El Papa Francisco invitó a acoger y testimoniar el Evangelio de la vida al promover y defender la vida humana en todas sus fases.

“El cristiano es aquel que dice sí a la vida, que dice sí a Dios, el Viviente”, escribió el Papa en un mensaje a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es el 25 de marzo.

 

 

Más en Vaticano

En 2020, el Santo Padre recordó la publicación de la carta encíclica de San Juan Pablo II Evangelium vitae el 25 de marzo de 1995, Solemnidad de la Anunciación del Señor.

El Papa Francisco destacó que la encíclica Evangelium vitae resalta “el valor y la inviolabilidad de la vida humana” y señaló que el Evangelio de la vida “debe ser anunciado de forma prioritaria”.

“La vida que estamos llamados a promover y a defender no es un concepto abstracto, sino que se manifiesta siempre en una persona de carne y hueso: un niño apenas concebido, un pobre marginado, un enfermo solo y desanimado, o en estado terminal, uno que ha perdido el trabajo, o que no consigue encontrarlo, un migrante rechazado o guetizado”, dijo el Papa en la audiencia general del 25 de marzo de 2020.

En esta línea, el Pontífice citó las primeras frases de esta encíclica: “El Evangelio de la vida está en el centro del mensaje de Jesús. Acogido con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con intrépida fidelidad como buena noticia a los hombres de todas las épocas y culturas”.

En 2019, el Papa Francisco remarcó que los fieles están llamados a defender y servir la vida “desde la concepción en el seno materno hasta la edad avanzada, cuando esté marcada por la enfermedad y el sufrimiento”.

“No está permitido destruir la vida, hacerla objeto de experimentos o de falsas concepciones” expresó el 12 de junio de 2019 el Papa.

(El artículo continúa después)

En este sentido, el Santo Padre pidió oraciones “para que la vida humana sea respetada siempre, dando testimonio de los valores del Evangelio, especialmente en el ámbito de la familia”.