El Papa Francisco solicitó este 30 de julio “responsabilidad cívica” ante la crisis de Gobierno en Italia.

Así lo dijo el Santo Padre en la rueda de prensa que concedió a los periodistas durante el vuelo de regreso de Canadá hacia Italia.

Al responder a una pregunta de un periodista italiano que recordó el “momento difícil” por el que pasa Italia, que causa también “preocupación a nivel internacional”, el Papa Francisco indicó en primer lugar que “no quiero inmiscuirme en la política interior italiana”.

Luego, el Santo Padre indicó que “nadie puede decir que el presidente (Mario) Draghi no era un hombre de gran prestigio internacional, había sido presidente del Banco, una buena carrera, digamos”.

En esta línea, el periodista Ignazio Ingrao preguntó al Pontífice cuál es el llamado que hace a “las fuerzas políticas ante estas difíciles elecciones”, a lo que el Papa Francisco respondió: “responsabilidad, responsabilidad cívica”.

El pasado 23 de julio el Papa Francisco elogió al presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, por el servicio que realiza a favor del país.

Más en Vaticano

Con ocasión de su cumpleaños 81, el Papa Francisco envió un telegrama a la autoridad italiana, en el que aseguró sus oraciones por Sergio Mattarella “y por el alto servicio que presta en favor del querido pueblo”.

“En esta coyuntura particular, marcada por no pocas dificultades y decisiones cruciales para la vida del país, usted sigue ofreciendo una contribución fundamental e indispensable, con una autoridad gentil y una dedicación ejemplar”, escribió entonces el Papa.

Actualmente Italia atraviesa por una crisis de gobierno tras la renuncia del presidente del Consejo de Ministros, Mario Draghi, y la pérdida de la mayoría en el parlamento.

Por ello, Italia acudirá a las urnas el 25 de septiembre.

Después de la renuncia de Draghi, Sergio Mattarella afirmó que “no fue posible formar una nueva mayoría”, y añadió que el Gobierno tiene “las herramientas para operar antes de que se forme el nuevo ejecutivo” por lo que “no hay pausas posibles en el momento que estamos atravesando”.

De este modo, el jefe del Estado expresó su deseo de que “a pesar de la intensa y a veces aguda dialéctica de la campaña electoral, exista una contribución constructiva de todos en el interés superior de Italia”.

(El artículo continúa después)