Él tiene 100 años y ella 95: Llevan 75 de matrimonio y comparten la clave del éxito

Por Blanca Ruiz

MADRID, 14 Feb. 17 / 12:32 pm (ACI).- Eulogio y Martina llevan casados casi 75 años. Con motivo del día Mundial del Matrimonio, que coincide con la fiesta de San Valentín, el movimiento Encuentro Matrimonial les ha entregado el premio “Toda una vida de Amor 2017”.

Eulogio Martínez y Martina Abian se casaron el 26 de noviembre de 1942 en Guadalajara (España), y dentro de poco celebrarán los 75 años de ese día tan especial y desde el que nunca se han vuelto a separar.

En una entrevista concedida al diario ABC, Eulogio y Martina coinciden en señalar que la clave del éxito que los mantiene unidos y enamorados después de 75 años es paciencia y sobre todo, “quererse mucho”.

“La gente no se aguanta una, a la primera se acaba”, lamenta Martina.  De hecho Martina destaca en esa entrevista que no entiende cómo pueden romperse los matrimonios tan rápido: “siempre se discute, cómo no y más estando tanto tiempo juntos, pero hay que tener paciencia”.

Eulogio, cuenta con buen humor cómo comenzaron a salir juntos. Ella tenía 18 años y él 23. “Le pedí que tuviéramos una relación y me di cuenta que ella lo estaba deseando”, asegura Eulogio divertido, a lo que Martina responde: “sí es cierto, a mí me gustaba mucho, era muy guapo, muy formal, me encantaba, ¡tiene cien años y mira cómo está!”.

Un año después se casaron. “Fue un día muy grande, como para todos los novios que se casan enamorados, no como ahora, que se casan solo para cambiar de pareja”, precisa Martina a ABC. Tuvieron siete hijos.

Eulogio ingresó en la Guardia Civil, un cuerpo policial de España, y por su trabajo y los ascensos tuvo que cambiar de destino en varias ocasiones. “Lo acompañé a todas partes”, cuenta Martina al diario español.

“Vivíamos en los cuarteles y cuando no había, en casas particulares” y, según cuenta, los años pasaron más o menos tranquilos, sin grandes sobresaltos. “No tuvimos etapas de más o menos acercamiento, de mayor o menor intensidad, cuando discutíamos, al otro día ya estábamos contentos”, aseguran.

Después de toda una vida juntos, afirman estar seguros que “no podrían vivir sin el otro”, no por rutina o por estar acostumbrados, sino por amor. De hecho, uno de sus hijos cuenta al diario que recientemente operaron a Martina de la cadera y Eulogio no pudo esperar sin verla. “La besé, claro, pero al final ¡me pegó el constipado!”, bromea Eulogio.

Aunque todavía tienen mucha energía, Eulogio asegura que preferiría “irse antes para que ella pueda disfrutar y buscar otro”. Martina ríe, pero insiste: “Yo me muero con él, no hay otro igual”.

Desde Encuentro Matrimonial afirman que Eulogio y Martina “son una prueba de que el amor puede durar toda la vida”.

“No es cuestión de suerte: Hay que querer amar, cuidar la relación y la comunicación, y gestionar esas diferencias que cualquier pareja tiene. Y es que también se puede aprender a amar bien”, indican en un comunicado.

El testimonio de estos esposos brilla en España cuando, según datos del Instituto Nacional de Estadística, durante el año 2015 más de 100.000 parejas se separaron, divorciaron o consiguieron la nulidad.

Encuentro Matrimonial es un movimiento católico que ofrece un “Fin de Semana especial”, como una experiencia que contribuye a que la pareja se afiance en su amor y profundice en su relación. Está abierto a parejas de cualquier religión y también a no creyentes.

Anualmente, Encuentro Matrimonial entrega los premios “Toda una vida de amor” a los matrimonios más longevos, para demostrar que es posible un amor único y para siempre.

Encuentro Matrimonial está presente en más de 100 países de los cinco continentes. Anualmente más de 30.000 parejas en todo el mundo consiguen renovar su amor gracias a esta vivencia.

También te puede interesar: 

Etiquetas: España, Matrimonio, ancianos

Comentarios

Todos los mensajes del Papa en Colombia
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez
Cara a cara con Alejandro Bermúdez