16 de abril de 2019 8:33 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 22 de mayo de 2019 7:07 pm

El pedido del Arzobispo de París por Semana Santa tras incendio de Notre Dame

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Foto referencial: Pixabay dominio público
Foto referencial: Pixabay dominio público

Tras el incendio que devastó la Catedral de Notre Dame, el Arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit, pidió a todas las personas de buena voluntad que coloquen una vela en sus ventanas la noche del Sábado Santo, como un signo de “la luz que ilumina las tinieblas” y del triunfo de la vida sobre la muerte.

“Propongo a todas las personas de buena voluntad que coloquen en sus ventanas, en la noche de Pascua, una vela como lo hacemos en todas las iglesias en la Vigilia Pascual con el rito del fuego nuevo. Esto significa que la luz ilumina las tinieblas, que la vida triunfa definitivamente sobre la muerte”, escribió el Prelado en un mensaje publicado por el sitio web de la Arquidiócesis de París el 16 de abril.

“Notre Dame, nuestra querida catedral, testigo de tantos eventos importantes de nuestro país, fue destruida por un incendio luego de haber resistido tanto tiempo los avatares de su historia. Francia llora y con ella todos sus amigos del mundo entero”, indicó el Arzobispo.

El fuego comenzó el lunes 15 de abril alrededor de las 6:50 p.m. (hora local), destruyó la aguja de 93 metros y buena parte de la iglesia, aunque la estructura quedó estable. Se lograron salvar el Santísimo Sacramento, la Santa Corona de Espinas, un pedazo de la cruz de Jesús y un clavo con los que se crucificó a Cristo.

Francia, continuó el Prelado parisino, “está tocada en el corazón porque sus piedras son testigo de una esperanza invencible que, por el talante, el coraje, el genio y la fe de sus constructores, edificó este lugar luminoso”. “Esta fe refleja la nuestra, es la que mueve montañas y la que nos permitirá reconstruir esta obra maestra”, agregó.

El Arzobispo agradeció todas las muestras de cercanía y afecto; y alentó a vivir “intensamente esta semana que es realmente decisiva para los cristianos”.

En esta Semana Santa, prosiguió, “reencontrémonos con el Padre que nos dio el don del Bautismo para que seamos sus hijos. Dios es fiel y espera siempre a que volvamos hacia Él que nos tiende sus brazos”.

Tras invitar a la Misa Crismal que celebrará en la iglesia de Saint-Sulpice, Mons. Aupetit dijo que esta será “ocasión para que todos manifestemos nuestra unidad, nuestro fervor y nuestra confianza en el porvenir. Sabemos bien que no solo vamos a reconstruir nuestra catedral sino también nuestra Iglesia cuyo rostro ha sido herido”.

Para concluir, el Arzobispo de París dijo que el incendio de la catedral le permitirá a “nuestro país reencontrar una unidad feliz para que todos podamos construir juntos lo que está escrito en la fachada de nuestros edificios públicos: la fraternidad. Creemos que ella encuentra su origen en la paternidad de Dios, fuente de todo amor”.

Por su parte, el rector de la Catedral de Notre Dame, Mons. Patrick Chauvet, dijo al diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, que si bien el incendio le ha causado “una profunda tristeza, una desolación por ver la catedral reducida así, también experimento la esperanza, una esperanza debida a la fe, a las numerosas expresiones de cercanía que estoy recibiendo de todo el mundo”.

Tras comentar que el presidente Macron le hizo llegar los mensajes de cercanía de diversos jefes de Estado cuando ingresaron a la catedral, el sacerdote dijo que “ante este drama se está creando una gran comunión, una comunión que espero se pueda convertir en una bella esperanza”.

“Lo que me conmovió particularmente fue haber visto que la Virgen estaba ahí de pie, María Reina, la Virgen coronada. La vi sobre su pilar y pensé en la madre de Jesús en las bodas de Caná, con las palabras ‘la madre de Jesús está allí’”, tras lo cual elevó una breve oración.

El rector explicó que ahora se debe decidir qué iglesia podrá “sustituir temporalmente a la catedral para que el Arzobispo siga celebrando la Misa” y “yo me ocuparé de la catedral, esa es mi misión”.

Para la reconstrucción ya se ha anunciado una colecta global, que tiene hasta ahora como uno de sus principales benefactores al millonario francés Francois-Henri Pinault, dueño de Kering que reúne a marcas como Gucci e Yves Saint Laurent, que ofreció 100 millones de euros.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha ofrecido que la Catedral de Notre Dame de París estará reconstruida dentro de cinco años.

Etiquetas: Incendio, Francia, Semana Santa, Pascua, Sábado Santo, Catedral de Notre Dame, Incendio en Iglesia, Incendio en Notre Dame

Comentarios