5 de agosto de 2022 - 7:10 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 10 de agosto de 2022 4:58 pm

Embajada china comparte caricatura anti-católica en medio de visita de Pelosi a Taiwán

Por Jonah McKeown
Redacción ACI Prensa

El día de la controvertida visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, la embajada china en Francia tuiteó una caricatura política que genera críticas por su aparente mensaje anticatólico.

La imagen, creada por un artista y propagandista chino llamado Wuheqilin, muestra a una mujer demacrada, encapuchada y parecida a una bruja, coronada con un anillo de estrellas, que recuerda a la Virgen María, saltando a la ventana de una guardería, intentando arrebatar a un bebé de su cuna.

Un hombre musculoso que sostiene un martillo, una clara alegoría del comunismo, observa la escena.

El rostro de la mujer sería el de Pelosi, tal como lo sugiere el texto que acompaña la imagen, con los hashtags #Taiwan y #Pelosivisit.

Sin embargo, el tuit también incluye el título de la imagen en chino, lo que oculta un segundo significado: "María, la ladrona de bebés".

Pelosi es una de las católicas de más alto perfil en la política estadounidense, solo superada por el presidente Joe Biden.

Su visita del martes a la isla de Taiwán, que Estados Unidos no reconoce oficialmente como independiente de China, representó, como informó el Washington Post, la visita de más alto nivel de un funcionario estadounidense a la isla autónoma en décadas.

En un texto en la parte superior de la imagen, escrito en inglés, se lee: "A nadie le gusta la guerra, pero ningún padre permitiría que alguien le robe a su hijo". También se puede ver un mapa de China en la pared, así como una imagen de una rana sobre la cabeza del bebé.

En un artículo de opinión para UCA News, el teólogo y antropólogo cultural Michel Chambon señaló que existe un precedente para la imagen de una rana, que se usa en China como un insulto para referirse a la gente de Taiwán.

También dijo que la caricatura representa a Pelosi como “una bruja que quiere robar a Taiwán de su patria”.

Benedict Rogers, un defensor de los derechos humanos británico que estudia la situación de China, calificó la imagen de “sorprendentemente cruda, sacrílega y profundamente ofensiva para los católicos y muchos cristianos de otras tradiciones en todo el mundo”.

“Es un ejemplo del régimen del Partido Comunista Chino en su forma más matonesca, depravada, repugnante e inhumana”, dijo Rogers, en declaraciones escritas para CNA, agencia en inglés del Grupo ACI.

“Esto indica lo que aquellos de nosotros que seguimos a China sabemos desde hace mucho tiempo: la absoluta hostilidad del régimen del Partido Comunista Chino hacia la religión”, indicó.

“En los últimos años hemos visto una intensificación de la persecución de los cristianos, incluidos los católicos, y una severa represión de la libertad religiosa en su conjunto”, añadió.

Michel Chambon señaló que la Santa Sede sigue siendo una de las únicas entidades con “importancia global” que mantiene relaciones diplomáticas con Taiwán. China considera a Taiwán parte de su territorio, mientras que Taiwán reclama su independencia.

“Para los propagandistas chinos con síndromes de persecución, fusionar la política estadounidense con el catolicismo global es un paso fácil”, escribió Chambon en UCA News.

El embajador chino en Francia, Lu Shaye, se ha referido a la visita de Pelosi como una "provocación innecesaria", y dijo esta semana que una vez que China logre su objetivo declarado de establecer el control sobre Taiwán, se iniciará un proceso de "reeducación" de la población de la isla, según informó Newsweek.

Esto parecería implicar un proceso similar al que tiene lugar ahora en Xinjiang, en el que millones de musulmanes uigures han sido detenidos en los últimos años en campos de “reeducación” y asimilados por la fuerza a la cultura china.

China ha estado realizando importantes ejercicios militares esta semana, que incluyeron el lanzamiento de grandes misiles en el mar alrededor de Taiwán, en el marco de la visita de Pelosi.

Chambon señaló que la imagen tuiteada “no solo es ofensiva, sino que indica un posible regreso a la ideología comunista temprana que podría dañar a muchos”.

Explicó que otra capa de significado de la imagen puede remontarse a un "mito" propagado por el gobierno en la década de 1950, sobre que "los orfanatos católicos eran fábricas para robar y matar bebés chinos".

El gobernante Partido Comunista Chino es oficialmente ateo, y los creyentes religiosos de todas las tendencias se han enfrentado a la persecución en China durante años.

La Iglesia Católica en China está dividida entre la Iglesia Católica “clandestina”, que es perseguida y leal al Papa, y la Asociación Católica Patriótica China, que es controlada por el gobierno.

En 2018, el Vaticano llegó a un acuerdo provisional aún no publicado con el gobierno chino, destinado a lograr la unificación de la Asociación Patriótica Católica China y la Iglesia clandestina, en comunión con Roma.

Sin embargo, la persecución de la Iglesia clandestina ha continuado y, según algunos, se ha intensificado.

El Obispo Emérito de Hong Kong, Cardenal Joseph Zen, de 90 años, un abierto crítico del acuerdo entre el Vaticano y China, enfrentará un juicio en septiembre junto con otros cuatro destacados defensores de la democracia.

Estados Unidos no tiene relaciones diplomáticas con Taiwán, pero tiene lo que su Departamento de Estado llama “una sólida relación no oficial”, que incluye profundos lazos comerciales.

Durante años, Estados Unidos ha operado bajo una “política de una sola China” para evitar enojar al gobierno chino. El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, ha dicho que la visita no es una señal de que la política del país sobre Taiwán haya cambiado.

Rogers, quien es un fuerte crítico del acuerdo del Vaticano con China en 2018 sobre el nombramiento de obispos, opinó que la clara animosidad del gobierno chino hacia el catolicismo, conocida desde hace mucho tiempo pero que se muestra completamente en la caricatura, proporciona "otra razón más por la cual el Vaticano debería repensar su relación con Beijing”.

El Papa Francisco ha dicho que espera que el acuerdo del Vaticano con China sobre el nombramiento de obispos católicos se renueve por un segundo período de dos años en octubre de 2022.

“A medida que se acerca la fecha límite para renovar el acuerdo con Beijing, el Vaticano debería considerar suspender el acuerdo a la luz del genocidio de los uigures, el desmantelamiento de las libertades de Hong Kong, el arresto del Cardenal de Hong Kong de 90 años Joseph Zen, la severa persecución de los cristianos en China y ahora este flagrante insulto a los católicos de todo el mundo”, dijo Rogers a CNA.

Traducido y adaptado. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: China, Iglesia en China, Católicos en China, Iglesia Católica en China, católicos de China, Partido Comunista de China

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios