17 de enero de 2018 11:47 am

El Papa Francisco ofrece 3 consejos a los mercedarios en su 800° aniversario

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco y el escudo de la Orden de la Merced. Foto: Orden de la Merced / ACI Prensa
El Papa Francisco y el escudo de la Orden de la Merced. Foto: Orden de la Merced / ACI Prensa

El Papa Francisco envió un mensaje a los miembros de la Orden de la Bienaventurada María Virgen de la Merced, fundada por San Pedro Nolasco y conocida como mercedarios, con motivo del octavo centenario de su aprobación por el Papa Gregorio IX, y los invitó a conservar la herencia de la orden, a confiar en la Virgen María y a dejarse amar por Dios.

Para explicar mejor estos consejos, el Santo Padre recordó a tres figuras esenciales en la historia de la Orden mercedaria: San Pedro Nolasco, la Virgen María y Cristo Redentor.

1.- Conservar la herencia

El Pontífice llamó a los miembros de la Orden a conservar la herencia recibida por San Pedro Nolasco y todos los demás mercedarios a lo largo de la historia.

Recordó que San Pedro Nolasco es el depositario de carisma entregado por Dios y que “en esa vocación está el corazón y el tesoro de la Orden, pues tanto la tradición de la misma como la biografía de cada religioso se fundamentan en ese primer amor”.

“En el rico patrimonio de la familia mercedaria, iniciado con los fundadores y enriquecido por los miembros de la comunidad que se han sucedido a lo largo de los siglos, se concitan todas las gracias espirituales y materiales que ustedes han recibido”.

El Pontífice invitó a aprovechar esa “historia de amor enraizada en el pasado” para abrirse al futuro “en los dones que el Espíritu sigue derramando hoy sobre cada uno de ustedes”. En ese contexto, animó también a redescubrir “el primer amor de la Orden y de la propia vocación, para renovarlos continuamente”.

2.- Confiar en la Virgen

El Papa destacó la importancia de la Virgen María, y en especial bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced, e invitó a confiar en “su poderosa intercesión”.

Francisco explicó que la Virgen “es la respuesta de Dios al clamor del pueblo que espera la liberación. Así, es maestra de consagración a Dios y al pueblo, en la disponibilidad y el servicio, en la humildad y la sencillez de una vida oculta, totalmente entregada a Dios, en el silencio y en la oración”.

3.- Dejarse amar por Dios

La tercera persona central de la historia de la Orden de la Merced señalada por el Santo Padre es Cristo Redentor: “En Él damos un salto cualitativo, pues pasamos de los discípulos al Maestro”.

Francisco explicó que “como al joven rico, Jesús nos interpela con una pregunta que nos toca profundamente: ¿Quieres ser perfecto?”. La invitación de Jesús se sustenta en el amor de Dios hacia sus hijos: “Jesús nos mira a los ojos y nos ama, pidiéndonos que lo dejemos todo por seguirle”.

“Todos estamos llamados a vivir la alegría que brota del encuentro con Jesús, para vencer nuestro egoísmo, salir de nuestra propia comodidad y atrevernos a llegar a toda periferia que necesita la luz del Evangelio. Podemos responder al Señor con generosidad cuando experimentamos que somos amados por Dios a pesar de nuestro pecado y nuestra inconsistencia”.

Por último, el Papa pidió que “el Señor les dé la fuerza para abandonar lo que les ata y asumir su cruz, de modo que dejando el manto y agarrando su camilla puedan seguirlo por el camino y habitar en su casa por siempre”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco, mercedarios

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios