El Papa Francisco rezó en la Misa de este domingo 26 de abril celebrada en la Casa Santa Marta por las personas que, ante la situación de incertidumbre causada por la pandemia de coronavirus, sufren la tristeza.

“Rezamos hoy, en esta Misa, por todas las personas que sufren la tristeza porque están solas o porque no saben qué futuro les espera, o porque no pueden sacar adelante a la familia porque no tienen dinero, porque no tienen trabajo. Hay mucha gente que sufre tristeza. Por ellos, rezamos hoy”, dijo el Pontífice.

En los últimos días, el Santo Padre ofreció la Misa que celebra todos los días en su residencia de Casa Santa Marta por los profesionales de los servicios fúnebres “que sienten el dolor de esta pandemia muy cerca”.

Ofreció la Misa también por los profesores, los maestros que deben impartir sus lecciones a distancia por medio de internet, y también por los estudiantes, que deben enfrentarse a los exámenes en esta situación.

Asimismo, rezó también por las familias necesitadas, las más expuestas a las consecuencias del deterioro económico como consecuencia de la pandemia, y que, en muchos lugares, son además víctimas de los usureros que se aprovechan del drama causado por el coronavirus para obtener más beneficios explotando a los más vulnerables.