14 de septiembre de 2019 11:24 am

El Papa propone al patriarca Abraham como modelo de evangelización

Redacción ACI Prensa

El Papa junto con miembros de la Comunidad Abraham. Foto: Vatican Media
El Papa junto con miembros de la Comunidad Abraham. Foto: Vatican Media

Silencio y escucha, esas son las dos actitudes que, según el Papa Francisco, el cristiano puede aprender del patriarca Abraham para ponerse en camino siguiendo un modelo de evangelización de “éxodo”.

Durante la audiencia que concedió a miembros de la Comunidad Abraham este sábado 14 de septiembre en el Vaticano con motivo de los 30 años de la fundación de esta institución, el Santo Padre destacó el recorrido de evangelización inspirado por la fe de Abraham en la promesa de Dios.

Esta comunidad se fundó en 1989 con la propuesta de un camino de conversión y de crecimiento espiritual sostenida por la acción del Espíritu Santo, con una referencia continua a María como modelo de vida y de oración.

El Papa invitó a inspirar la vida y la acción pastoral en el Patriarca Abraham. “Él les enseña, sobre todo, a obedecer la llamada del Señor. No importa de qué modo o en qué circunstancia, el Señor se hace presente en nuestra vida”.

Francisco señaló que “el Señor es creativo, es el Señor de las sorpresas, cuando no le esperamos llega y nos indica los diferentes caminos”. Lo importante, subrayó el Papa, “es escuchar su voz”.

“Para poder percibir su palabra es necesario el silencio de la escucha. El ‘ruido’ bueno es el del Espíritu Santo que nace del silencio de la escucha. Si no hay silencio de escucha, el ruido no es un ruido ungido por la fuerza del Espíritu Santo”.

“La fe de Abraham le llevó a dejar su tierra y su casa para ir a un lugar desconocido, pero con la garantía de la promesa de Dios. Por eso los evangelizadores necesitan fiarse de Dios y estar preparados para ponerse en camino, para salir”.

El Papa puso otros ejemplos de personas que, al igual que Abraham, se pusieron en camino con fe en Dios. “Pensemos también en Moisés. Pensemos en San José: creo que San José hasta el fin de su vida tenía miedo de quedarse dormido porque cada vez que se dormía le cambiaban los planes”, bromeó el Papa para explicar la fe de San José en la palabra de Dios.

“Es importante salir para ir al encuentro de cuantos el Señor pone en nuestro camino”. Ese estilo de evangelización el Papa lo definió como “el estilo del éxodo”.

Al igual que hizo en otras ocasiones, el Papa insistió en que “la ternura que el Espíritu Santo nos da nos hace testigos, porque el camino del Espíritu Santo no es el proselitismo, es el testimonio”.

“Si alguno viene a hacer proselitismo, no es Iglesia, es secta. La Iglesia que quiere el Señor, como decía el Papa Benedicto XVI, no crece por proselitismo, crece por atracción, es decir, la atracción del testimonio, y detrás del testimonio siempre está el Espíritu Santo”, concluyó el Papa Francisco.

Etiquetas: Vaticano, Evangelización, Papa Francisco

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios