28 de mayo de 2019 2:38 pm

El Papa explica caso de Mons. Zanchetta, obispo argentino acusado de abusos

Redacción ACI Prensa

Mons. Gustavo Zanchetta. Crédito: Captura Youtube AICA
Mons. Gustavo Zanchetta. Crédito: Captura Youtube AICA

En la extensa entrevista que concedió a la periodista mexicana de Televisa, Valentina Alazraki, el Papa Francisco explicó la situación del caso de Mons. Gustavo Zanchetta, obispo argentino acusado de presuntos abusos sexuales y de poder.

El Santo Padre dijo que “antes que yo le pidiera la renuncia, hubo una acusación y yo inmediatamente lo hice venir a él acá con la persona que lo acusaba y explicarla. Una acusación con teléfono”.

Entre las diversas acusaciones en contra de Mons. Zanchetta, que fue Obispo de Orán en la provincia de Salta hasta agosto de 2017, estaban las de haber enviado fotos íntimas desde su celular.

Según el diario argentino El Tribuno, el Obispo argentino también habría acosado a seminaristas, no habría registrado la venta de un inmueble, habría manejado fondos a discreción y habría abusado de su poder.

Sobre las acusaciones, el Papa Francisco dijo en la entrevista con Alazraki que “la defensa de él es que (el celular) se lo habían hackeado, y se defendió bien, entonces frente a lo obvio y una buena defensa queda la duda, pero, In dubio pro reo entonces, bueno, volvé. Y se venía el cardenal de Buenos Aires para que fuera testigo de todo eso”.

El Papa dijo que siguió el caso “de manera especial. Evidentemente que él tenía en su trato, un trato –algunos dicen déspota– mandón, pues, manejo económico de las cosas no del todo claro parece, esto no está probado. Pero ciertamente que el clero se sentía no bien tratado por él. Se quejaron, se quejaron hasta que hicieron como clero una denuncia a la Nunciatura”.

“Yo llamé a la Nunciatura, y el Nuncio me dijo: ‘Mire, la cosa de la denuncia es seria por maltrato’, abuso de poder, podríamos decir, ¿no? Ellos no lo llamaban así pero vamos. Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España a hacer un test psiquiátrico, algunos medios dijeron: ‘y el Papa le regaló un veraneo en España’. Fue a hacer un test psiquiátrico”, precisó el Papa Francisco.

El Santo Padre indicó además que “el resultado del test era dentro de lo normal, aconsejaban el tratamiento del viajero, una vez por mes. Viajar a Madrid a hacerse dos días de tratamiento, entonces no convenía que volviera a Argentina por eso. Entonces lo tuve acá y como el test decía que tenía capacidad de diagnóstico de gestión, bueno, asesor, asesor. Algunos lo interpretaron acá en Italia como un 'parcheggio' ('estacionamiento')”.

Sobre las críticas que recibió tras haber decidido nombrarlo asesor de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica (APSA) en 2017, pese a que habría tenido un mal manejo económico, el Papa Francisco respondió que “no era así. Económicamente era desordenado pero mal manejo económico no tuvo por las obras que ha hecho. Era desordenado pero la visión es buena. Y empecé a buscar la sucesión”.

Ya con Mons. Luis Antonio Scozzina como Obispo de Orán, “en diciembre del año pasado decidí hacer la investigación previa de las acusaciones que había. Designé al Arzobispo de Tucumán”, Mons. Carlos Alberto Sánchez para investigar el caso cuyos resultados llegaron al Papa Francisco hace “quince días. Llegó oficialmente la investigación previa. La leí, y vi que era necesario hacer un juicio. Entonces lo pasé a la Congregación de la Doctrina de la Fe, donde están haciendo el juicio”.

El Papa Francisco explicó que “no tiene que andar publicando todos los días lo que está haciendo” y precisó que respecto a Mons.Zanchetta “no quedé quieto desde el primer momento de este caso”.

“Ahora, en qué va a terminar el juicio, no sé lo dejo en manos de ellos (la Congregación para la Doctrina de la Fe)”. “De hecho al ser obispo tengo que juzgarlo yo, pero en este caso dije no. Hagan un tribunal, dan la sentencia ustedes y la promulgo yo”, concluyó.

El caso de Mons. Gustavo Zanchetta

Mons. Gustavo Óscar Zanchetta, Obispo Emérito de Orán y asesor de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica (APSA) desde diciembre de 2017, se encuentra bajo investigación por presuntos abusos sexuales y de poder.

Así lo confirmó el 4 de enero el Director Interino de la Sala de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, quien precisó que se trata de denuncias presentadas a fines de 2018 por varios seminaristas de la Diócesis de Orán.

Gisotti señaló que mientras dure la investigación preliminar, Mons. Zanchetta “se abstendrá del trabajo” en la Santa Sede.

El domingo 20 de enero la agencia Associated Press (AP) difundió un informe que recoge las declaraciones del P. Juan José Manzano, exvicario de Mons. Zanchetta, en las que se afirmaba que el Vaticano habría tenido conocimiento desde 2015 de las denuncias de abuso sexual cometido por el Obispo Emérito de Orán.

Sin embargo, el P. Manzano negó que el Pontífice y el Vaticano tuvieran intención de mentir o encubrir a Mons. Zanchetta. En su opinión, el Santo Padre y los funcionarios del Vaticano habrían sido víctimas de la manipulación de Zanchetta.

Según el diario El Tribuno de Salta, serían tres los seminaristas que sufrieron abusos por parte del Obispo Zanchetta. “Tres se animaron a denunciar y dejaron el seminario. Otros diez fueron manipulados a nivel psicológico para acallar los abusos que vieron”, indicó una fuente citada por el periódico.

Los abusos que fueron denunciados ante la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires “habrían ocurrido en fiestas que él organizaba los viernes con seminaristas. Allí, además, les daba alcohol”.

El Tribuno también señala que Mons. Zanchetta, cuando fue Obispo de Quilmes se fue con “acusaciones, abusos de poder y desmanejos económicos”. “Por este motivo, varios laicos y religiosos se opusieron a su designación”.

Etiquetas: Argentina, Vaticano, Papa Francisco, abusos, Gustavo Zanchetta

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios