen para mantenerse en el poder, para reinventarse a sí mismo y conservar sus privilegios”, señaló.

Relaciones diplomáticas

Entre el inicio de las relaciones diplomáticas y gubernamentales destaca el deshielo entre el gobierno de los Estados Unidos y el cubano, algo que calificó como positivo a pesar de que “no ha cambiado la actual falta de derechos y libertades”.

“Hay todavía una imposibilidad real de poder participar en los procesos económicos, políticos y sociales de nuestro país de una manera independiente y accesible para todos los ciudadanos”, señaló.

El Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano de Liberación asegura que actualmente existe en la opinión pública “una percepción distinta de lo que realmente está ocurriendo dentro de Cuba”, porque “en materia de derechos humanos se ha cambiado muy poco o nada”.

Ser la oposición de un régimen como el de Cuba no es nada sencillo y mucho menos si se encuentra dentro de la isla, por eso Cardet denuncia ante ACI Prensa que se enfrentan a “una mayor vigilancia, a más control, detenciones e incertidumbre en todos los ámbitos. Esto limita nuestra capacidad y eficacia para llevar el mensaje a los ciudadanos”.

Entre las principales dificultades subraya las acciones del régimen para “fabricar una causa común a cualquier persona que ellos decidan, en un momento determinado, ya sea a través de  la figura delictiva de desacato o de escándalo público. Usan esos mecanismos de manera indiscriminada para restar la capacidad de los activistas en su trabajo en el día a día”.

Sin embargo, Cardet asegura con firmeza que está dispuesto a pasar por encima de todas las dificultades porque es “un compromiso que hemos asumido con sencillez y responsabilidad, ya que hemos comprendido que si nosotros, los cubanos, no nos determinamos y nos esforzamos, Cuba no va a cambiar. Hay que estar allí y hacer un esfuerzo mancomunado tanto los de dentro como los de fuera para que sea un cambio decisivo”.

Entre las acciones que han llevado a cabo, Cardet destacó a ACI Prensa la entrega de decenas de miles de firmas del Proyecto Varela a la Asamblea Nacional del Poder Popular, “que pide el cambio en las leyes para ganar en los derechos que no tenemos en Cuba y que son derechos fundamentales”.

Así como la iniciativa “Un cubano, un voto”, presentada en junio también ante la Asamblea del Poder Popular.

Esta iniciativa propone que, “ante la posibilidad de que se conforme una nueva ley electoral –como dicen que se hará para el 2018–, esta contenga unos aspectos mínimos que permitan la participación ciudadana y que cada cubano pueda elegir y ser elegido, incluso para los cubanos que están en el exterior, que se les reconozca y se les permita participar en ese proceso electoral”.

Cardet señaló que esto contribuiría a que las demandas y peticiones de la oposición “sean escuchadas y creen un estado de opinión en la isla, favorable a los cambios y transformaciones que esta necesita”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Cuba, MCL, Derechos humanos, Movimiento Cristiano Liberación, Eduardo Cardet

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios