5 de marzo de 2022 - 7:10 AM

El Papa Francisco agradece generosidad de quien adopta a distancia

POR MERCEDES DE LA TORRE | ACI Prensa

Papa Francisco en el Vaticano. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Papa Francisco en el Vaticano. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco agradeció la generosidad de las personas que realizan una adopción a distancia porque permiten que el niño o la niña se sientan queridos y no les falte lo necesario para su crecimiento.

Así lo dijo el Santo Padre este 5 de marzo al recibir en el Vaticano a miembros del proyecto “Agata Smeralda” que coordina adopciones a distancia con alrededor de 70 mil beneficiados.

“Quien decide hacer una adopción a distancia está motivado por el deseo de echar una mano a un niño o una niña para que se sienta querido o querida, para que no le falte lo necesario, para que crezca bien...”, destacó el Papa.

Además, el Santo Padre señaló que el trabajo de esta iniciativa involucra a muchas personas benefactores, entre ellos, laicos, religiosas y sacerdotes “que trabajan en las periferias del mundo”, como en Salvador de Bahía (Brasil).

“Doy gracias al Señor con ustedes. Y aprecio el hecho de que atribuyen todo esto a su Providencia”, resaltó el Papa quien añadió “Sí, somos solo colaboradores de la Providencia. Y esto nos llena de alegría y gratitud”.  

Luego, el Pontífice recordó que recientemente en una de las catequesis dedicadas a San José abordó la cuestión de la adopción de los hijos.

En aquella ocasión, resaltó y animó “a los cónyuges que abren sus corazones y sus hogares para acoger a un niño que no tiene familia” y añadió que “esta sensibilidad, esta apertura, esta paternidad y maternidad son también la base de su compromiso”.

“Les agradezco mucho, porque cooperan a difundir en el mundo la ternura de Dios, su paternidad, que es el gran regalo que nos hizo Jesús. Jesús no se limitó a hablarnos del Padre, no, nos acogió en su propia relación con el Padre. Por eso se encarnó y nació de María, por eso vivió nuestra existencia humana, por eso sufrió, murió y resucitó: todo para que nosotros, cada uno de nosotros, podamos convertirnos en hijos del Padre que está en el cielo”, advirtió el Papa.

En esta línea, el Santo Padre subrayó que existe mucha necesidad de paternidad y de ternura porque “la verdadera revolución en el mundo la hacen los que trabajan día a día, en silencio, para que los pequeños y los pobres dejen de ser despreciados, desechados, abandonados, y puedan levantarse y vivir según su dignidad de hijos de Dios”.

“Y una adopción a distancia bien preparada, bien supervisada y bien acompañada hace precisamente eso. Es una pequeña semilla del Reino de Dios, que crece y da fruto en la medida en que se cultiva con amor”, afirmó el Papa.

Por último, el Santo Padre los alentó a seguir hacia adelante con la gracia de Dios e impartió su bendición a los presentes y a todos los que apoyan las adopciones a distancia, así como también a los muchos niños y niñas beneficiados. “Que la Virgen los proteja siempre. Y por favor, no se olviden de rezar por mi”.

Etiquetas: solidaridad, Papa Francisco, Adopción

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios