16 de enero de 2018 6:38 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 16 de enero de 2018 7:23 pm

El Papa rezó ante reliquias de San Alberto Hurtado, fundador de El Hogar de Cristo

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Papa Francisco se reúne con beneficiarios del Hogar de Cristo / Captura de Pantalla
Papa Francisco se reúne con beneficiarios del Hogar de Cristo / Captura de Pantalla

Luego del encuentro con los sacerdotes y la vida consagrada, y con los obispos de Chile, el Papa Francisco se dirigió hacia el Santuario San Alberto Hurtado, en Santiago, para rezar ante la tumba del santo chileno, reunirse con la comunidad jesuita y con algunos beneficiarios de las obras sociales ligadas.

El Santo Padre ingresó en un vehículo cerrado hasta la tumba de San Alberto Hurtado, una cripta de roca donde descansan los restos del santo jesuita.

En ese lugar también se reunió en privado con la comunidad jesuita en Chile durante unos treinta minutos.

Acto seguido se dirigió a la explanada para compartir con unos 25 representantes de las obras sociales ligadas al Hogar de Cristo.

Luego de ser recibido por Pablo Walker, capellán del Hogar de Cristo, el Santo Padre escuchó el testimonio de Liliana López, voluntaria del jardín infantil Alto Belén perteneciente al Hogar de Cristo,

Ella manifestó que “la solidaridad no sólo es dar algo material a quien más lo necesita, sino que es escuchar y acompañar”.

“Porque muchas veces un abrazo es mucho más útil y mucho mejor que dar algo material. Para nosotros la unión crea comunidad y esa comunidad unida es capaz de enfrentar cualquier contratiempo que se nos presente”, agregó.

También, el Santo Padre bendijo unas sopaipillas, una masa de zapallo amarillo frita típica de Chile, hechas por Sonia Castro y su hija Isabel Reinal ambas de la Parroquia Jesús Obrero, templo que forma parte del Santuario.

Luego Doris Fels, residente del hogar de adultos mayores del Hogar de Cristo, acompañada por Natalie Aibijian, una inmigrante siria de 11 años, regalaron al Santo Padre una Biblia forrada con una arpillera creada por voluntarias del taller Anita Cruchaga y acogidas de la hospedería de mujeres del Hogar de Cristo.

El trabajo artesanal muestra a Jesucristo con una oveja en sus brazos tomando mate con el Padre Hurtado y sus amigos.


El Santo Padre regaló a la institución el cuadro del Cristo Resucitado, inspirado en la famosa y venerada imagen del Jesús Misericordioso de la Hermana Maria Faustina Kowalska.

Por último, el Papa Francisco dirigió el rezo del Padre Nuestro e impartió la bendición.

Para la visita del Santo Padre se colocaron tres “cruces de la virtud” que representan las virtudes teológicas de la Iglesia: Fe, Esperanza y Caridad

Estas estructuras, cada una de siete metros por cuatro de ancho, fueron pintadas por seis artistas y cada una fue pensada en cada una de las regiones que el Santo Padre visitará.



También te puede interesar:



 

Etiquetas: Chile, San Alberto Hurtado, El Papa en Chile, Francisco en Chile, Hogar de Cristo

Comentarios