13 de marzo de 2011 - 4:03 PM

El Papa consuela católicos en Pakistán tras asesinato de ministro

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Benedicto XVI / Ayesha Riyaz
Benedicto XVI / Ayesha Riyaz

Luego de la Audiencia General del Miércoles de Ceniza, el Papa Benedicto XVI dialogó brevemente con un sacerdote de Pakistán a quien expresó su profunda cercanía y solidaridad con los fieles de ese país tras el homicidio del ministro católico Shahbaz Bhatti, asesinado por extremistas musulmanes el pasado 2 de marzo.

Según señala la agencia vaticana Fides, en la audiencia general del 9 de marzo, el P. Shahzad Niamat, señaló que "le explicamos al Papa la situación de los cristianos en Pakistán, en donde ser testigo de la fe a veces lleva a la muerte".

"El Santo Padre se veía muy preocupado y expresó su solidaridad y su apoyo además de asegurarnos sus oraciones"

"El Papa nos comunicó su esperanza de que las cosas cambien y que en Pakistán se respete plenamente la dignidad humana y la libertad religiosa. Luego nos dio su bendición".

En declaraciones a ACI Prensa el 10 de marzo, la embajadora de Pakistán ante la Santa Sede, Ayesha Riyaz, comentó que el asesinato del ministro "es algo que ha afectado a todos, todos nosotros lo hemos sentido profundamente y lo soportamos y lo hemos condenado".

"Fue un hombre notable con un muy buen corazón que hizo muchas cosas buenas. Creo que es un hombre que ha dejado un legado, y ese legado es para la armonía y el diálogo interreligioso. Creo que ese legado seguirá porque nosotros estamos comprometidos con él".

Hasta el momento el voceado para suceder a Bhatti como ministro de minorías en Pakistán es Sherry Rehman, sobre quien también pesa actualmente una condena a muerte por parte de los extremistas musulmanes.

La diplomática no descartó que sea Rehman quien asumirá el cargo.

El ministro Shahbaz Bhatti fue interceptado por un grupo de enmascarados cuando salía de su residencia rumbo a su oficina. Los asesinos que dijeron ser miembros de Al Qaeda le dispararon con armas automáticas durante dos minutos. El ministro recibió en total ocho disparos que le causaron la muerte.

Los panfletos dejados por los asesinos del ministro Bhatti en la escena del crimen contenían frases como "fue muerto porque era cristiano, infiel y blasfemo", su asesinato es parte de "una guerra de religión para eliminar a aquellos que desean modificar la ley sobre la blasfemia"; y "por gracia de Allah, todos los que son miembros de la Comisión de revisión de la ley, irán al infierno".

La ley de blasfemia es una norma inspirada en la ley sharia (musulmana) que castiga a quienes ofendan al Corán o a Mahoma, suele usarse para perseguir a las minorías como la cristiana pues un musulmán puede acusar a alguien sin pruebas y sin testigos. Los castigos por quebrar esta ley llegan incluso hasta la pena de muerte.

El viernes y luego de la Misa de exequias el Arzobispo de Islamabad, Mons. Anthony Rufin, dijo que el funcionario "dio su vida por la fe. Estoy seguro de que la Iglesia, siguiendo sus tiempos, lo proclamará mártir".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios