9 de julio de 2020 - 2:07 PM

En aniversario patrio de Argentina oran a la Virgen María por su protección

Redacción ACI Prensa

Independencia de Argentina y fiesta de la Virgen de Itatí. Crédito: Basílica Nuestra Señora de Itatí.
Independencia de Argentina y fiesta de la Virgen de Itatí. Crédito: Basílica Nuestra Señora de Itatí.

Con motivo del aniversario 204° de la independencia de Argentina, la Iglesia local oró a la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de Itatí, pidiendo su protección maternal.

La fiesta de la patrona de Corrientes coincide con el aniversario patrio y es una de las imágenes marianas que ha acompañado los albores de la patria argentina.

En la Misa presidida por el Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Poli, destacó que la Virgen María "iluminó los primeros pasos de la evangelización en América”.

“Ella comprometió su presencia cuando se gestaba nuestra nación, hace más de dos siglos, cuando los congresales provenientes de provincias lejanas, llegaban a la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán, consagraron su primera jornada, jornada para pedir a Dios inspiración y sabiduría en la causa que los apasionaba", dijo el Primado de la Argentina.

Sin embargo, "la independencia y libertad proclamada hace dos siglos no siempre se tradujo en tiempo de paz y progreso para todos”, reflexionó.

“Aun así, en medio de la pandemia que nos afecta a todos, hoy retomamos el sagrado legado que nos dejaron los hombres de Tucumán y con esperanza cristiana le pedimos a la Virgen de Itatí que ponga bajo su manto a la familia humana para superar la prueba de la enfermedad, y nos siga iluminando el camino para construir una Patria más justa, fraterna y solidaria", concluyó el Cardenal Poli.

En tanto, en la primera Misa de la jornada realizada en la Basílica de Nuestra Señora de Itatí, el Vicario Parroquial P. Derlis Sosa, manifestó que los tres pasos “para que una gestión de gobierno, fundada en la vida cristiana, sea exitosa” son “la pasión, la decisión y la acción".

En su mensaje destacó que primero es necesaria la pasión para sentir y para tomar decisiones. La decisión debe ser ejercida por “personas valientes” que pidan a “Dios la gracia para tomar decisiones justas”, dijo.

El P. Sosa explicó que la acción “es hacer, llevar eso que siento, a la obra” tres pasos “que permitirán que este Pueblo, el pueblo de la Virgen, y la Patria donde vivimos, sea para todos, y no para pocos”.

Antes de finalizar la Eucaristía, el sacerdote invitó a rezarle a la Virgen de Itatí “poniendo en sus manos maternales las intenciones de las autoridades de nuestro pueblo y las de cada uno de los servidores públicos, que son los que están ‘poniendo el pecho’ en este tiempo de pandemia, para cuidarnos”.

Las celebraciones en honor a la Virgen de Itatí se han realizado observando las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus y son transmitidas por redes sociales como el Facebook Basílica de Nuestra Señora de Itatí y los medios locales como Noticias Itateñas.

En tanto desde Tucumán, la ciudad donde se firmó la independencia patria, el Arzobispo del lugar, Mons. Carlos Sánchez, manifestó que la situación sanitaria actual exige “el distanciamiento, pero no el alejamiento y la indiferencia ante cada situación de vida” y obliga a “quedarnos en casa, pero pensando y haciendo algo por el hermano argentino que no tiene casa, abrigo, comida, remedios, educación y afecto”.

“Nuestra Argentina es una patria, tan rica en recursos y bienes materiales, personales e institucionales; pero empobrecida por el egoísmo, la indiferencia y las divisiones, que amenazan la vida de todos y de nuestra sociedad”.

“La sensación de esclavitud, el encierro de la cuarentena nos ha evidenciado que estamos llamados a vivir en libertad, pero una libertad responsable, que mira elige y decide en pos del bien de todos. Es la libertad que soñaron los fundadores de nuestra patria y que declararon los congresales en Tucumán”.

En ese sentido, el Arzobispo de Tucumán alentó la construcción de “una casa donde todos somos importantes, necesarios, valiosos y hermanos; donde haya lugar para todos, sin excluidos ni sobrantes; un hogar donde se engendra vida, se cuida la vida y se hace crecer la vida siempre y en toda forma”.

En su homilía agradeció la “entrega generosa y valiente” de tantos argentinos en tiempos de pandemia. “Gracias, Señor, por tu amor reflejado en el servicio de estos hermanos y gracias a cada uno de los servidores de la sociedad por haber sido signo de Cristo, compasivo y misericordioso”.

El Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, también expresó en un videomensaje que “pensar un 9 de julio, es pensar que todos somos Patria, que todos construimos nuestro mañana en el hoy de nuestra historia. Asumiendo también con dolor, con verdad, con luces y sombras el pasado que fue de todos”.

“Pidamos a Dios que, en esta nueva celebración de la patria, podamos refrescar esa oración que le pedimos al Señor, manifestándole nuestros sentimientos de heridos y agobiados, que lo necesitamos, que esté presente entre nosotros”.

“Lo pedimos desde una concepción del poder, como un servicio, de un estilo de liderazgo centrado en el servicio al prójimo y al bien común. Pensando en los líderes de hoy y de mañana, con integridad moral, con amplitud de miradas, con un compromiso serio por el bien de todos, por el respeto a la ley, por la coherencia de vida”, concluyó Mons. Olivera.

Etiquetas: Argentina, Fiestas Patrias, Tucumán, Virgen de Itatí, Arquidiócesis de Buenos Aires, Cardenal Mario Poli

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios